“Mi querido zar” – Cristina Brocos

28 abr. 2015


Autora: Cristina Brocos 
Categoría: Romántica Erótica
Editorial: Grijalbo
Publicación: Agosto-Septiembre 2014
Protagonistas: Misha y Cristina

“Una historia de deseo y pasión dedicada a todas las lectoras que creen que estas cosas solo pasan en las novelas”. <<Mi querido zar>> es el homenaje de Cristina Brocos a un género que adora. Pero también es una novela apasionada y entrañable, teñida de humor y de auténtico erotismo. 

Sinopsis:
Cuando sube al avión rumbo a sus deseadas vacaciones en Canarias, Cristina sólo piensa en olvidar un matrimonio roto. En sus planes está disfrutar del sol, descansar y entretenerse con la lectura de maravillosas novelas románticas, su género favorito. Lo último que Cristina espera de este viaje es exactamente lo que va a sucederle: conocer a Misha, un empresario ruso millonario, atractivo, viril y tremendamente sexy, y que éste se fije en ella, en una maestra gallega treintañera con la autoestima algo baja, un pasado triste a su espalda y una risa muy contagiosa. Junto a él, Cristina siente todo lo que había imaginado cuando leía su novela de cabecera, Cincuenta sombras de Grey: noches de sexo desenfrenado, regalos generosos... Y amor de verdad. Sin embargo, a pesar de estar viviendo ese sueño, ella no termina de creérselo del todo... ¿Puede la vida ser tan fantástica como en las novelas? ¿Existen en el mundo real los finales felices?


Características de los personajes:

Cristina Ortega (Cris, Tis): 37 años, cabellos castaños con rizos, ojos marrones, cuerpo con curvas, ella se considera rellenita. Es española, de Asturias. Vive en Santiago. Es maestra de escuela. Tiene muy baja autoestima y es insegura, más que nada por todo lo que tuvo que vivir en su matrimonio. Está divorciada desde hace más de 2 años. Su padre, Benjamín, fue cartero y falleció a los 49 años. Tuvo a Tita, que fue como una madre para ella y falleció hace 2 años, de cáncer de mama.

Mijail Angelowsky (Misha): como unos 40 años, cabellos rubios cortos, ojos negros. Mucho de su vida privada es un misterio, pero sabemos que arrastra una gran tragedia personal y familiar. Es ruso, ha tenido una vida dura y ha sabido salir adelante con mucho esfuerzo, trabajo, y dedicación. Estuvo en la cárcel. Ahora es un rico empresario. Para él es muy importante ganar dinero, ya que sufrió muchas carencias, además para proteger a su hermana, que es la única familia que le queda.

Otros personajes: 1) Nadia (hermana menor de Misha; 22 años, guapa, ojos verdes); 2) Iván (hermano menor de Misha; era rebelde y andaba en malos pasos; falleció practicando submarinismo); 3) Tita (fue la mujer que crió a Cristina y a su hermano; fue como una madre para ellos; fallecida); 4) Carlos (ex marido de Cristina; empresario muy rico, se conocieron en una discoteca); 5) Paula (mejor amiga de Cristina; muy guapa, pelirroja, ojos azules; es policía; tiene un hijo llamado Sergio); 6) Sergio (hijo de Paula; 10 años, muy delgado, ojos azules, está enfermo de cáncer); 7) Serguei (mejor amigo de Misha; ruso, guapo, ojos verdes, también es su guardaespaldas); 8) Anastasia (“Ana”; pareja de Misha; guapísima, cuerpo escultural, cabellos negro azabache, ojos azules, es interesada e infiel); 9) Andrei (amigo de Misha; estuvo en la cárcel con él, ahora es un ex convicto); 10) Ibra (ruso, guardaespaldas); 11) Erika (rubia impresionante, voluptuosa, ojos azules, es modelo); 12) Juan (director del colegio en el que trabaja Cristina); 13) Ana (maestra, 60 años); 14) Silvia (maestra, joven, recientemente tuvo gemelos); 15) Emma (sobrina de Emma; 13 años, es la que la llama “Tis”; es ingeniosa, divertida, una preciosidad); 16) Sofía, Carlos e hijos (familia que está de vacaciones en el mismo complejo que Cristina; él es policía); 17) Anatoli (presidiario, su esposa lo acusó de violencia pero va a las visitas conyugales, tienen hijos); entre otros.


Comentarios personales:

El contenido está dividido en dos partes: 1) “Las Islas” (Capítulos 1 al 13); 2) “Mi castillo” (Capítulos 1 al 13); por lo que podemos sumar 26 capítulos en total, en menos de 400 páginas. 

La novela inicia con un episodio en el que de a poco vamos entendiendo que Misha (el protagonista masculino), en compañía de su madre, están yendo rumbo al depósito de cadáveres para recoger el cuerpo de Iván (el hermano menor de él), que falleció cuando estaba practicando submarinismo. Esta tragedia los tiene devastados a ambos; Misha se culpa por no haberlo protegido más y porque todo este suceso parece estar acabando con su madre, aunque ésta simule estoicismo y valentía. Él hubiese querido facilitarle las cosas y hacerse cargo él solo de todos los trámites, pero ella se negó, espetándole que “es su deber como madre estar ahí y que él no lo entiende porque aún no es padre”. Además, en el camino al lugar, su madre aprovecha para decirle unas sabias palabras a su hijo primogénito, aunque en ese momento, Misha jamás hubiese podido adivinar que meses después también la perdería a ella.

Después, la historia nos sitúa en lo que es la vida de Cristina (la protagonista femenina). Ella nos cuenta que precisamente el día en que enterró a Tita, la mujer que la cuidó como una madre, aparecieron en su vida dos ángeles (uno con alas blancas y el otro con alas negras). Ella en un principio pensó que era parte de un sueño, pero al despertarse se dio cuenta de que era real, que ellos estaban ahí. Éstos le cuentan que fueron enviados por ÉL (el Jefe), a pedido de Tita que no paraba de lamentarse y sufrir por haberla dejado sola. También le dicen que vienen para ayudarla, que se quedarán con ella durante todo el tiempo que los necesite y que sólo ella puede verlos. De alguna manera, los ángeles van mostrando su forma de ser, y al igual que los dos lados de una balanza, o el blanco y negro, es fácil diferenciar cómo es cada uno. El blanco, al que ella luego apodará como “mi ángel bueno” (MAB), es el políticamente correcto, el que no quiere lastimar, el decente, compasivo y correcto; mientras que el negro, “mi ángel malo” (MAM), es el sarcástico, malhumorado, pesimista, vicioso, y el que no se pone filtros para decir lo que piensa aunque pueda herir o se le pueda escapar lo que no debe. En ese interín en el que ella descubre a “sus nuevos amigos”, también nos vamos enterando de algunos aspectos de lo que fue la terrible y dolorosa vida que llevó Cristina cuando estuvo casada con Carlos, mismos que aún la siguen atormentando en forma de pesadillas. Su vida matrimonial estuvo marcada por los golpes, abusos, la violencia, el sadismo, la maldad, entre otras calamidades más. Posteriormente, llega el día en el que Cristina debe emprender un viaje hasta las islas Canarias, que pretenden ser unas apacibles y desestresantes vacaciones, con sus ángeles como compañía, tal y como será hasta el final de la historia. Sólo que ella no puede siquiera vislumbrar lo mucho que cambiará su vida en ese viaje, ya que el destino le tiene deparadas algunas sorpresas.    

Antes de seguir, debo decirles que éste es el tipo de reseñas que no me agradan mucho escribir, y quienes me conocen o siguen este blog ya lo saben. Incluso me cuesta ponerles una calificación, aunque bueno, eso es algo que de todas maneras ya están al corriente de que no me gusta hacer, en todos los casos, porque parece que me pongo en el papel de maestra regañona calificando exámenes, y lo cierto es que cuando me tocó enseñar fui más del tipo objetivo y comprensivo, de las que valoraban el esfuerzo, la dedicación y los avances (ahora de seguro entenderán muchas de las calificaciones que he puesto a los libros reseñados a lo largo de estos más de dos años en el blog, y por los que habrán pensado que fui demasiado generosa). Pero bueno, aunque no me guste, por ustedes, igual lo sigo intentando, ya que me lo pidieron y lo consideran una guía. Entonces, volviendo al tema… ¿Por qué no me agrada escribir este tipo de reseñas? Pues porque la lectura me causó sentimientos contradictorios que no son fáciles de explicar adecuadamente. Aunque debo hacer hincapié en que lo que comentaré es subjetivo, o sea, es lo que yo sentí con la lectura. Simple y llanamente.

Ahora bien, la trama comenzó bien, se apreciaba que sería de ésas que te mantendrían atrapado y con la expectativa de lo que fuera a pasar a continuación. Pero… al llegar más o menos a la mitad del libro (o tal vez un poco más adelante), esa fuerza comienza a decaer lenta y progresivamente conforme seguimos avanzando en las páginas, alcanzando un punto en el que las acciones que vas leyendo pueden empezar a sobrepasarte. Definitivamente, pudo haberse explotado aún más y mejor todo el potencial que tenía el argumento, habían varios puntos sobre los que profundizar, pero al final me dio la impresión de que algunas cuestiones no terminaron de cerrarse del todo, como si se hubieran abierto varios pequeños frentes sin entender muy bien para qué o qué pintaría eso en el contexto presentado o en la conclusión.

Recuerdo que el año pasado, este libro fue uno de los que elegimos como material de lectura en mi grupo de amigas lectoras, y fue curioso que las reacciones que se podían observar en cada una fueron diversas, aunque al final sí pudimos coincidir en algunos puntos (positivos y negativos). Para algunas, por ejemplo, fue tedioso llegar hasta el final, para otras no estuvo mal salvo por algunos detalles claves que podrían corregirse, y a otras más sí les gustó, e incluso se emocionaron mucho con lo que leían. ¿Por qué les cuento esto? Sencillamente para comprobarles algo que ustedes como amantes de la lectura ya saben suficientemente, y es el hecho de que las experiencias de cada uno con un libro determinado son absolutamente personales, y que sólo eso no puede determinar si un libro es bueno o malo, ya que al momento en el que optamos por empezar una historia, entran en juego diversos factores (estado de ánimo, vivencias, tolerancia, introspección, recuerdos, emociones, expectativas, etc., e incluso hasta la simpatía que uno tenga o no por el autor). O sea, a todos nos puede afectar de diferente manera una historia; y puede ocurrir que si un día la leíste y no te gustó, puede que si la lees después de un tiempo y con una coyuntura diferente, la veas mejor y descubras cuestiones que terminen por gustarte esa vez; etc. También puede pasar que algo no empieza muy bien, pero que nos sorprende y termina por contentarnos. En fin, hay muchas opciones en el aire.

Sea como sea, el caso aquí fue que, la trama me atrapó en un principio, ya que trataba de un tema muy complicado con una carga emocional bastante importante que me resultó atractiva, pero… lastimosamente, la autora no supo encadenar del todo las cosas de manera a mantener la fluidez y hacerme desear devorar las páginas. Yo lo atribuyo a que llegó un momento en el que se exageraron las escenas pasionales entre la pareja, eran muchas y muy repetitivas, haciendo que uno de los temas centrales de la trama (o sea, el “trauma por abusos” que sufrió la protagonista femenina) quedara completamente en un segundo plano,  y con una menor credibilidad. Tal vez yo no sea la más indicada para opinar sobre un tema que no he vivido, como es el de los abusos, pero al menos yo tenía la impresión de que las personas que sí lo han vivido, acarrean severos traumas y consecuencias, a veces de por vida; aunque en las cifras optimistas también se pueden ver víctimas que con el tiempo lo superan y logran rehacer sus vidas. Pero… precisamente el “factor tiempo” es el gran determinante de que eso ocurra o no. Y a mi gusto, la cura a ella le llegó muy rápido y la desinhibió por completo, gracias a la maravillosa aparición de Misha en su vida. Bueno, o tal vez, ¿eso sí pasa cuando aparece “el hombre correcto” en tu vida? Ustedes díganme.

Dentro de lo positivo, se podría considerar que los protagonistas son dos personas maduras, rondando la cuarentena, lo que podría resultar atrayente para aquellos que buscan lecturas que contengan vivencias de una edad más acorde a la suya. Y otro punto sería que, quitándole los “peros” en lo que atañe a la trama y el ritmo que expresé más arriba, la novela está muy bien escrita, no se puede negar la buena prosa de la autora.

Sé que puedo parecer repetitiva, pero si tomamos en cuenta la premisa de que “hay gustos para todo” y de que lo que yo manifesté aquí fue MI sensación con la lectura, en esto no hay verdades absolutas ni opiniones más valederas que otras. Todas cuentan, todas son importantes. Así que ahora, con más razón me encantaría conocer las opiniones o sentimientos que ustedes tengan o hayan tenido al respecto de esta historia. Si lo leerán o lo leyeron, ¡¡ahí me cuentan!! JJJ


Frases: (pueden ser spoilers)

“—No tienes por qué hacerlo, mamá, puedo encargarme yo. —Sí, sí tengo que hacerlo, es mi hijo, y a un hijo nunca se le abandona. Es algo que tú aún no has aprendido, pero algún día lo harás, algún día lo comprenderás. Pero antes quiero hablar contigo. Y quiero que me escuches con atención. Cada noche, cuando me acostaba, temía que llamasen a la puerta para decirme que le habían encontrado en cualquier callejón de los suburbios con una aguja clavada en el brazo. Cada noche me acostaba con ese miedo, y así podría haber sido, así podría haber muerto. Quizás nada de lo que hubiésemos hecho habría podido evitar que acabase así, pero eso es algo que nunca sabremos, nunca. Yo ya no tengo vida por delante, pero tú sí tienes, y sé que el recuerdo de tu hermano será para ti un tormento, lo sé muy bien porque eres mi hijo y conozco tu alma. Tú no eres culpable de su muerte, el único culpable es él, su mala cabeza, sus ganas extremas de vivir deprisa. Pero sí eres culpable de haberle abandonado a su suerte; de eso sí eres culpable, Misha. Sé que te duele escucharlo, pero tienes que hacerlo porque es la verdad. Tiraste la toalla con Iván, le diste por perdido, y en esta vida a las personas que queremos no debemos abandonarlas nunca, hijo. Hagan lo que hagan, cometan los errores que cometan, no debemos abandonarlas jamás. Sé que tu disculpa ha sido el trabajo, ésa ha sido tu excusa desde que llegamos a Moscú, tras ella te has parapetado para no enfrentarte a lo que estaba ocurriendo en nuestra familia, no lo querías ver, pero ahí estaba, ahí está. Papá murió, Iván ha muerto y yo moriré pronto, más pronto de lo que imaginas. Tú eres un hombre con grandes cualidades, hijo, como tu padre, eres tenaz, luchador, trabajador, pero el trabajo no puede ser el motor que guíe tu vida… —El trabajo da dinero mamá… —Sí, y el dinero es muy importante, pero no da la felicidad. Mira dónde estamos, Misha. ¿De qué nos sirve aquí el dinero? Dime, hijo, ¿de qué nos sirve? Que el dinero es importante lo sé mejor que tú. Yo no tuve zapatos que ponerme hasta que cumplí veinte años: siempre caminé descalza, como tu padre. Pasamos hambre, pasamos miseria, pasamos muchas calamidades, pero entre tanta pobreza encontramos alegría, supimos disfrutar de lo poco que teníamos, supimos verle la cara amable a la vida. Porque cuando las personas se quieren tienen que intentar hacer feliz al ser amado, en todos los aspectos…” (Misha y su madre)

“—Paula, nunca había conocido a un hombre tan guapo… Pero lo más extraño de todo es que pasó descaradamente de una rubia de infarto que se le puso en bandeja. La dejó plantada y vino a hablar conmigo. No te imaginas cómo estaba la rubia, se subía por las paredes…, igual que una lagartija. —Pues no veo qué tiene de extraño. —Pues mucho, Paula, mucho. Que un hombre, ante un utilitario y un Ferrari, elija el utilitario tiene mucho de raro. No quiero ni imaginar qué interpretación daría mi psicólogo a semejante elección. —Tu psicólogo sabe perfectamente lo que dice. —Lo sé, Paula, por eso me da miedo. —¿Sabes, Cris? Veo que aún no has conseguido quitártela. —¿El qué? —La venda, Cris, la venda. La que Carlos te puso ante los ojos y te hace ver la realidad distorsionada. Tú eres una mujer preciosa, guapa, inteligente, sensible, intuitiva, ingeniosa, cualquier hombre podría perder la cabeza por ti. Pero el cabrón de Carlos te puso la venda y ahí sigue, sin dejarte ver la realidad. Pues me alegro de que ese dios griego o ruso o de donde quiera que sea haya visto lo que hay en ti. Mereces ser feliz después de lo que has pasado… ¿Por qué no dejas de analizarlo todo y disfrutas? Es lo que yo haría. —Porque yo, desgraciadamente, no soy como tú, Paula. —Tú no tienes que ser como nadie, eres perfecta tal y como eres. Que hayas tenido malas experiencias en el pasado fue una simple cuestión de mala suerte, de muy mala suerte; caíste en manos de un elemento poco recomendable, por decirlo de una forma suave. —Pues éste no sé si será también un elemento poco recomendable, Paula, tiene pinta de matón…” (Cristina y Paula)

“Mírame, Cris, mírame. ¿Sabes lo que veo cuando miro tus ojos? Tus ojos son del mismo color que tiene la tierra donde nací. No he vuelto a ver ese tipo de tierra en ningún lugar del mundo, y he visitado muchos. La primera vez que vi tus ojos fue aquí, en la piscina, el día que saliste corriendo. Tus ojos tienen el color de mi tierra. Recuerdo a mis padres trabajando aquella tierra. Cuando volvían a casa por la noche, todo su cuerpo estaba de ese color, sus manos, sus pies, todo. Tienes los ojos del color de mi tierra, del color de mi hogar…” (Misha)

“—¿Qué sientes, mi vida? Dímelo. —Yo… yo… contigo me siento completa… Contigo no me falta nada, lo tengo todo, no hay nada más que pueda desear… Me llenas, haces que me sienta viva… Contigo me siento de nuevo una mujer… Eres todo lo que he deseado y no quiero más, no necesito más, lo tengo todo, todo, todo…” (Misha y Cristina)

“Has entrado en mi corazón y ahí te has quedado para siempre, ocupándolo en su totalidad, llenándolo de una luz que no tenía, de un calor que siempre busqué, de unos sueños que quiero compartir contigo y con nadie más… Como mi vida…, quiero compartirla contigo, cielo, sólo contigo…” (Misha)


Observaciones (Obs):

- Se hace una clara mención al libro “Cincuenta sombras de Grey”, ya que es el que lee la protagonista en varios momentos de la novela, por recomendación de la hermana monja de su mejor amiga Paula.

- No tiene booktrailer.


Soundtracks del libro:
- “Llévame contigo” (Materia Prima)
- “Y no te olvido” (Materia Prima & Café Quijano)
- “Sin ti” (Materia Prima)
- “La barbacoa” (Georgie Dann)
- “Nos vamos pa Madrid” (El Barrio)




Leer más...

“Ojos verdes” (Spanish Lady #2) – Claudia Velasco

27 abr. 2015


Autora: Claudia Velasco 
Serie: Spanish Lady 02
Categoría: Romántica Contemporánea
Editorial: HQÑ, N° 69
Publicación: 16 Abril 2015
Protagonistas: Diego Vergara y Grace McGuinness

<<Amor, familia, gitanos irlandeses, tradición, negocios, misterios, pasión y mucho sentido del humor en esta nueva novela de Claudia Velasco, continuación de su gran éxito “Spanish Lady”…>>

Sinopsis:
Diego Vergara se marchó a Londres convencido de que su encanto, su estupenda formación académica y su prima, dueña de un famoso restaurante de lujo, le facilitarían un rápido y sencillo ascenso al éxito, al triunfo profesional que le permitiría cumplir sus sueños: un local en Ibiza, dinero y pocos compromisos. Sin embargo, el destino es caprichoso y más vale no hacer planes, ni pensar que lo tienes todo bajo control porque, cuando menos te lo esperas, la vida da un vuelco y todo cambia… "Ojos verdes" nos llevará de la mano de Diego Vergara a disfrutar de su divertida, original e intensa aventura entre Londres y Dublín y a descubrir a la impactante Grace McGuinness, una misteriosa irlandesa de ojos verdes que con su ímpetu y personalidad será capaz de saltar todos los obstáculos y problemas que se le pongan por delante.


Características de los personajes:

Grace McGuinness (Gracie): 18 años, muy guapa, cuerpazo, piel blanca, pelirroja, cabellos largos y lacios, ojos verdes (esmeralda) y algunas pecas en la nariz. Cumpleaños el 20 de abril. Es irlandesa; sobrina de Patrick, hija de la hermana de éste, Erin. Vive en Dublín con su familia, pero su madre la envía a Londres por unas semanas para que viva con Manuela y Patrick, y para que superara el mal trago luego de romper su compromiso con Kevin y suspender la boda. Es seria, tímida, responsable, y fue muy sobreprotegida por su madre, todavía la ven muy jovencita. Tiene mucha experiencia con niños, ya que ayudó a su madre a criar a sus 5 hermanos pequeños. Es de familia gitana, pero con ideas más modernas, ya que desea estudiar alguna carrera y hablar varios idiomas. Cumple años el 20 de abril.

Diego Vergara (Dieguito): 29 años, español, soltero, muy guapo, alto, moreno, cabellos negros, ojos oscuros. Es el primo preferido de Manuela; es mayor que ella por 6 meses; siempre se han llevado muy bien. Ella lo define como “guapo, golfo y adorable”, y también como un snob encantador, por el grupito de amigos que frecuentaba en la universidad. Otra forma de describirlo podría ser: mujeriego, inmaduro, despreocupado, irresponsable, se le da todo fácil. Vivía en Madrid, pero se quedó sin trabajo, por lo que decide mudarse a Londres. Es Licenciado en Administración de Empresas (ADE) de una importante universidad privada, pero eso no vale nada con el elevado paro que vive el país. Tenía el sueño de poner un bar en Ibiza, pero lo tuvo que posponer para buscar su sustento. Vivía con sus padres en Madrid hasta antes de mudarse. Cumple años el 01 de abril.

Otros personajes: 1) Manuela Vergara O’Keefe (“Manu”, “Manolita”; prima de Diego; menor por 6 meses, él es el único primo con el que se lleva bien; cumple 29 años en los primeros capítulos; cabellos negro, ojos negros, guapísima; española, vive en Londres hace más de 6 años; trabaja en el famoso club nocturno y restaurante “La Marquise”; es la que dirige el negocio, Patrick es el dueño, luego de habérselo comprado a Peter y Jonathan hace poco más de 1 año; estudia un Máster); 2) Patrick O’Keefe (“Paddy”; esposo de Manuela; casi 39 años, los cumple en diciembre; irlandés, gitano, guapísimo, cabellos claros, ojos color aguamarina, divorciado de su primer matrimonio; es empresario desde hace más de 20 años, hizo su fortuna con mucho esfuerzo; se dedica al ramo de hoteles y eventos con su hermano Sean, además está la empresa de reformas y remodelaciones que es el negocio de toda la familia, y luego están las inversiones que él tiene de forma privada, etc; dicen que es igualito a Michael Fassbender); 3) Michael O’Keefe (“Miguel”, “Miguelito”, “Micky”; hijo de Manuela y Patrick; al inicio de la novela tiene 15 meses, ojos aguamarina, rizos rubios, muy parecido a su padre); 4) María Pérez del Amo (“Mary”; mejor amiga de Manuela; es madrina de Michael; está casada con Borja; es amiga de Diego, lo conoce hace muchos años ya que él fue su amor imposible de la época del Instituto; española, ahora es la responsable de la cocina y el comedor de “La Marquise”); 5) Borja Fernández (esposo de María; español, ahora ya domina el inglés; fueron novios durante 12 años; se casaron hace 4 meses; es médico, trabaja en un hospital en Londres); 6) Phillipe (chef del restaurante “La Marquise”; malhumorado, exigente, gran amigo de Manuela); 7) Peter (ex dueño de “La Marquise” junto con Jonathan; gran amigo de Manuela, su ex jefe); 8) Bobby Richardson (sub-chef del restaurante de “La Marquise”); 9) Sonny (encargado del turno noche del club y zona VIP de “La Marquise”; otra de las manos derechas de Manuela); 10) Heather (mâitre y recepcionista del restaurante de “La Marquise”; su ayudante se llama Victoria); 11) Chantal, Alina, Giovanni, Paco (camareros de “La Marquise”); 12) Günter y Helen (trabajan en “La Marquise”; parte del equipo de confianza de Manuela; él se encarga de la seguridad; y Helen es amiga de Manuela desde hace años, realiza funciones administrativas); 13) Milena Do Santos (camarera desde los principios del negocio; brasileña, tiene un hijo en Brasil al que le manda dinero; es confilctiva, despreciativa y problemática; no soporta a Manuela desde que eran compañeras; tiene un novio ruso, violento y peligroso llamado Dimitri); 14) Laura Reynolds (otra de las mejores amigas de Manuela; estadounidense, vive y trabaja en Nueva York; soltera, independiente, trabaja en una consultoría); 15) Paddy Jr (hijo mayor de Patrick; su único hijo del primer maqtrimonio, ya que las dos niñas resultaron no ser de él, sino del amante de años de su ex esposa; casi 21 años, los cumple en marzo, estudia Educación Física en Dublín, y vive con sus abuelos en esa ciudad; es alto, y no tan parecido a su padre); 16) Sean (hermano de Patrick; trabaja con él en los negocios familiares; casado); 17) Erin y Jon McGuinness (padres de Grace; ella es una de las hermanas de Patrick; ambos padres son protectores; gitanos, católicos, conservadores); 18) Cristina y Alfonso (padres de Manuela; muy desapegados con ella; su madres es egoísta y egocéntrica, y su padre es un dominado); 20) Luis (hermano de Manuela); 21) Paula (prima de Manuela; amiga de María; vive en España); 22) Javier y Marta (hermanos de Diego; él vive en Hong Kong y tiene planes para casarse; y ella está terminando sus estudios universitarios y buscando trabajo); 23) Patrick y Bridget (padres de Patrick; suegros de Manuela; ella es muy bella, tiene 58 años y era paya; él es el patriarca de la familia); 24) Cate (una de las cuñadas de Manuela); 25) Tía Shirley (familiar de los O’Keefe, mujer algo mayor, con ideas muy gitanas); 26) Antonella (compañera de Diego en la academia donde estudian inglés; italiana, de Milán; guapísima, impresionante, fogosa); 27) Robert McContray (socio de negocios de Patrick; inversor irlandés que trabaja en Australia); 28) Stormy White (socia de negocios de Robert; rica heredera australiana, rubia, guapa, coqueta); 29) Kevin Dever (ex prometido de Grace); 30) Connor (primo de Patrick); 31) Patricia (abuela de Patrick); 32) Sonsoles (abuela paternade Diego y Manuela; rubia, ojos claros); 33) Manolita (abuela materna de Manuela; murió cuando ella tenía 14 años, fue como una madre para ella ante la falta de afecto de la suya); 34) Javier Vergara (padre de Diego; hermano pequeño del padre de Manuela; no es un buen ejemplo); 35) Consuelo (madre de Diego; es estupenda, cariñosa, abierta); 36) Ana María Fuentes (ex novia de Diego; la última novia oficial que tuvo en España; morena, guapísima); 37) Frank (primo de Grace; sobrino de Patrick; es con quien mejor se lleva Paddy Jr.); 38) Jason (es seguridad en La Marquise en Londres); entre otros.


Comentarios personales:

Este libro es la continuación de otra novela de la misma autora, Claudia Velasco, llamada Spanish Lady. Con la aclaración de que aquí los protagonistas son otros, Diego y Grace, pero que tanto Manuela como Patrick (protagonistas de Spanish Lady) forman parte importante de la historia, en sus roles de personajes secundarios. Bueno, sobre este punto detallaré algo más abajo, porque hay tela para comentar.  

La novela cuenta con un prológo, 40 capítulos y un epílogo, en menos de 300 páginas, y ambientada mayormente en Londres y Dublín, al igual que el libro anterior.

La trama inicia con el prólogo, el cual tiene como principales a Manuela y Patrick, quienes están en un momento de descanso en su casa, cuando Manuela recibe la inesperada llamada telefónica de su primo Diego, quien le comenta que llegó a Londres, procedente de Madrid, que está alojándose en el departamento de un amigo que vive con otros amigos más (él duerme en un sofá), y que tomó la decisión de mudarse para probar suerte en tierras inglesas ya que en mayo se quedó sin trabajo y ya llevaba cuatro meses sin encontrar alguna oportunidad. Ella lo cita para que vaya a verla al día siguiente a “La Marquise”, el exclusivo local en la zona de Mayfair, que funge como restaurante y club nocturno, y del que es propietaria junto a su marido. Diego acepta y se pone contento por la gran receptividad con la que se tomó su prima la noticia de su mudanza. En el capítulo uno, precisamente conoceremos cómo se dio ese encuentro entre los primos. Diego es muy carismático y Manuela lo quiere mucho, así como también María, que también lo conoce desde hace años y que incluso lo consideraba su amor platónico en la adolescencia. Él se siente afortunado porque ellas intentan apoyarlo en todo; por ejemplo, Manuela no sólo le ofrece un lugar en el que vivir mientras consigue algo de su agrado (que al final no acepta), sino que además le brinda un puesto de trabajo en su local, aunque para empezar sería en un puesto menor en el restaurante (ayudante de camarero y de cocina), y no algo administrativo como él pretendía, más afín con su carrera. María le ofrece y lo convence de vivir en un cuarto que pensaba alquilar en el departamento que comparte con su marido; le dice que prefiere que ahí viva alguien que conoce antes que un extraño. Así las cosas, Diego no puede quejarse, siendo un inmigrante español recién llegado, ya tiene trabajo y vivienda, y sólo le queda trabajar duro y acostumbrarse a su nueva vida, que le tendrá deparadas muchas sorpresas y una buena dosis de crecimiento personal, algo que le hace muchaaaa falta.

La verdad, respecto al tema de los protagonistas (que se supone que son Diego y Grace), se puede decir que los personajes secundarios de Manuela y Patrick tienen demasiada participación, incluso robándole importancia a los que se supone que son los principales de esta segunda parte. En líneas generales, las narraciones en su mayoría son de los primos, o sea, de Diego y Manuela, y unas poquitas partes de Grace. De lo anterior, podrán deducir que ésta en realidad se podría considerar como una continuación de Spanish Lady, ya que la mayoría de las acciones tienen que ver con los protagonistas de ese libro anterior (por ejemplo, Manuela nos cuenta lo que pasa en su vida y/o sus pensamientos; y también cuando le toca la narración a Diego, él mayormente nos da su visión sobre la vida de su prima y su marido, de su negocio, etc, etc.). Tal vez sea una cifra exagerada, pero la relación entre Diego y Grace puede que sólo ocupe el 30% del libro.  

Pero, si les soy sincera, como la historia y la pareja protagonista del libro anterior me gustaron mucho, a mí no me disgustó la preponderancia que se le daba a una pareja sobre la otra, ya que mis partes preferidas fueron precisamente las que involucraban al matrimonio conformado por Manuela y Patrick, porque pude conocer las peripecias por las que han tenido que pasar para hacer funcionar todos los aspectos de su vida: el personal, profesional, laboral y también las nuevas metas que fueron surgiendo a lo largo del camino.

¿Y por qué me pasó eso? Yo creo que fue porque de alguna manera el personaje de Diego no es que me haya deslumbrado ni encantado, además, a mi gusto, quedó completamente opacado por la fuerza de la personalidad de alguien como Patrick. Diego es de esos tipos inmaduros e irresponsables, que no quieren compromisos; a los que se le dan todas las cosas fáciles, que no necesitan esforzarse por las cosas ya que utilizan todo su encanto, carisma y atractivo físico para conseguir lo que quieren. También es algo metrosexual, muy fijado en la estética y la moda, y por supuesto, super mujeriego y conquistador. Pero… por encima de todo, es un tipo de buen corazón, él no hace las cosas por malicia ni por perjudicar a nadie. Y será el hecho de estar al lado de su prima Manuela lo que le enseñará mucho; varias de sus prioridades y valores cambiarán para bien, reconocerá su propia valía y potencial, y crecerá mucho como persona. Descubrirá un Diego que ni él mismo sabía que existía. Y se dará cuenta que sólo necesitaba la presión justa para que se esforzara en dar lo mejor de sí.

Y con el personaje de Grace pasa prácticamente lo mismo que con Diego, o sea, queda opacado por la participación de Manuela, no es mucho lo que sabemos sobre ella; aunque en el caso de esta jovencita de 18 años lo que se puede destacar es que, en un principio da la impresión de que no tiene voz propia y no sabe lo que quiere de la vida, pero no tarda en demostrar que aún con su corta edad es mucho más madura y segura que Diego, el hombre del que se enamora perdidamente. Es una jovencita gitana que sueña con seguir el modelo de su tía Manuela, o sea, ser independiente e instruida.

Como resumen, les digo que la novela me gustó, pero más que nada por el hecho de que pude saber mucho más de la vida en común de Manuela y Patrick, y porque soy una seguidora de los trabajos de la autora, Claudia Velasco. Aunque reconozco que no me esperaba que la trama estuviera planteada de manera que la historia de amor entre los que se suponía que serían los protagonistas (Diego y Grace) fuera totalmente secundaria y con tan poca relevancia. Y aclaro, es la “historia de amor” la que pasó a un segundo plano, ya que Diego, como protagonista y narrador, sí nos va poniendo al tanto de sus vivencias en general, sobre todo en el trabajo y su aclimatación en Londres, etc. Así las cosas, si les gustó Spanish Lady, en este nuevo libro podrán obtener información sobre lo que pasó después del cierre que tuvo ese libro. Si lo leerán o lo leyeron, ¡¡ahí me cuentan!! JJJ


Frases: (pueden ser spoilers)

“—¿Qué? —Cuidadín, Diego, por favor. —¿De qué estás hablando? Es muy simpática. —Paddy te corta los huevos… —¿Por enseñarle castellano? —Ya, claro, ¿no has notado cómo te mira? —¿Grace? ¿A mí? —No te hagas el tonto. —Te juro por Dios que no…” (Diego y Manuela)

“—¿Sabes por qué el tío Paddy llama Spanish Lady a la tía Manuela? —Por una canción tradicional irlandesa, me han dicho. —Sí. ¿Hay alguna canción tradicional española que me pegue a mí? —¿A ti? No creo, no lo sé… No se me ocurre nada. —Piensa en alguna. —¿Para qué? —Porque es bonito. —No soy muy bueno con las canciones. —Tú esfuérzate un poco. —Vale…” (Grace y Diego)

“—Y todos a mentir, a cubrirte, a apagar fuegos mientras tú te vas de rositas, como siempre. —Vale, está bien. Te digo que no volverá a pasar, Manuela. —No te creo y sinceramente, me importa una mierda, te lo digo en serio. Yo… nosotros hemos pasado mucho para estar donde estamos. No lo sabes porque jamás he contado, ni contaré a mi familia a la que importo un pimiento las circunstancias de mi relación con Patrick, pero te aseguro que ha sido mucho y no voy a permitir que tú, que apareces por aquí sin siquiera avisarme, vengas a amargarme la vida. No pienso preocuparme más por ti, eres un tío adulto. El típico gilipollas de veintinueve años que se cree que es un jovencito al que le queda mucho por vivir como para preocuparse por idioteces. Pero te aviso que no es así, eres un adulto, asume tus responsabilidades de una puta vez, como hacemos los demás, y que Dios reparta suerte porque conmigo ya no cuentas, Diego. Y con Paddy tampoco, porque no voy a permitir que haga nada por ti después de lo que ha pasado. Ya sé que para ti todo esto es una idiotez, pero para nosotros no. Es todo…” (Manuela y Diego)

“—Yo creo que te quieres muy poco o prefieres pensar lo peor de ti mismo… —No, es que… —¿Cómo alguien puede decir de sí mismo que no es de fiar? —Porque… bueno… —Pues no es cierto, eres un tío legal, te matas a trabajar, eres muy bueno en el restaurante, muy responsable, te portas bien con la tía Manuela, con Michael, con mi tío y conmigo, pero si quieres pensar lo peor de ti, tú mismo. —No es eso, es que… —Y si quieres darme el pasaporte, de acuerdo. —Grace… Escucha… —Está bien, no digas nada más. —Creo que es mejor dejarlo y ser amigos. —Amigos no. Dejémoslo y en paz. —¿Amigos no? —No. —Pero Gracie… —No te rayes, me lo has dejado claro. Adiós, me voy a estudiar. —Grace…” (Grace y Diego)

“—No creo que corras ese riesgo, no he visto a ningún tío tan pillado por su mujer como Paddy O’Keefe. —Bueno… y yo por él. —Me dais envidia, en serio. Siempre me ha repelido el rollo matrimonio feliz y toda la pesca, pero con vosotros, no sé, la perspectiva cambia y yo… bueno, quiero algo parecido, algún día. —Diego Vergara, ¿qué te has tomado?. Estás de coña. —Nada de coña, va en serio…” (Diego y Manuela)

“—Menudo poderío… —“Poderío”. —Quiero decir que con tanto negocio tenéis mucho poder, ya me entiendes, sobre todo tú, que eres responsable de tanta gente. Es una pasada. —¿Poder? Nah, eso no es poder, Diego, el poder es otra cosa… —¿Qué cosa? —El poder es el que tiene tu prima sobre mí, ella es dueña de mi vida entera. Un día ya no me mira igual o deja de quererme y entonces yo hecho trizas de un plumazo, eso sí que es tener poder. —¿Qué? ¿En serio? —Completamente en serio, mira… Ella, Michael y mi nuevo cachorrito, todo el poder en sus manos. Eso sí que es una pasada. —Sí…” (Diego y Patrick)


Observaciones (Obs):

- Por fin hace su aparición el famoso actor irlandés-alemán Michael Fassbender, al que se supone que se parece Patrick, en una simpática escena, en la que también participan sus padres, Adele y Josef. Ver foto


- También aparecen en algunas partecitas los protagonistas de una bilogía escrita también por esta autora, que son el famoso cantante irlandés Ronan Molhoney y su esposa la famosa bailarina Eloisse Cavendish. Ambos protagonizaron las novelas Me miraré siempre en tus ojos y su precuela “Alrededor de tu piel”. Recientemente, la autora simplificó las cosas, juntando ambas novelas y publicándolas en un solo libro, recibiendo el título de “Las dos historias de Eloisse”.  

- Se menciona la película española de 1993 llamada “¿Por qué lo llaman amor cuando quieren decir sexo?”. Ver info 

- La autora publicó en su canal de YouTube y en Facebook la pre-promo de la novela, con un vídeo cortito. Ver vídeo 


Booktrailer: Ver vídeo 




Soundtracks del libro:
- “Spanish Lady” (The Dubliners)
- “Carolina” (M Clan)
- “Ojos verdes” (Conchita Piquer)




Leer más...

“Gigoló. El amor tiene un precio” – J. de la Rosa

17 abr. 2015


Categoría: Romántica Erótica
Editorial: Titania
Publicación: 1ra Edic. Febrero 2015
Protagonistas: Allen y María

<<Una versión moderna del cuento de “La Bella durmiente”, donde la protagonista despierta a la vida tras el beso del “príncipe”. Una historia de amor sobre la belleza de las relaciones imperfectas…”

Sinopsis:
Su novio está de viaje, sus amigas ocupadas y María ha decidido hacerlo: contratar los servicios de un gigoló por una sola noche. Sin embargo aquella experiencia de sexo pagado con un desconocido (Allen) quizá sea más trascendente de lo que esperaba. Dos años después se encuentran de manera fortuita, cuando ella está a punto de casarse con el hombre de su vida. Así descubre que Allen lleva desde entonces buscándola, y también que una noche de sexo por 500 libras ha podido cambiar sus destinos para siempre. A partir de ahí, María deberá elegir si continúa su perfecta vida tal y como estaba planificada desde que era una niña o si se deja arrastrar por Allen, un hombre tan atractivo como peligroso, y de quien no puede salir nada bueno... ¿Será capaz María de evitar a Allen? ¿Podrá seguir con su vida tras reencontrarse? Porque no hay mayor traición que ser infiel a una misma, José de la Rosa nos muestra que es posible salirse del guión y empezar de nuevo.



Características de los personajes:

María: no se precisa edad ni apellido. Es rubia, de ojos verdes (que a veces parecen ambarinos), delgada, menuda, pecas en la nariz; bonita pero no despampanante; aunque tiene un halo que siempre atrae a la gente. Vive en Londres, tiene acento hispano porque sus padres eran de origen español. Ellos (sus padres) llegaron a Inglaterra hace 40 años, recién casados, en busca de trabajo. No tuvieron más hijos, sólo a María. Ambos trabajaban para los padres de Edward, así es como ella lo conoce a él desde niña. Su padre murió joven (cuando ella tenía 6 años) junto al padre de Edward en un accidente automovilístico, que dejó a ambas madres viudas desde muy jóvenes, por lo que unieron fuerzas para salir adelante. Es por eso que tanto María como Edward se podría decir que se criaron juntos; ella como hija de la empleada de la madre de él, que siempre la trató como si fuera de la familia. María es una mujer sencilla, dulce, tímida, pero con mucho carisma, que se fue amoldando para convertirse en la mujer perfecta para su novio. En la actualidad, lleva más de 15 años de relación con Edward, él dice que empezaron cuando ella tenía 11 años, pero María considera que fue varios años después. Trabaja como Directora de Marketing de una importante empresa cosmética, en donde su trabajo es muy valorado, tanto que la tienen en cuenta para un ascenso y traslado.

Allen Smith: muy guapo, como 1.90cm de estatura, cabellos cortos de color castaño, ojos azules, labios gruesos, piel tostada, cuerpo muy trabajado. Él no cuenta mucho de su vida; aunque algo importante que sí dice es que se hizo “Gigoló” porque quiso y era fácil, porque le gusta mucho el sexo y dar placer a las mujeres, y no por necesidad económica o problemas familiares, o algún trauma raro. Él trabaja en eso por gusto. Forma parte de una agencia privada, muy profesional y confidencial, que es la que lo contacta con las clientas; ellas lo pueden encontrar y elegir en el catálogo de dicha empresa.

Otros personajes: 1) Edward Norton (prometido de María; es el perfecto caballero, exitoso neurocirujano, recién salido de la residencia; guapo, rubio, ojos verdes, muy cuidado y correcto, en buena forma pero no se ve atlético; proviene de una familia adinerada, pero su situación económica cambió un poco luego de la muerte de su padre); 2) Margaret (madre de Edward; setentona, viuda desde joven, sacó adelante a sus dos hijos trabajando en la enseñanza, etc; es amiga de la madre de María, se conocen desde que ésta empezara a trabajar como empleada en casa de los Norton); 3) Aileen (hermana de Edward; vive en la India, es un espíritu libre y osado); 4) Henry (padre de Edward; falleció en un accidente automovilístico junto con el padre de María; era guapo, rubio, ojos verdes); 5) Karen (mejor amiga de María; es varios años mayor que ella, bien conservada, vanidosa, mujer de mucho dinero); 6) Elissa (vecina y amiga de Karen; también conoce a María; no es que caiga muy bien a la gente; es nieta de un Conde; es como de la edad de Karen; guapa, despampanante, morena, curvilínea, como de 1.80cm, sardónica); 7) Anna (mujer mayor, cabellos negros, es agente del reconocido escritor Alfred Rosenthal); entre otros.


Comentarios personales:

Cada vez son más las propuestas literarias que surgen en nuestro idioma, el español. Pero en el caso de esta novela, al menos para mí, resultó aún más llamativa, al tratarse de una historia romántica-erótica escrita por un hombre. Ése fue el primer aspecto que llamó mi atención y consiguió convencerme de iniciar con la lectura; la leí poquito tiempo después de que se publicara. Además, les cuento que a este autor, J. de la Rosa, ya lo tenía entre mis pendientes desde mucho antes, con dos de los libros que escribió para el sello HQÑ (la serie “Siete razones”), pero, finalmente fue éste el primer libro que leí de él y por eso les presento ahora su reseña.

La novela cuenta con un preámbulo y 43 capítulos, sin epílogo. Está ambientada mayormente en la ciudad de Londres (Inglaterra), aunque también se sitúa un poco en París (Francia) y Nueva York (Estados Unidos).

La trama inicia con el preámbulo, en el que Allen nos narra el espectacular e increíble momento íntimo que acaba de tener en un cuarto de hotel con una clienta, de la que no conoce ni el nombre y que lo contrató por una hora, pagando su elevada tarifa de 500 libras. Él todavía está tendido en la cama, aturdido, tratando de recomponerse y de entender lo que le ha pasado, cuando ella sale del baño casi completamente vestida, sin mirarlo, notablemente avergonzada y apurada por irse del lugar. Él intenta entablar una conversación para que no se vaya y hasta le pregunta su nombre, pero ella no le contesta y lo rehuye, para luego, con mucha timidez pagarle e irse rápidamente de la habitación, como si estuviera asustada y arrepentida. Allen se queda solo, confundido y conmocionado ya que hubiese querido rogar porque ella se quedara para saber más de su vida, y también para que de esa manera él pudiera “comprender por qué algo tan cotidiano en su vida de gigoló, como el sexo pagado, había sido tan diferente con aquella mujer anónima”, tal y como él mismo lo piensa y relata. 

Posteriormente, en el primer capítulo, han pasado dos años desde aquel encuentro furtivo del que María no ha dicho nada, es su secreto mejor guardado. Su vida ha continuado, con el mismo ritmo de siempre, pero ahora está a 4 meses de casarse con su novio de tantos años, Edward. La boda será en septiembre y proyecta ser la más exquisita que haya visto Londres, ya que la que la está organizando es su mejor amiga, Karen. Y precisamente, esa noche ambos van a asistir a una cena de despedida que le realiza  Karen a Edward con motivo de su próximo viaje a París, en donde estará durante un mes para terminar la última parte de su formación como neurocirujano. La feliz pareja llega a la celebración, y como siempre ocurre, es admirada por todos los presentes por la gran mancomunión que forman, y por ser perfectos uno para el otro. María sabe que es afortunada porque un hombre como Edward la ame y haya decidido tenerla como esposa, pero aún así y con el tiempo que ya transcurrió desde aquella fatídica ocasión en la que tuvo esa experiencia clandestina con un completo extraño al que pagó por tener sexo, no ha podido olvidar todo lo que vivió y sintió aquella vez, aunque la tranquiliza saber que eso nunca se sabrá, ya que le garantizaron absoluta confidencialidad. Además, está completamente segura que nunca volverá a hacer algo así, ni contactar a nadie de ese medio, por lo que las probabilidades de reencontrarse con ese hombre son absolutamente nulas. Pero bueno, el destino es caprichoso y a veces nos tiene preparadas algunas sorpresas, que casi siempre llegan en el momento menos indicado.

Muchas de las particularidades de la personalidad de María ya las mencioné en su caracterización, más arriba. Pero lo que es conveniente destacar es que, puede que ella sí sea sencilla, dulce, generosa, comprensiva y correcta en sus maneras, pero que a la vez, mucha de su verdadera esencia (la cual ni ella misma se percata que existe, y que bien podría ser en realidad apasionada y algo rebelde) se ve polarizada por la mujer modosita, educada y delicada que resulta más acorde a lo que se esperaría que fuera la futura esposa del reputado neurocirujano, Edward Norton, del cual sólo se vislumbra un futuro bastante prometedor y exitoso, dada su juventud, gran capacidad e instrucción. Un hombre así, sólo puede tener a una perfecta y respetable mujer a su lado, o eso es lo que opinan sus allegados y otros miembros de su círculo social.

Está claro que en su interior hay una María inconforme, que lucha por hacerse escuchar por encima de todas aquellas voces de la sociedad inglesa en la que se desenvuelven, que la presionan y la siguen juzgando sobre si es lo suficientemente adecuada para Edward, aún con todo el refinamiento, encanto, decencia y la sutil elegancia que ahora exhibe y que fue ganando con el paso de los años, luego de casi toda una vida con el mismo hombre.

Puede que, dada la circunstancia de que ella, en ausencia de su novio, se atreviera a contratar a un hombre para una hora de placer, pueda verse como algo frívolo y desleal, pero el quid de la cuestión es: ¿por qué una mujer que aparentemente lo tiene todo, que está enamorada y se va a casar con el hombre perfecto según muchas mujeres, siente la curiosidad y la necesidad de explorar aún más su sexualidad? Hay que tomar en cuenta que Edward fue para ella su primer novio y su primer amante, ella no ha estado con nadie más, y si a eso le sumamos que se conocen desde niños, que prácticamente se criaron juntos, y que en su relación ella es muy moldeable, asumiendo siempre la postura de acoplarse a los deseos y decisiones de él, podemos deducir que es una mujer que se dejó y se deja arrastrar por la corriente, que hizo todo lo posible por encajar en el mundo de su pareja, que nunca se queja de nada ni manifiesta su sentir, que aprendió a hacer las cosas como a él le gustan sin plantearse si son de su propio gusto o no, y que además es capaz de renunciar a sus sueños y metas profesionales con tal de que él persiga los suyos. Siendo así las cosas, es evidente que ni ella misma se conoce, no sabe bien cómo es, o qué le gusta y qué no, simplemente se conforma y se deja llevar; no intenta descubrir si hay algo más fuera de la cómoda y tranquila vida que está llevando. Aclaro que bajo ningún sentido defiendo la infidelidad, sólo intento ponerles bajo la lupa cómo creo que es ella y el tipo de relación que lleva con Edward, aunque puede que ustedes hayan percibido algo diferente a lo que yo expresé.

En esta historia se plantea aquel curioso fenómeno en el que puede que estés en una relación con el hombre que amas o que has amado durante tantos años, que consideras perfecto para ti porque se acoplan en varios gustos y actividades, y que incluso se sientan muy cómodos uno con el otro, etc., etc., pero…. en el fondo puede llegar un momento en el que sientas que falta algo, que no estás del todo completa, pero ni siquiera sabes qué es lo que falta, o si es de esas cosas coyunturales que luego pasan y todo vuelve a la normalidad, tan tan. Entonces, aparece otro hombre que te mueve todos los esquemas, que hace que incluso te replantees aspectos sobre ti misma, principios, valores, creencias, etc., y para colmo también te das cuenta que esta persona de igual manera puede ser perfecta para ti. Y ahí surge el dilema, ambos son ideales para ti por diferentes motivos, ambos te aman, ambos te lo demuestran a su manera, ambos poseen iguales o distintas cualidades que se enmarcan en lo que tú buscas, con ambos crees que puedes estar bien, entonces… ¿a quién elegir?, ¿qué criterios utilizar para la elección?, ¿qué aspectos deberían ser los más importantes para tomar una decisión?... y así varias preguntas más, muchas de ellas sin una respuesta correcta, ya que es muy complicado acertar con un dilema así. Sólo el tiempo es el mejor indicador.

Pero bueno, dejando a un lado las filosofías y reflexiones, la novela me gustó; considero que el autor tiene un estilo fresco, sencillo y atrapante, utilizando un lenguaje normal y cotidiano, sin florituras ni excesos. Construyó una trama muy interesante, que puede que trate un tema que no sea original ni algo que no conozcan o hayan leído ya anteriormente, pero que está matizado por el amor, la pasión, la esperanza, la perseverancia y también la valentía, ya que habrán decisiones difíciles de tomar, para lo que serán necesarias grandes cuotas de sinceridad (tanto con uno mismo, como con los demás), de seguridad, mucha introspección y trabajar en la autoestima y las prioridades. Como siempre ocurre, tanto en la vida como en la ficción, no todo puede ser bonito, por lo que aquí también aparecerán las envidias, los engaños, las presunciones, los prejuicios y las deslealtades, demostrándonos las dos caras de la moneda.

Uno de los aspectos positivos que quisiera mencionar, es que aprecié el hecho de que la narración estuviera dada no sólo por los protagonistas (Allen y María), sino que también lo hacen otros personajes como Edward, Karen, etc., aunque reconozco que hubo partes en las que no sabía quién narraba, recién al avanzar un poco más podía percatarme. Por otro lado, también quisiera resaltar que en el texto, francamente, ni se nota que quien escribe es un hombre, ya que el autor supo balancear muy bien las cosas, y darle a ambos protagonistas e incluso a los personajes secundarios su debida importancia, sin parcializar ni ser tendencioso, ni caer en los clásicos clichés que se supone que caracterizan a cada sexo. Y esto lo comento, porque me ha tocado leer novelas románticas o de otros géneros que incluyen algo de romance en sus páginas, en donde los autores (hombres) no lograban transmitir lo que pudiera estar sintiendo el o la protagonista en un momento dado, con una notable carencia de emociones en el relato. Aunque también me he topado con novelas escritas por mujeres que cuando quieren dar voz a sus personajes masculinos fallan estrepitosamente, sin dotarlos de realismo y haciéndolos demasiado idílicos e irreales. Pero bueno, en este caso, eso no ocurre, porque el lector podrá ir percatándose de cómo son cada una de las personas mencionadas en la historia, y también podrán ir planteando sus hipótesis de hacia dónde encaminarán sus acciones.   

Esta es una novela diferente, y la catalogo así, más que nada por el hecho de tratar sobre una historia de amor, estar enmarcada en el género erótico, y que la haya escrito un hombre. Lo último no lo estoy destacando como algo discriminatorio, para nada, pero para mí sí fue muy novedoso encontrar y leer algo de ese género literario, escrito por un miembro del género masculino. Sinceramente, fue refrescante y me gustó; ya que considero que puede resultar atrayente conocer la visión de un hombre al respecto de una trama de este tipo, o sea, cómo un hombre puede visualizar o caracterizar a sus personajes en un contexto romántico. Las acciones parece que siguen un camino lógico y predecible, pero habrán algunos giros que no todos esperarán. Si lo leerán o lo leyeron, ¡¡ahí me cuentan!!  


Frases: (pueden ser spoilers)

“—¿Te vas?... ¿Puedo saber tu nombre? —Quinientas libras. Es lo acordado. —De acuerdo…” (Allen y María)

“—No tengo dinero, unas pocas miles de libras ahorradas en el banco. No puedo darte más. Toma, esto es todo lo que llevo conmigo. —¿Piensas que quiero chantajearte? —¿Qué quieres entonces? —Quizá me he equivocado intentando hablar contigo. —Aquello…  Hace dos años… Es algo que no quiero volver a recordar. Te pediría, por favor, te rogaría que no vuelvas a hablar de ello. —De acuerdo. No hablaremos de aquello, a menos que tú lo pidas. —Allen… ¿Te llamas así, verdad? No pareces un mal tipo. Pero… ¿qué quieres de mí? —Me gustaría que nos viéramos una vez más. —Te he dicho que aquello fue una locura… —No me refiero a eso. Simplemente que salgamos a dar un paseo, a cenar, como amigos…” (María y Allen)

“—Creo que no lo has entendido. El hombre que has conocido allí dentro es mi prometido, con el que me voy a casar en cuatro meses. Estoy enamorada de él, es todo lo que quiero. Tú solo eres… —Lo sé, él se ha encargado de decírmelo. Si me das una oportunidad, solo una, no volveré a molestarte. —No soy tu amiga, Allen, y esta conversación no debería estar pasando. Me aseguraron total discreción. —Bien, entonces siento haberte molestado. —Por favor, aléjate de mí. No quiero volver a verte. —Entendido…” (María y Allen)


Observaciones (Obs):

- José de la Rosa fue ganador del “I Premio Titania Novela Romántica” y además es el primer autor español que publica en ese sello editorial.

- Sus novelas de género romántico las firma con el seudónimo de “J. de la Rosa”, y los thrillers como José de la Rosa.

- Según se puede ver en la página de Amazon, en junio de 2015 la novela se re-editará a través de Urano. Y también, que en las otras plataformas de Amazon figuran diferentes fechas de publicación.

- No tiene booktrailer.


Soundtracks del libro:
- Pharrell Williams.
- Diana Krall.
- “It’s raining man” (The Weather Girls)
- “With or without you” (U2)
- “Single ladies” (Beyoncé)
- Músicas de bachata.





Leer más...

“Antes y después de odiarte” – Ángeles Ibirika

16 abr. 2015


Autora: Ángeles Ibirika 
Categoría: Romántica
Editorial: Vergara / B de Books
Publicación: Junio 2011
Protagonistas: Mikel Arteaga y Ane Zabalegui

Sinopsis:
Un hombre camina bajo la lluvia de un Bilbao que se prepara para un nuevo invierno, con el corazón lleno de dolor y resentimiento. Mikel tiene una sola razón para vivir: la venganza. Una venganza que planeó durante los años pasados en prisión tras ser traicionado por la mujer a la que amaba más que a su propia vida. Ella había acabado con su mundo. Ahora él acabaría con el suyo. Para conseguirlo está dispuesto a poner en riesgo su recientemente conseguida libertad, la nueva vida que está forjando con esfuerzo y hasta el poco corazón que ella le dejó y al que solo siente latir cuando la tiene cerca. Lo que no sospecha es que la razón por la que bulle la sangre cada vez que la ve no es sólo el odio que asegura sentir hacia ella, sino otro poderoso sentimiento al que ni el rencor más profundo conseguirá extinguir jamás.


Características de los personajes:

Ane Zabalegui: no se menciona su edad. Tiene el cabello castaño, ojos grises, delgada, esbelta, muy bella. Fue miembro de la Brigada Especial de Investigación de Estupefacientes, misma que dejó luego de lo sucedido hace 4 años. Actualmente, trabaja como decoradora, en un negocio en el que es socia. No tiene el título de decoradora, pero sí ha realizado varios cursos sobre el tema. Sus padres fallecieron, sólo tiene tíos y primos a los que pocas veces ve.

Mikel Arteaga (“Trazos”): tiene como 29 años (tomando en cuenta que él contaba con 7 años cuando su hermano nació). Es delgado, alto, musculoso, bronceado, rubio, ojos azules, de 1.85cm de estatura. Su madre le puso el apodo de “Trazos” por su talento para dibujar. Su madre murió al dar a luz a su hermano menor, y su padre tiempo después, por lo que le tocó criar y cuidar de su hermano desde entonces. Pasó 4 años y 1 mes en la prisión de Nanclares, hasta que le concedieron un tercer grado, con el que debe pasar 4 noches a la semana durmiendo en la cárcel de Basauri, y los otros 3 días libre para hacer lo que quiera, también tiene permiso de trabajar. Antes vivía en Bilbao y era diseñador, trabajaba en una empresa de diseño gráfico.

Otros personajes: 1) Manu (hermano menor de Mikel; falleció a los 18 años, era muy guapo, rubio, ojos azules, alto); 2) Rodrigo (mejor amigo de Mikel; se conocieron en la cárcel, aunque su estancia fue menor que la de Mikel; cuerpo atlético, alto, ojos marrones; trabaja talando árboles); 3) Bego (mejor amiga de Mikel; muy guapa, cabellos color azabache, ojos negros, tez canela, algo parecida a Penélope Cruz; vive en Bilbao con sus padres, trabaja como traductora, habla 5 idiomas); 4) Carlos (amigo de Anne; cabellos negros cortos, ojos color ámbar, usa barba, moreno, es el comisario de la Brigada Especial de Investigación de Estupefacientes); 5) Lourdes (mejor amiga y socia de Ane en su negocio de decoración; cabello corto y teñido de rojo; es decoradora titulada); 6) Sergio (mejor amigo de Manu; tenían la misma edad); 7) Iñaki (amigo de Manu; de igual edad que él); 8) Carmona (peligroso narcotraficante de la ciudad); 9) Gómez (agente de policía, novato); 10) Tsamoha (ojos negros, piel del color del café tostado, cabellos ensortijados); entre otros.


Comentarios personales:

Una autora por la que sentía muchísima curiosidad, debido a la gran cantidad de recomendaciones que me han hecho y a las críticas tan positivas que vengo leyendo sobre ella desde hace tiempo, es Ángeles Ibirika. Así que el año pasado me di a la tarea de leer tres de sus cuatro novelas publicadas hasta el momento, y quedé totalmente cautivada por su estilo y creatividad.

La primera que leí fue la de Donde siempre es otoño(reseñada por Giovanna R.) y simplemente adoré esa historia. A ésa le siguió precisamente ésta, o sea, la de “Antes y después de odiarte”, de la que ya conocerán mi opinión cuando terminen de leer esta entrada. Y por último, leí la de Entre sueños(reseñada por Kary), que también me dejó súper encantada; sólo dejando como pediente la de “Días de lluvia” que espero descubrir y apreciar en breve. Con las tres novelas reafirmé mi absoluta predilección e incuestionable gusto por todo lo que escribe esta autora. Les hago la aclaración de que los libros reseñados tanto por Giovanna, como por Kary, forman parte de la sección Reseña Conmigo de este blog, y las pueden leer en los links que agregué en los títulos presentes en este párrafo.

Ahora bien, la novela cuenta con un prólogo, 29 capítulos y un epílogo, en menos de 400 páginas, ambientada en algunas ciudades de España, como Bilbao, Nanclares, Basauri, etc. La narración es en tercera persona.

La trama inicia a finales del mes de noviembre, cuando Mikel sale del penal de Nanclares (en donde estuvo durante 4 años y 1 mes) para trasladarse al pueblo de Basauri, en donde seguirá purgando su condena, con la condición de que debe pasar 4 noches a la semana en la prisión de esa ciudad, teniendo las mañanas y las tardes para trabajar e intentar reinsertarse a la sociedad, algo sumamente complicado para alguien con sus antecedentes. Vivirá con Rodrigo (el amigo que hizo en prisión y que salió en libertad hace un tiempo), y es precisamente él quien le consigue un puesto en el mismo lugar en el que trabaja, como talador de árboles. Durante todo el tiempo que estuvo en prisión, y aún ahora con la libertad condicional de la que goza, ha tenido la idea fija de vengarse de Ane, la mujer a la que tanto amó y que lo traicionó hace años, provocándole un inmenso dolor y una pérdida de la que aún no se ha recuperado; esa herida, odio y rencor siguen como en carne viva para él. En su tiempo libre, comienza a seguir los pasos de Ane sin que ésta se percate, con el fin de conocer su rutina y actividades, para así poder planear su revancha y ver la mejor manera de llevarla al cabo. Va descubriendo que la vida de ella ya no es la misma, tampoco la ve dichosa y feliz como se imaginaba que estaría, ni la ve llevando una exitosa carrera profesional como sospechaba que tendría. Pasan los días, y él sigue con su meticulosa vigilancia hasta que llega un momento en el que no aguanta más y se acerca a ella, enfrentándola y sorprendiéndola; produciéndose así el tan esperado reencuentro entre estas dos personas tan heridas que en un tiempo no muy lejano se amaron tanto.

La historia es sumamente intensa y conmovedora, como todo lo que acostumbra presentarnos esta autora; siendo lo más atractivo que nada es lo que parece, ya que lo que ocurrió en el pasado de la pareja protagonista se nos va contando a cuenta gotas, permitiéndonos conocer ambas versiones de los hechos, tanto la de Mikel como la de Ane. La curiosidad por saber cómo sucedieron las cosas te llevan a prácticamente devorar las páginas, sintiendo las emociones que los personajes nos van transmitiendo, pasando así por el dolor, el resentimiento, lo trágico, las culpas, las injusticias, los engaños, las injurias, el egoísmo, los chantajes, por el amor contenido, reprimido y desesperado, por aquellos sentimientos que por más que lo intenten no consiguen hacerlos desaparecer, y por todas esas cosas que están destinadas a suceder.

Ambos protagonistas están muy bien caracterizados. En el caso de Anne, es notoria esa vulnerabilidad y susceptibilidad con las que lleva su vida en el presente. Es claro que carga con un gran dolor, culpa y decepción, y que de alguna manera su vida no ha avanzado mucho desde lo que ocurrió con Mikel hace más de 4 años, pareciera como si ella se hubiera quedado suspendida en el tiempo, a pesar de sus esfuerzos por labrarse una nueva ocupación para su subsistencia y de que ésta resultara muy rentable y satisfactoria. Ella me causó mucha pena, es evidente que aún está rota y que sigue en busca de una expiación que tarda mucho en llegar; pero a la vez, es una mujer sencilla, dulce y confiada que ya no duda ni sospecha del hombre al que nunca dejó de amar. 

Por otra parte, tenemos a Mikel, alguien completamente dominado por el odio y la sed de venganza, tanto así, que no le permiten ver las cosas en su correcta perspectiva. Es muy apasionado; antes usaba esa pasión para crear, dibujar y diseñar magníficos trabajos, hoy sólo le sirve para no cejar en su afán de arruinar la vida de la mujer que tanto daño le hizo y para encontrar la mejor manera de pagarle con la misma moneda. Como bien lo dice el título de la novela, en la forma de ser de Mikel existe un antes y un después de odiar a Ane. Él era un hombre enamorado, entregado, detallista, cariñoso, y hasta dulce con ella (en esas partes del pasado, ¡me conquistó totalmente!); pero todo eso queda atrás luego de la traición que comete ella contra él, trastornando y transformando completamente su existir, haciendo que ni él mismo se reconozca, y que ya ni sepa muy bien qué persona es en la actualidad. Había veces en las que sentía que él ya era muy duro con Ane, que no podría superar el rencor, que eso siempre sería lo primordial en su lista, pero bueno, naturalmente, él tendrá que pasar por un largo y tormentoso proceso para dejar eso a un lado.

OJO, este párrafo contiene SPOILERS. Yo me quedé principalmente con dos dudas: 1) ¿Qué pasó con la condena de Mikel?, aunque me pareció entender que Carlos lo ayuda también con eso, y que pudieron haberlo negociado en el momento en el que ambos hablan antes del encuentro con Carmona. 2) ¿Qué pasó con Rodrigo y Bego? No sé si habrá algún futuro libro sobre ellos, o cómo se definieron las cosas entre ambos.

En resumen, les recomiendo ampliamente esta novela y a esta autora. Sus historias son intensas, emotivas y emocionantes, con unos giros que en la mayoría de los casos aporta esa necesaria cuota de sorpresa y atractivo para conseguir atraparte hasta el final. En esta novela, aunque las acciones no se desarrollan rápidamente ni de manera acelerada, y a pesar de que tardamos muchas páginas para conocer “la verdad”, y de que en varias partes pasamos del presente al pasado, la trama no pierde brillo ni agilidad, muy por el contrario, son precisamente esas ansias por descubrir el pasado y ver si después de tantas heridas todavía habrán maneras para que ambos se perdonen y se otorguen esa renuente segunda oportunidad, para que así triunfe el amor, como en la mayoría de las novelas románticas. ¿Sucederá o no? Eso lo podrán averiguar al leer este libro, aunque les aclaro que los finales de esta autora pueden ser totalmente inesperados. Si lo leerán o lo leyeron, ¡¡ahí me cuentan!! JJJ


Frases: (pueden ser spoilers)

“—Por favor. Dame tu teléfono, algo, cualquier cosa con la que pueda localizarte. Una cita, un lugar, una hora. Iré a la luna si me aseguras que allí podré verte. —Dejemos que sea el destino quien decida si debemos volver a encontrarnos. —No me fío del destino. Te ha tenido escondida hasta ahora, el muy cabrón. Si no hacemos algo, seguro que te vuelve a reservar durante otros veinte o treinta años. Ahora que te he descubierto no podría esperar tanto tiempo sin volverme loco…” (Mikel y Ane; en el pasado)

“—Bromeas o cambias de conversación cada vez que trato de desnudar mis sentimientos. Por eso te he traído aquí. Porque yo no puedo seguir así. —Así, ¿cómo? —Así, como hasta ahora. Viéndote unas horas cada sábado y muriendo el resto de la semana por no saber dónde estás o si volverás a nuestra siguiente cita. —¿Desconfías de mí? —Confío en ti. Pero me vuelvo un maldito paranoico cuando no puedo verte. Y son demasiados los días que me privas de tu presencia. —Tal vez podamos quedar también a mitad de semana… —No me has entendido. O tal vez sí. Quiero verte los lunes, los martes, los miércoles… Quiero verte todos los días del resto de mi vida…” (Mikel y Ane; en el pasado)

“—No estaría aquí, contigo, si no creyera en ti. Pero… tengo miedo de que esto no salga bien. —¡¿De que no salga bien?! ¿Y cómo lo sabrás si no te arriesgas? Te amo. Te amo como jamás pensé que llegaría a amar a nadie. Tuviste que aparecer en mi vida para enseñarme que el amor no era lo que yo creía, sino esto que estoy sintiendo por ti. —¿Qué sientes por mí? —No es fácil de explicar con palabras. Me falta el aire cuando te veo llegar y siento que muero cuando te despides. Estás en mi pensamiento cada segundo del día y en mis sueños durante todas las noches. Daría…, daría la mitad de mi vida si con ello pudiera asegurarme de que pasaría la otra media contigo. —Me asustas. Quien es capaz de amar con esa intensidad, puede odiar de la misma manera. —Yo no odio. No he odiado ni odiaré jamás a nadie. Además, necesito todas mis fuerzas para amarte. Te aseguro que no soy un tipo peligroso…” (Ane y Mikel; en el pasado)

“—¿Qué pasa, mi amor? ¿He dicho algo que te ha molestado? —No es nada. Me has hablado de que soy una de las dos mujeres más importantes de tu vida y he sentido que no merezco tanto. —Te amo. Te amo de tal manera que cuando no estoy contigo solo respiro para mantenerme vivo hasta volver a encontrarte. Tú llenas toda mi vida. Soy yo quien no merece tanto. —¡Dios mío, Mikel! —Amar duele a veces, ¿verdad? Eso es bueno. Significa que no nos cabe tanto amor y nos golpea por los costados para apretarse e ir haciendo hueco. Sabe que nunca tendrá espacio suficiente, porque jamás dejará de crecer. —¿Dónde has estado durante toda mi vida? —Buscándote…” (Mikel y Ane; en el pasado)

“—La nicotina adormece el cerebro. Cuanto más fumas, menos piensas. —¿Estás seguro de eso? —La verdad es que no. Es difícil detener los pensamientos. Sobre todo cuando lo único que tienes es tiempo…” (Mikel y Bego; en el presente)

“—¿Sabes lo que la hiedra hace al árbol cuando se abraza a él? Lo ahoga, lo asfixia, le roba el agua, los nutrientes, la luz. Tengo miedo de ser hiedra. Si lo hiciera jamás me lo perdonaría…” (Mikel; en el presente)

“—Necesitaba verla. ¿Has odiado alguna vez a alguien? [..] Entonces sabes que el odio te mantiene despierto, vivo. El odio no te deja hundirte. El odio es, en sí mismo, un poderoso motivo para vivir. Hoy yo no tenía un buen día. Necesitaba recordar qué hago aquí en lugar de hacerlo Manu. Cuando la veo y la odio, me odio menos a mí mismo y casi me siento bien. Solo pretendía verla de lejos. —El odio te sirvió en la cárcel, pero ahora deberías tratar de olvidarlo porque aquí no te hace falta. Cuando ella te visitó… —No le dije lo que debía. Acababa de ver morir a mi hermano, de perder mi libertad, de perderla a ella… Dijo que me quería. ¿Puedes creerlo? Que me quería y que no sabía lo que iba a ocurrir aquella tarde. ¡Cómo podía pensar ella que iba a dejar que me explicara nada! El amor no se explica, se da. Se da aun cuando no sepas si te van a devolver algo a cambio. Grité pidiendo que me sacaran de allí después de decirle que estaba muerta para mí. Pero nunca lo ha estado. No ha pasado ni un día sin que piense en ella. Es una obsesión que no desaparecerá hasta que me haya vengado. —¿De verdad no piensas desistir de eso? —Nunca. No descansaré hasta habérselo hecho pagar como la miserable zorra que es…” (Mikel y Rodrigo; en el presente)

“—Tú… ¿Vienes a contemplar tu obra? —Aléjate de ahí, por favor. Es peligroso. —Vete. Este espectáculo no… no es para ti. —Por favor. Aquí no estás bien. Vete a casa. —¿A qué casa?… Yo no… tengo casa. Yo no tengo… nada. [..] ¿Sabes lo que… es perderlo todo y acabar encerrado en una… una…? ¿Cómo se llama…? Es como si algo… hubiera ocupado mi sitio. Yo necesito… Necesito que mi… mi mundo vuelva a ser como era antes. [..] Llevo años intentando odiarte… Y te… te odio… Te odio y te amo, Ane. Te odio y te amo… y eso…” (Mikel y Ane; en el presente)


Observaciones (Obs):

- Esta es la segunda novela publicada por la autora, que se hizo acreedora de algunos premios.

- Algunos lugares mencionados: 1) Cárcel de Nanclares de la Oca; (Álava, País Vasco, España); 2) Basauri (localidad y municipio de Vizcaya, situado en la comarca del Gran Bilbao, en el País Vasco, extremo norte de España); 3) Bilbao (municipio situado en el norte de España y una villa de dicho municipio, capital de la provincia y territorio histórico de Vizcaya, en la comunidad autónoma del País Vasco); entre otros.

- Algunos conceptos mencionados: 1) Ertzaintza (es el cuerpo de Policía autonómico e integral del País Vasco); entre otros.


Booktrailer: Ver vídeo 



Soundtracks del libro:
- “Footloose” (Kenny Loggins)
- U2.


Leer más...

Entradas populares

 
Muero por los libros Copyright © 2013 | Tema Diseñado por: Leyendo ando... | Con la tecnología de: Blogger