“Te quiero a tú” (Planes 02) – Anna García

22 jun. 2018





Autora: Anna García
Serie: Planes 02
Categoría: Romántica
Editor: Autopublicación
Publicación: Noviembre 2016
Protagonistas: Max Morgan, Ashley Clark, Simon Turner, Chloe Richards

Sinopsis:
Les conocimos siendo solo unos niños, cuando sus padres nos contaban su historia. Les acompañamos durante unos años, viéndoles crecer. Fuimos testigos de sus alegrías y sus penas. Nos hicieron reír con sus ocurrencias y travesuras, y se nos encogió el corazón con su particular manera de afrontar los problemas. Ahora, ha llegado el momento de verles enamorarse.


Características de los personajes:

Max Morgan: 27 años, guapo, delgado, cuerpo marcado. Es de signo Piscis. Es de Nueva York; donde vivía con sus padres (que todavía viven ahí, en la casa a la que se mudaron todos cuando Aaron y Chris volvieron de Washington). Es sordo, por eso tiene un implante coclear. Es Médico. Hace 4 años que trabajo en un poblado pobre de Mali, a través de la organización “Médicos sin Fronteras”. Tiene un perro que se llama “Bono”, pero él se quedó en Nueva York (antes era el perro de Aaron).

Ashley Clark (“Ash”): 25 años, piel blanca, rubia, delgada. Es de signo Aries. Estudió Periodismo hace 3 años. Trabaja en la Redacción del periódico “Daily Post” en la sección de “Horóscopos” desde hace 2 años. Antes trabajó en su ciudad natal como cajera, camarera, paseadora de perros, etc.

Simon Turner (“Sy”): 30 y pocos años, alto, imponente, espaldas anchas, cabellos castaños claros, ojos azules. Tiene un tatuaje con la frase “Haz que parezca difícil ser tú” (cada uno de sus hermanos lo tiene en alguna parte de su cuerpo). Tiene 2 hermanos y una hermana melliza. Sus padres viven en Kansas. Iba a ser jugador profesional de baseball pero se lesionó. Tiene cinturón negro en karate. Trabaja como instructor de artes marciales en un gimnasio.

Chloe Richards: 35 años, es madre soltera de un adolescente. Sus padres viven en Boston. Estudió Marketing en la Universidad, pero lo dejó cuando quedó embarazada de su ex jefe casado. Ahora trabaja como Instructora de Yoga en el “Centro de Yoga y Medicinas Alternativas”, además de con clases particulares.

Familia de Max: 1) Livy (madre de Max; su ex esposo que es el padre de Max la hizo vivir un infierno; viven en Nueva York); 2) Aaron Taylor (pareja de Livy; es como un padre para Max; él tenía 4 años cuando su madre y Aaron se conocieron; Livy era la jefa de Aaron, ya que era la capitana del SWAT de Nueva York y él era Teniente; ahora ambos están jubilados); 3) Lexy (hermana mayor de Max; hija del ex marido de Livy; ella está embarazada de 7 meses de su novio Jackson; después nace Freddy); 4) Chris Taylor (hermanastro mayor de Max; es hijo de Aaron; es un famoso cantante; andaba con Jill pero ella lo dejó); 5) Jimmy (hermano menor de Max; hijo de Livy y Aaron; es músico, ejecuta el piano).

Familia de Simon: 1) Lucas (padre de Simon; protagonista de la bilogía “Lucas y Valerie”); 2) Valerie (“Val”; madre de Simon; esposa de Lucas; casi 65 años, pero se ve muy bien físicamente); 3) Harry (hermano mayor de Simon; es superdotado; cabellos oscuros y alborotados, ojos azules, hoyuelos, barba de varios días, desaliñado; casado con Alison, tienen un hijo de 6 años llamado Neil); 4) Rosie (hermana melliza de Simon; muy guapa; su novio es Jared, un abogado); 5) Noah (hermano menor de Simon; es el que menos se parece a todos en su flia; ojos claros; es un actor en paro); 6) Louis (tío de Simon; hermano de Lucas); 7) Lori (tía de Simon; hermana de Lucas); 8) Liz (tía de Simon; hermana de Lucas); 9) Levy (tío de Simon; ya falleció); 10) Jury y Alice (abuelos de Simon; padres de Lucas; ya fallecieron).

Otros personajes relacionados con Ashley y/o Max: 1) Kim (amiga de Ashley; ojos achinados, piel morena, guapa, cuerpazo, tiene antepasados asiáticos); 2) Faith (compañera de trabajo de Ashley; está en el área de Deportes); 3) Doug (jefe de Ashley en el periódico “Daily Post”); 4) Sira (recepcionista joven y amable en el hotel “Madison Bamako”); 5) Mariam (anciana sabia del poblado de Segou; creen que es bruja); 6) Salif (hombre de confianza de Max en la zona); 7) Fati (niña pequeña de la aldea); entre otros.

Otros personajes relacionados con Chloe y/o Simon: 1) Mike (hijo de Chloe; 14 años, muy guapo; se ha vuelto muy contestón y nada dócil desde que su madre le reveló hace poco tiempo que su padre no la apoyó); 2) Nat (mejor amiga de Chloe desde niñas; trabaja como paseadora de perros; es rubia, rellenita, alegre, divertida, excéntrica, bulliciosa); 3) Carl Byrons (ex novio de Chloe en el Instituto; guapo, cabellos negros, ojos color avellana, sonrisa perfecta, es un seductor; ahora trabaja como bombero); 4) Sally (canguro de Mike; joven, agradable); 5) Joseph Adams (ex jefe de Chloe hace más de 14 años; es el padre de Mike aunque se desentendió desde que ella le dijo del embarazo, porque era casado, además de un idiota, según las palabras de ella; él ya tenía 2 hijas; es alto, cabellos castaños, de casi 50 años); 6) Bud (compañero de trabajo de Simon en el gimnasio); 7) Melissa (“Mel”; recepcionista del gimnasio donde trabaja Simon; guapa); 8) Janet (amiga de Valerie en Nueva York; está con Bruce, el amigo de Lucas; aparecen en la bilogía); 9) Gloria (amiga de Valerie en Nueva York); 10) Hoyt y Roger (amigos de Lucas en Nueva York); entre otros.


Comentarios personales:

Esta novela tiene la peculiaridad de estar relacionada con dos historias completamente diferentes de la autora. Por una parte, siguiendo con la serie “Planes”, guarda relación con el libro No entrabas en mis planes y también con la bilogía “Lucas y Valerie”. Y ahora les detallaré el por qué.

La cuestión aquí, para que se dé esta singular unión de libros e historias es que, Max y Simon se conocen, ya que son amigos y fueron compañeros de piso; se conocieron en una fiesta universitaria hace varios años. Max es el tercer hijo del matrimonio formado por Aaron y Livy (protagonistas de “No entrabas en mis planes”), mientras que Simon es uno de los hijos mellizos de Lucas y Valerie (que aparece en el 2do libro “Esta es nuestra historia”, de la bilogía).

Ambos amigos, Max y Simon, protagonizan esta novela, junto con las mujeres que los traerán “cabeceando las banquetas” (o volviéndolos locos), Ashley y Chloe, respectivamente. La narración la realizan estos cuatro personajes, así que podremos conocer la visión femenina y masculina de la historia.

El contenido se divide en 4 partes de 5 capítulos cada uno. Cada parte tiene a uno de los protagonistas como narrador. O sea, en total serían 20 capítulos y 4 epílogos, en poquito más de 600 páginas. Ésta también es una autopublicación de la autora (o sea, sin editorial).   

La historia inicia con las narraciones de Ashley, que nos cuenta que trabaja en un periódico redactando horóscopos, hasta que su jefe la llama para darle su primera gran oportunidad después de 2 años, donde ejercerá como periodista y viajará a Mali, en el continente africano, para hacer un artículo sobre el trabajo de una ONG en ese país. La asignación incluye estar pegada a un médico americano que es voluntario ahí. Llega a un gran hotel en la ciudad de Bamako, hasta que días después la busca “el médico americano” y la lleva al poblado en el que debe trabajar, ubicado a más de 300 kms de la ciudad. Al principio, ambos se caen muy mal; porque ella lo considera un insoportable, y él cree que ella es una estirada citadina. Pero irán pasando los días, y descubrirán que el otro no es tannn malo como pensaron en un principio.

Posteriormente, tendremos las narraciones de Chloe, quien es convencida por su gran amiga Nat para asistir a una reunión de ex alumnos del Instituto en el que ambas estudiaron. Van, y ahí Chloe se reencontrará con Carl, su ex novio de aquella época, con el que duró 2 años. Bailan, tontean, pero llega un momento en el que él quiere más y no quiere aceptar un “NO” por respuesta a sus intenciones de intimar, por lo que debe intervenir Nat para rescatar a su amiga y llevársela del lugar. Y es precisamente, el hecho de haberse sentido débil y vulnerable lo que provoca que Chloe busque tener clases de defensa personal, lo que también desencadenará a que conozca al guapísimo Simon.

Pero bueno, no les cuento más, sólo fue un poquito de la introducción de las historias de ambas parejas protagonistas. Afortunadamente, como les contaba más arriba, cada uno de ellos en algún momento nos narran su sentir y forma de pensar, por lo que no se quedarán sin saber qué pasaba por la cabeza de la otra parte.

Ambas historias tienen su atractivo. Por un lado, tenemos al doctor sencillo, caritativo, responsable, sacrificado, y nada materialista, que choca con la periodista citadina, que nunca fue movida de su zona de confort y que hará de todo por aprovechar la chance que le están dando en el trabajo de ejercer realmente su profesión, pero a la que todavía le falta probarse y conocerse en su plano más íntimo, humano y personal.

Y por el otro lado, tenemos a la madre soltera desconfiada de los hombres por su mala experiencia anterior, pero de carácter tranquilo y sosegado, a la que fácilmente avasallan e imponen; y a la que le tocará enfrentarse al enorme reto de aprender a defenderse, mientras se resiste a los numerosos encantos de su maestro, que es un seductor de mucho cuidado y un hombre de familia muy unida al que ella no duda en prejuzgar.

En la novela también podremos disfrutar de un agradable reencuentro con aquellos personajes (que ahora son secundarios) a los que ya conocimos tanto en la bilogía como en el libro que precede a éste en la serie “Planes”. O sea, a los familiares de Max: Aaron, Livy, Lexy, Chris; a los de Simon: Lucas, Valerie, Harry, Rosie, Noah, los tíos Louis, Liz, Lori; y también a los amigos de la familia: Janet, Bruce, Gloria, Hoyt, Roger, etc. Sabremos qué ha sido de sus vidas, muuuuchos años después (más de 20 en el caso de la familia de Max).

Les recomiendo la novela, si empezaron a leer la serie, es importante que sigan descubriendo cómo siguieron las cosas para todos los personajes que ya conocieron. La trama es realmente sencilla, simple, y amena. Hay algunas emociones que pretenden subir la intensidad en los últimos capítulos, persecuciones incluidas, y que ya me dirán qué les parecieron, pero… Si la leerán o la leyeron, ¡¡ahí me cuentan!! JJJ


Frases: (pueden ser SPOILERS)

1. —¿Todos los días son así? Unos más que otros. —¿Estás aquí solo? Quiero decir… ¿Haces todo eso solo? Pero la gente de por aquí me ayuda bastante Y una o dos veces al mes recibo las provisiones que pido, suministros médicos, comida… —¿Y cuándo vuelves a casa? Viene alguien a sustituirme. Pero nunca es por más de un mes, y eso suele ocurrir dos veces al año. Las que me obligan para cambiar de aires y relajar la mente y el cuerpo. Dicen que pasar mucho tiempo aquí, te pasa factura. —¿Y es verdad? Creo que pasar un tiempo aquí no te puede hacer ningún mal. Y cuanto más pasas, más consciente eres de la realidad del mundo en el que vivimos. —¿Siempre quisiste hacer esto? Verás Cuando era pequeño, mucha gente me ayudó con mi problema. A comunicarme cuando no tenía este implante o a no hacerme sentir diferente a pesar de serlo. Y luego, cuando me lo pusieron, me ayudaron durante todo el duro proceso La operación, la posterior recuperación Siempre supe que era diferente, pero la gente a mi alrededor no me hizo sentir mal por serlo Así que me prometí que un día ayudaría a todo el que pudiera. No sabía qué quería ser, pero sí que necesitaba ayudar a la gente Y sin pedir nada a cambio. Yo solo podía pagar a todo aquel que me ayudaba con una sonrisa y un gracias, y alguien me dijo una vez, que eso era todo lo que necesitaba Que saber que yo era feliz, que mi madre y mi hermana se sentían queridas, era todo lo que quería. Ahora me doy cuenta de la razón que tenía Aaron, porque la sonrisa de esa gente es lo único que necesito, y las risas de esos niños son el mejor pago por mi trabajo. —¿Y tú? —¿Yo? —¿Siempre quisiste ser echadora de cartas? ¿Cuándo supiste que tenías el don de la clarividencia? Ja, ja, ja. Muy gracioso. Vale, lo reconozco, he sido injusto. Voy a reformular mi pregunta. ¿Siempre quisiste trabajar en un periódico? Siempre quise ser Lois Lane… —¿La de Superman? Pero al principio no fue porque fuera periodista O sea Siempre quise que alguien me quisiera tanto como para rescatarme si me caía al vacío desde un rascacielos. —¿Tienes instintos suicidas? —¡No! Siempre he sido una romántica, supongo. Me encantó la idea de que alguien me quisiera tanto como para rescatarme sin pensar en su propia integridad física” (Ashley y Max)

2. —¿He dicho algo que? Estás más guapo callado. Estoy siempre guapo. La opinión de tu madre no cuenta. No estoy hablando de la opinión de mi madre. Tú me has dicho que estoy más guapo callado, más de lo que ya soy. Con lo que doy por hecho que también me ves guapo cuando hablo, aunque menos según tu opinión. —¿Sabes lo que es una frase hecha? Pues eso era una frase hecha. No intentaba expresar mi opinión acerca de lo guapo, o no, que eres…” (Max y Ashley)

3. Tu vida sí tiene sentido, solo tienes que aprender a cambiar tu escala de valores y prioridades en cuanto pones un pie en el país. —¿Lo consigues? ¿Puedes volver a Nueva York y seguir donde lo habías dejado, sin más? Puedes. Quizá con algunos cambios, pero puedes. A lo mejor, de repente te das cuenta que no te hacen falta muchas cosas por las que antes suspirabas, y en cambio aprendes a valorar otras a las que no dabas tanta importancia. Supongo que yo juego con ventaja en ese aspecto. Cuando me pusieron el aparato, me pasaba horas escuchando a mi madre y a a mis padres hablar. Pero no por cotilleo, sino solo por el hecho de escuchar sus voces. O me pasaba horas sentado en un banco del parque, escuchando el ruido de las ramas de los árboles al mecerse por el viento, o a los pájaros cantar. Recuerdo que reía a carcajadas al escuchar a Bono ladrar… —¿Bono? ¿Cómo el cantante de U2? Era el perro de mi padre, de Aaron, y fue mi primer mejor amigo. Aaron me enseñó a comunicarme con él mediante gestos. Fue una pasada ver que obedecía mis órdenes y que era capaz de sacarle a pasear y de jugar a lanzarle la pelota a pesar de no ser capaz de oír y de hablar…—¿Tampoco hablabas? La capacidad de hablar va ligada con la de escuchar. Y la causa principal de que los sordos no usemos la voz para comunicarnos es que no se nos suele entender lo que decimos. Nuestra voz está sin modificar, y no sabemos modularla. Gritamos, o no estructuramos bien las frases Por ello, preferimos pasar desapercibidos en ese aspecto. Incluso en mi caso, cuando me pusieron el aparato, cuando ya era capaz de escuchar a los demás, usaba mal las palabras Decía cosas como para yo en lugar de para mí, con yo en lugar de conmigo”… —Te quiero a túLo siento Te escuché hablar con alguien en el hotel No debería No quería entrometerme, pero me pareció adorable y” (Max y Ashley)

4. Escucha Me equivoqué, ¿vale? Saqué conclusiones precipitadas y equivocadas, pero fue porque no tenía suficiente información de ti y… —Yo tampoco te conozco, pero no por ello me voy a aventurar a inventar tu vida. Me pediste ayuda porque tuviste alguna mala experiencia con algún impresentable, y a pesar de no conocerte, no se me pasó por la cabeza que fueras tú la que no les plantearas los límites desde un principio No te juzgué, te creí y confié en ti. Quizá, esta noche, podemos empezar a poner remedio a eso De momento, sé que tienes dos hermanos a los que no te pareces nada físicamente. Me Me gustaría saber más cosas de ti…—Espero entonces que les encuentres poco agraciados…—Para nada Creo que son muy guapos, pero no son mi tipo. —¿Y cómo son los de tu tipo? Altos, anchos de espalda, de pelo castaño claro, ojos azules… —¿Hombres? Te lo pregunto porque me asemejo bastante a esa descripción, pero tengo una hermana melliza, prácticamente igual que yo…—Sí, definitivamente, me van los hombres…—Es un alivio… ¿Y tiene que cumplir algún requisito más? VeamosNecesito a alguien capaz de hacerme sentir protegida con sus abrazos, y créeme que no todo el mundo puede hacerme sentir eso. Tiene que ser varonil y divertido, capaz de sacarme una sonrisa incluso en mis peores momentos. No hace falta que tenga o gane mucho dinero, pero sin embargo es indispensable que cuando llegue a casa después de un día agotador, me sonría y me diga que me ha echado de menos Tampoco hace falta que me haga regalos caros para San Valentín, pero sí que me sorprenda con una flor un día cualquiera, porque sí, por el simple motivo de que se haya acordado de mí No hace falta que sea empalagoso y tampoco necesito que me esté besando cada cinco segundos, me sirve con que me coja de la mano mientras paseamos, o me abrace cuando nos metamos en la cama. No necesito que me lleve a sitios exóticos, me sirve con descubrir lugares increíbles a su lado Y, sobre todo, lo más importante de todo, es que sea un tipo al que no le importe ser el segundo hombre más importante de mi vida, porque el primero es mi hijo de catorce años…—Déjame ser ese tipo” (Chloe y Simon)


Observaciones (Obs):

- Es importante, que presten atención a lo que ocurra en la familia de Max, y por ende, con las apariciones que hará su hermano mayor, Chris, ya que será el protagonista del tercer libro de la serie.

- La portada es muy bonita y bien lograda. Tiene que ver bastante con el desarrollo de la historia tanto en Mali como en Nueva York.


Booktrailer: Ver vídeo     



Soundtracks del libro:
- “Here comes the sun” (Nina Simone)
- “No” (Meghan Trainor)
- Música de John Mayer, Michael Bublé, Aretha Franklin.
- Música de los 80.
- Música Jazz, Soul, Rap.

                                             


La serie está compuesta por:

1) No entrabas en mis planes (Abril 2015)

2) Te quiero a tú (Noviembre 2016)

3) “Cuando todo acabó” (Marzo 2018)


NOTA: Por favor, si la publicación te sirvió, coméntamelo. Y si la usas como fuente de información, mencióname como un reconocimiento al trabajo realizado. Muchas gracias. By CAR



1 comentarios:

Elizabeth James dijo...
Este blog ha sido eliminado por un administrador de blog.

Publicar un comentario

ESTE BLOG SE NUTRE DE TUS COMENTARIOS. Atte. CAR

Entradas populares

Archivo del blog

 
Muero por los libros Copyright © 2016 | Tema Diseñado por: Por Car... | Con la tecnología de: Blogger