“Mi tramposa favorita” – Isabel Keats

13 oct. 2017


Autora: Isabel Keats
Categoría: Romántica
Editorial: Esencia
Publicación: Septiembre 2016
Protagonistas: Daniela Caballero y Bruno del Valle

“Sumérgete en un romántico cuento de Navidad que cambiará la vida de dos personas para siempre…”

Sinopsis:
Daniela Caballero y su hermano Luis viven al día, trampeando como pueden. Su timo favorito es sencillo: él se encarga de buscar algún incauto con más dinero que cerebro, y ella lo atonta con su belleza antes de pegarle un buen sablazo. Hasta ahora no les ha ido del todo mal, pero su suerte está a punto de cambiar. Bruno del Valle, el padrino de su última víctima, es un psiquiatra de reconocido prestigio que enseguida descubre el juego que Daniela se trae entre manos. Ante la amenaza de ser desenmascarada, a ella no le queda más remedio que renunciar a sus planes y desaparecer, pero él no parará hasta dar con ella y hacerle una sorprendente proposición. ¿Puede una estafadora de tres al cuarto enamorarse de un famoso psiquiatra? ¿Y al revés?


Características de los personajes:

Daniela Caballero (“Dani”): 26 años, piel color miel, melena castaña y ojos azules. Tiene un pequeño tatuaje en forma de estrella a la altura de la pelvis. Finge ser “Danièle Chevalier”. Nació en Madrid, pero sus padres se trasladaron a Francia cuando era muy pequeña. Cambiaban de domicilio a menudo. Su madre los abandonó cuando ella tenía 6 años, para fugarse con un actor de tercera, supuestamente a Hollywood; pero murieron en una colisión cuando iban al aeropuerto. Vivió en Francia casi 9 años. Vive actualmente en Madrid. Lleva 6 años estudiando en la UNED. Le faltan una asignaturas para licenciarse en Historia del Arte (Susy le prestó el dinero para pagar sus estudios). Después de la traición de su primer novio, Jules, no se volvió a relacionar íntimamente con nadie.

Bruno del Valle: 38 años, muy alto (1.87 cm), elegante, hombros anchos, ojos oscuros, cabellos negros con unas pocas canas en las sienes. Él es un Psiquiatra reconocido. Su madre Adriana, tenía trastorno de la personalidad; era una belleza alta, morena y elegante. Su padre es Santiago del Valle.

Otros personajes: 1) Luis Caballero (hermano de Daniela; es 3 años mayor que ella; es guapo, alto, buen cuerpo, rebelde, macarra, cabellos castaños claros despeinados y no demasiado cortos, ojos azules, barba de 2 días; aro en la oreja izquierda); 2) Micaela Waksman (“Mica”; mejor amiga de Daniela; 26 años; está enamorada de Luis desde que lo conoció a los 13 años; es guapa, con la cara de ángel, bajita, delgada, bucles rubios, grandes ojos castaños, melena hasta debajo de la mandíbula; hija única, vive con sus padres que son muy ricos; trabaja como Directora de Recursos Humanos en una multinacional americana); 3) Diego (ahijado de Bruno; heredero millonario; es 10 años menor que Bruno; es un poco ingenuo; alto, desgarbado, rubio, ojos verdes saltones y anodinos); 4) Eva (hermanastra de Bruno; es su hermana por parte del padre; tiene 52 años, es 14 años mayor que Bruno; viuda de Raúl hace 15 años; regordeta, mechas rubias, ojos castaño claros y miopes); 5) Toño (“El Mazas”; vecino de Daniela; está enamorado de ella; 25 años, bajito, 1.64 cm de estatura, ancho, no es feo, cabellos oscuros, ojos marrones; vive con su madre; es un cachas que va al gimnasio); 6) Susy (peluquera, guapetona, entrada en carnes, está embarazada, su salón de belleza se llama “Susy’s Salon”; casada con Manolo que es bajito y enclencle); 7) Babacar (vendedor ambulante; negro, senegalés); 8) Rosa (mendiga; duerme en una boca del metro); 9) Alejandro (ex de Mica; se conocieron en la facultad de Empresariales; ahora son amigos y comparten aficiones; terminaron hace 2 años; fue su novio por más de 3 años; perdió su virginidad con él; es caritativo); 10) Piluca (hija de la frutera del barrio de Daniela; es cyberpunk; cabellos de varios colores; aros en la nariz, cejas y labios; grandes ojos color miel); 11) Fausto Hernández (“Mr. Scrooge”; casero de Daniela); 12) Arturo Palamós (sesentón, bajo, poco cabello y algo de tripa, es un nuevo rico, archiforrado, juega al pádel en un club exclusivo); 13) Peláez (investigador privado; calvo, estrafalario al vestir); 14) Víctor (mayordomo de Eva en Sotogrande desde hace 30 años; serio, formal); entre otros.


Comentarios personales:

Esta es una novela independiente de la escritora española Isabel Keats, que así como otras de su autoría, están enmarcadas en el género romántico.

El contenido está dado por un prólogo, 20 capítulos y un epílogo, en poquito más de 350 páginas. Ambientada en ciudades de España, tiene como protagonistas a Bruno y Daniela.

La trama inicia cuando Bruno llega a Sotogrande, a la casa de su hermana Eva y su ahijado Diego, para conocer a la novia de éste, Daniela. Pero lo cierto es que, no le causa muy buena impresión; al contrario, despierta sus dudas, por lo que se ve en la necesidad de contratar a un detective para descubrir lo que cree que la mujer oculta. En un determinado momento, la ve paseando por el patio y la sigue, habla con Daniela y la besa. Después, ella se hace de la víctima con Diego, por lo que Bruno es obligado a disculparse. Para la noche siguiente, Bruno sabe todo sobre la tramposa Daniela y se lo dice, provocando que inicien los verdaderos enfrentamientos entre ambos.

De los protagonistas se puede decir que, pese a parecer que a primera vista son muy opuestos, en realidad, tienen varias similitudes, ya que ambos son de carácter fuerte, decidido, independiente, ingenioso y atrevido. Él, por ejemplo, la tiene calada desde el primer momento en que la ve interactuando con su ahijado y su hermana; haciendo gala de su profesión de psiquiatra prestigiado, observador e intuitivo. Ella, por su parte, es una mujer que tuvo que luchar para sobrevivir y que creció con muy pocas constantes en su vida; labrándose una ocupación como tramposa y oportunista, aprovechando la gran belleza y astucia que posee.

Es una historia fácil de leer, por su sencillez y ligereza. El estilo es el mismo que habrán podido observar en otros trabajos de la autora, si es que han leído otras novelas de ella.

Hay una historia secundaria que tiene como personajes principales a Luis y Maca, el hermano y la mejor amiga de Daniela, respectivamente.

En resumen, este es un libro ideal para pasar el rato, o si están buscando una lectura tranquila, sin muchos dramas. De todo lo que he leído, no es el que más me ha gustado de la autora, pero sí les puedo decir que es entretenido, con algunas partes que atrapan. Si lo leerán o lo leyeron, ¡¡ahí me cuentan!! JJJ


Frases: (pueden ser SPOILERS)

1. No sabía que embaucar a un hombre haciéndole creer que estás enamorada de él para obtener un préstamo mediante engaños y mentiras fuera un trabajo exactamente. Para mí sí lo es. Y ¿qué pasa con Diego? ¿No sientes ni siquiera un ápice de lástima por él? El pobre está loco por ti. —¿Quieres la verdad, o prefieres que sea políticamente correcta y te dé una versión edulcorada, llena de arcoíris y corazones de color rosa? La verdad y nada más que la verdad. Diego no me da ninguna pena. Las relaciones personales son una jungla en las que uno siempre quiere algo del otro. En este caso, yo quiero parte del dinero de tu sobrino; es más que evidente que a él le sobra, y yo, la verdad sea dicha, lo necesito con cierta urgencia. A cambio, lo dejo jugar con la idea de convertirse en mi dueño y señor. En realidad, él no me conoce lo más mínimo, no sabe nada de mí y, para ser sinceros, ni siquiera le interesa. Simplemente, está deslumbrado por mi apariencia física y la manera en que halago su ego sin parar. Yo tiro la caña al mar, y no es culpa mía si algún pez con poco cerebro se deja tentar por el cebo. No eres más que una mujerzuela. Bien, te diré lo que quiero. Quiero que te inventes una buena excusa para convencer a Diego de que no puedes casarte con él, de lo contrario, yo mismo haré que abra los ojos de una forma un poco más brusca. Eso sirve también para mi hermana. Me he dado cuenta de que te ha cogido cariño y no quiero que sufra más de lo necesario. —¿Cuánto me pagarás a cambio de desaparecer sin armar jaleo? Jamás he tenido que pagar a una mujer para conseguir lo que quiero…” (Bruno y Daniela)

2. Ven aquí. No creo que sea buena idea, la verdad. No me hagas ir a buscarte. —¿Es una amenaza? —¿Tú qué crees? —¿Por qué siempre tienes que responder con otra pregunta? Resulta de lo más irritante. Daniela... No me gusta que me manden. —¿En serio? Estamos jugando con fuego y lo sabes. Dijiste que valía provocarme, así que ya sabes: provócame, soy todo tuyo. Con una condición... Mmm. Haga lo que haga, tú no podrás tocarme. No me gusta esa condición. Me da igual que no te guste, es lo que hay. Lo tomas o lo dejas. ¿Qué decides? Está bien, lo tomo. Ya llegará mi momento. —¿Preparado? Preparado. Cierra los ojos. Eso no formaba parte de las condiciones. Está bien. Ya los he cerrado…” (Bruno y Daniela)

3. —¿Otra vez con ésas, Daniela? Te lo diré de otra forma: ¿qué garantías pides a cambio de ese préstamo? Ninguna. Te lo presto en plan amigo. Nosotros no somos amigos. —¿Ah, no? Y ¿qué somos, exactamente? No lo sé. Yo diría que tú tienes un interés en mí que no está claro. —¿En qué tipo de interés estás pensando? Unas veces pienso que tratas de diseccionar mi mente para elaborar un perfil psicológico de una tramposilla sin importancia y alardear de tus descubrimientos en tu próximo congreso de comecocos, y otras... —¿Otras? Otras, me temo que lo que buscas en realidad, y volvemos a lo de siempre, es... Acostarme contigo. —¡Exacto! No. No, ¿qué? No eres el conejillo de Indias para mi próximo congreso y tampoco quiero acostarme contigo. —¿Entonces? Entonces, nada. Puedo prestarte un poco de dinero sin problemas y me lo devuelves cuando te venga bien. —¿Sin intereses? Al cero por ciento TAE. —¡Ay, Dios! Y ahora, ¿qué ocurre? Se me acaba de ocurrir una idea espantosa. Venga, anda, dímela —¿Te has enamorado de mí? Qué entretenida resultas, Daniela. —¡Uf, menudo susto! Bueno, tenía que preguntarlo, no me negarás que tu ofrecimiento resulta un tanto sospechoso. —¿Eso es un «sí» al préstamo? En realidad es un «no». Te lo agradezco mucho pero, por ahora, no necesito pedirte dinero prestado a pesar de las magníficas condiciones que me ofreces. No seas cabezota, Daniela. —¿Podríamos hablar de otra cosa que no sea mi economía, por favor? A este paso, estos magníficos tagliatelle me van a producir indigestión. —¿Por qué te asusta tanto pensar que haya podido enamorarme de ti? —¿Estás de broma? Eres el único hombre, aparte de mi hermano, con el que puedo ser yo misma, mostrarme tal y como soy. No soportaría que, de pronto, me convirtieras en una diosa a la que adorar y me adornaras con un montón de virtudes inexistentes. Tranquila, no hay peligro. No, ya veo que no lo hay…” (Bruno y Daniela)

4. Hola, Daniela. Hola, Bruno. No me digas que pasabas por aquí. No estaba seguro de que siguieras viviendo en este cuchitril. Ahora que ya dispones de unos ahorrillos, pensé que igual te habías mudado. Pues ya ves que no y, la verdad, te agradecería que mostraras un poco más de respeto cuando hablas de mi hogar. Lo siento. ¿Podemos subir a tu hogar? Hace un frío que pela. No, no podemos. Estoy esperando a alguien. Así que, si no te importa, dime rápido lo que tengas que decir porque me estoy helando. —¿Ya tienes a una nueva víctima en la recámara? Quizá. Eres insaciable. Ya ves. Tic, tac, tic, tac... Quería hablar contigo de lo que ocurrió el otro día, tranquilamente. Los dos somos adultos, así que no entiendo por qué no podemos continuar con esta relación. Simplemente, porque no es ninguna relación. No creo que ni siquiera tu abultada cartera pudiera resistir el pago de seis mil euros por polvo durante mucho tiempo. Sobre todo, si tenemos en cuenta que, por lo que se ve, a los dos nos va la marcha. —¿Tienes que ser tan vulgar? Me temo que soy una persona vulgar. En mi vida, al contrario que en la tuya, no hay fines de semana en Baqueira, ni esquí acuático con la motora en Marbella, ni cenas benéficas con foto en el ¡Hola! incluida. —¿Crees que las cosas materiales son las que marcan la diferencia? La verdad es que no tengo ni idea, y me temo que no tengo tiempo para disquisiciones filosóficas; ya se me han congelado tres dedos de la mano izquierda y dos de la derecha. Podemos estar juntos una temporada, durante ese tiempo no te faltará de nada. Me siento halagada. El gran Bruno del Valle dispuesto a pagar por la compañía (queda más bonito que hablar de sexo, ¿no?) de una mujer. Eres... Ya sé lo que soy. Así que creo que te hago un favor cuando digo que prefiero que te mantengas alejado de mí. […]Ya me voy. Tienes razón, el gran Bruno del Valle no necesita suplicar a una mujer para echar unos cuantos polvos y, por supuesto, no necesito pagarlos. También estás en lo cierto respecto a otra cosa: a juzgar por la prisa que te has dado para cobrar los cheques, creo que tu alma codiciosa acabaría en breve con mi cuenta corriente. Así que lo mejor será que nos despidamos ahora. Adiós, Daniela, admito que mereció la pena pagar por el placer de follarte un par de veces. ¿Ves? A pesar de la esmerada educación que recibí, yo también puedo ser vulgar…” (Bruno y Daniela)


Observaciones (Obs):

- En la sinopsis la presentan como un “cuento de navidad”.


Booktrailer: Ver vídeo    



Soundtracks del libro:
- “Concierto de Aranjuez” (Paco de Lucía)
- “Ella” (Bebe)
- Los Ramones; Camarón, etc.




Otras novelas de la autora, ya reseñadas en el blog:
- “Algo más que vecinos” (2012)
- “Vacaciones al amor” (Septiembre 2013)
- “Cuéntaselo a otra” (Septiembre 2014)
- Mi tramposa favorita(Septiembre 2016)
- Me vuelves loco(Septiembre 2017)

Otras novelas publicadas:
- “El protector”.
- “Empezar de nuevo”.
- “Abraza mi oscuridad”.
- “Nada más verte”.
- “Te quiero, baby”.
- “Un bonsái en la Toscana”.
- “Escrito en mis sueños”.
- “Escrito en las estrellas”.

Relatos: “Patas de alambre” y “Nunca es tarde”.



NOTA: Por favor, si la publicación te sirvió, coméntamelo. Y si la usas como fuente de información, mencióname como un reconocimiento al trabajo realizado. Muchas gracias. By CAR

0 comentarios:

Publicar un comentario

ESTE BLOG SE NUTRE DE TUS COMENTARIOS. Atte. CAR

Entradas populares

 
Muero por los libros Copyright © 2016 | Tema Diseñado por: Por Car... | Con la tecnología de: Blogger