“Cada siete olas” (Emails 02) - Daniel Glattauer

23 ago. 2013


Autor: Daniel Glattauer (Ver perfil)
Título original: “Alle sieben Wellen”
Título en inglés: “Every seventh wave”
Serie: Emails 02 (Obs: yo lo llamo así)
Categoría: Narrativa contemporánea
Editorial: Alfaguara / Punto de Lectura
Publicación: 2010 (2012)
Páginas: 272 págs.
Protagonistas: Leo Leike y Emmi Rothner

“Emmi y Leo nos enseñan que, después de que seis olas rompan en la orilla llega la séptima, y ésa trae siempre muchas sorpresas…”

Sinopsis:
Nunca habíamos estado tan cerca y al mismo tiempo tan lejos…

1) ¿Ya conoces a Emmi Rothner y a Leo Leike? Entonces es que has leído “Contra el viento del norte”, la inusual historia de amor en que dos personas que jamás se han visto se enamoran perdidamente por e-mail.
2) ¿Opinas que los enamorados se merecían verse personalmente, aunque fuera sólo una vez? Comienza a leer “Cada siete olas”.
3) ¿Te dispones a abrir este libro sin conocer “Contra el viento del norte”?
Aquí tienes el equipaje necesario: Leo Leike vuelve de Boston tras poco menos de un año. En casa lo esperan noticias de Emmi Rothner. Ambos se dan cuenta de que sus sentimientos no han cambiado y piensan que quizá deberían verse una vez en persona. Pero Leo ha empezado una relación y Emmi sigue casada.
Daniel Glattauer vuelve a cautivar a los lectores y a la crítica internacional con su peculiar mirada sobre las relaciones amorosas en nuestro tiempo.


VENTA: 1) Amazon 2) Casa del Libro 


Reseña libro anterior "Contra el viento del Norte"


Características de los personajes:

Emma (Emmi): 35 años, casada, es diseñadora de páginas web. Su marido es un hombre mayor, Bernhard, lo conoció cuando ella tenía 23 años, él fue su profesor de piano, y se enamoraron después de que él quedó viudo con dos hijos pequeños. Llevan 8 años de casados. Él le da mucha libertad, hasta tienen habitaciones diferentes, cada uno con su propio espacio en la casa.

Leo: 37 años, soltero, es asesor de comunicación y ayudante de sicología del lenguaje en la universidad. En el primer libro, falleció su madre, y él comentó que la relación con su padre no es cercana, porque su preferido es su hermano mayor. Él adora a su hermana Adrienne. Tuvo una relación fallida con una mujer llamada Marlene, por más de 5 años. A petición de Emmi, salió con una amiga de ella llamada Mia.

Otros personajes: 1) Bernhard (marido de Emmi, 49 años, se dedica a la música), 2) Fiona (17 años, hija de Bernhard; guapa, delga­da, de estatura mediana, rubia, de piel blanca); 3) Jonás (14 años, hijo de Bernhard, es sensible y afectuoso); 4) Marlene (ex novia de Leo); 5) Adrienne (hermana de Leo, rubia, muy guapa, piernas largas); 6) Pamela (nueva novia de Leo, la conoce en Boston; es rubia, alta, delgada, guapa); 7) Philip (amigo de Emmi); entre otros.


*Nota: No entro en más detalles describiendo a los protagonistas, sólo lo revelado en el libro anterior, porque eso es lo atractivo de la trama, que ellos al principio todavía no saben cómo son físicamente, y si les pongo aquí los detalles no disfrutarán con la sorpresa cuando lo lean. Con respecto a las edades, para este libro ya han pasado casi 2 años desde que ellos inician su comunicación vía electrónica.


Comentarios personales:

Este es el segundo libro de la bilogía publicada por Daniel Glattauer, la primera parte se titula Contra el viento del Norte y en el link pueden leer la anterior reseña para hacerse una idea de los antecedentes.

Como pequeño resumencito de lo que pasó en el libro anterior, tenemos lo siguiente: Emmi y Leo se conocen por un error que comete ella al enviarle a él un correo electrónico (email), pensando que lo hacía a una editorial para cancelar la suscripción de una revista para su madre. Luego, sin querer envía un correo masivo por navidad y año nuevo a todos sus contactos, sin saber que lo enviaba también a Leo, y desconociendo que él estaba viviendo un momento bastante dramático en su relación con Marlene. Pero bueno, correos van, correos vienen, y ellos inician una relación de amistad por email, contándose cosas de sus vidas, estando pendientes uno del otro, hasta que se dan cuenta que crearon una cierta dependencia a ese contacto diario que tienen. Incluso se citan en un café en el que estarán de forma anónima, sólo para probar si lograrían acertar quién es quién, pero sin saberlo a ciencia cierta. Siguen el contacto, ella le cuenta que es casada y eso lo desilusiona a él. Fallece la madre de Leo y él casi regresa con Marlene, pero no resulta. Posteriormente, Emmi le presenta a una amiga suya, Mia, para que él no se sienta tan solo. Pero todo sale mal, porque ella no puede ocultar sus celos y molestia. Llega un momento en el que hasta dejan un mensaje en el contestador del otro para poder conocer sus voces. Ven la posibilidad de encontrarse personalmente, cuando sorpresivamente Leo recibe un email de Bernhard pidiéndole que se encuentre con su esposa y que hasta pase la noche con ella si quiere, pero que luego la deje. Él completamente shockeado luego de pensarlo, decide ir a vivir a Boston para alejarse de Emmi y terminar su relación con ella, incluso le propone verse por primer y última vez a manera de despedida, y luego de mucho dudarlo ella acepta. Llega la gran noche del encuentro en el departamento de él, pero ella finalmente no va, y luego de eso Leo cancela su cuenta de email, por lo que el mensaje que Emmi le mandó disculpándose y explicándose nunca le llega a él.

Así terminó la primera parte, y ésta segunda inicia con una Emmi bastante frustrada por el hecho de que Leo canceló su cuenta, aunque sigue escribiéndole al “administrador del sistema” lo que quisiera decirle a Leo.

Pasan casi 10 meses, y Leo regresa de Boston, por lo que para sorpresa de Emmi, éste le responde el último mensaje que ella le escribió. Él le comenta que no la ha olvidado, pero que inició una relación con una mujer llamada Pamela, y que ésta planea venir a trabajar al país y vivir con él. Además, le dice que lo mejor será que ya no retomen el contacto y que tengan un digno final. A Emmi todo eso le duele, pero le pide que por lo menos se vean personalmente por primera vez, Leo acepta, y por fin logran verse cara a cara, pero el encuentro les deja una sensación agridulce que a ambos les cuesta explicar, pero que cambia las cosas entre ellos.

Sin entrar en más detalles, la trama sigue un ritmo intenso, por el hecho de que ya los protagonistas se han conocido en persona, de que ahora ambos tienen “compromisos” con sus respectivas parejas, y de que todavía no han hablado seriamente de los motivos que llevaron a Leo a irse a Boston para alejarse de ella, entre otros asuntos.

Pero lo más importante, es que en esta parte todo se vuelve más real para ellos y para nosotros los lectores. La historia sigue siendo fresca, entretenida, con el drama justo para mantenernos a la expectativa, y con el ya conocido intercambio de mensajes, que sigue siendo el sello distintivo de esta novela.

Definitivamente, se las recomiendo, no sólo porque es la continuación y finalización de la historia entre Emmi y Leo (hasta el momento no ha salido algún otro libro que retome su historia de amor, por lo que éste es el final), sino porque realmente se encontrarán con una trama nada alejada de la realidad (al menos yo lo veo así), con personajes con los que fácilmente uno se puede identificar, y con un intercambio de palabras bastante ocurrente entre los protagonistas, la mayoría de las veces, y otras, con situaciones tensas y dolorosas. Así las cosas, ésta es una novela diferente que me gustó mucho, disfruté leyéndola y cuando llegué al final no me hubiese molestado que siguiera más (jeje). ¡¡Muy recomendable!! JJJ


Frases: (pueden ser spoilers)

<<AVISO DE CAMBIO DE DIRECCIÓN. EL DESTINATARIO YA NO PUEDE ACCEDER A SU CORREO. LOS MENSAJES NUEVOS SE BORRARÁN AUTOMÁTICAMENTE DE LA BANDEJA DE ENTRA­DA. EN CASO DE DUDA CONSULTE CON EL ADMINISTRADOR DEL SISTEMA.>>

“¡Oiga!, ¿dónde está usted, señor administrador del sistema?. ¿Debo preocuparme o puedo tener esperanzas?...” (Emmi)

“Querida Emmi: Tu olfato es asombroso. No hace una semana siquiera que he vuelto al país…” (Leo)

“Ya puedes volver a mandarme a tu simpático adminis­trador del sistema. Al menos con él puede una hablar tranquila del tiempo…” (Emmi)

“No tendría que haberte contestado, querida Emmi. Aho­ra te he ofendido (de nuevo). No era mi intención. NUN­CA ME HAS IMPORTUNADO. Lo sabes. Para eso tendría que importunarme yo mismo, pues tú eres parte de mí. Te llevo siempre conmigo, a través de todos los continentes y todos los estados emocionales, como ideal, como ilu­sión de lo perfecto, como símbolo supremo del amor. Así estuviste conmigo en Boston casi diez meses, así regresas­te conmigo…” (Leo)

“Estoy intentando formar una pareja. En Bos­ton he conocido a alguien…” (Leo)

“Me sentaré en una mesita lejos del tumulto y esperaré hasta que el hombre que se pasó dos años alen­tando y debilitando emociones por escrito conmigo, an­tes de marcharse a Boston y cerrar el armario emocional de Emmi hecho por él mismo, hasta que ese hombre me encuentre y se siente a mi lado para que por fin poda­mos acabar dignamente con esta aventura mental…” (Emmi)

“Llevo una hora borrando fragmentos de mensajes en los que procuro describir qué me pasó contigo en nuestra cita. Pero no consigo resumir mis impresiones. Diga lo que diga de ti, suena trivial, vacío, «muy por debajo de mis posibilidades». Probaré al revés. Te contaré qué te pa­só A TI conmigo en nuestra cita…” (Leo)

“¡Qué sorpresa! No pensé que después del «encuentro» harto digerido y un mes de silencio te animarías de nuevo a escribirme un mensaje…” (Emmi)

“Leo, quiero quedar contigo otra vez. Otra vez un café. Sólo un café en un café. Nada más. ¡Di que sí! Podemos hacerlo mejor que la última vez…” (Emmi)

“Gracias por esta tarde. Gracias por haberme dejado mirar dentro de tu armario emocional por una estrecha rendija. Lo que he podido ver me ha convencido de que eres tú el que escri­be. Te he conocido, Leo. Te he reconocido. Eres el mis­mo. Eres la misma persona. Eres real. ¡Me caes muy bien!...” (Emmi)

“Querida Emmi, en la palma de mi mano izquierda, donde se encuentra ese punto, esta tarde tu­vo lugar un incidente en la mesa de un café. […]Ello dio como resultado un leve ro­ce. Lo he grabado en mi memoria. Nadie me lo quita. Te siento. Te conozco. Te reconozco. Eres la misma. Eres la misma persona. Eres real. Eres mi punto…” (Leo)

“No, no era eso lo que yo quería, ¡y tú lo sabes! Nunca habíamos estado tan cerca y al mismo tiempo tan lejos. Tocamos fondo…” (Leo)

“Yo no he dicho «verte por última vez». He dicho «verte una vez más». Y por correo electrónico hasta eso suena más dramático de lo que es. Cara a cara, la impresión no te resultará bochornosa. De todos modos no estoy dispuesto a perderte. Tengo tanto de ti en mí... Siempre he sentido que me enriquecías. Cada impresión sensorial de Emmi es una partida que se acredita en mi cuenta. Para mí, despe­dirme de ti sería dejar de pensar en ti, no sentir ya nada al pensar en ti. Créeme, estoy muy lejos de despedirme de ti…” (Leo)

“Sí, aquí cuentan la historia de la indómita séptima ola. Las primeras seis son previsibles y equilibradas. Se condicionan unas a otras, se basan unas en otras, no deparan sorpresas. Mantienen la continuidad. Seis intentos, por más diferentes que pa­rezcan vistos de lejos, seis intentos... y siempre el mismo destino. Pero ¡cuidado con la séptima ola! La séptima es imprevi­sible. Durante mucho tiempo pasa inadvertida, partici­pa en el monótono proceso, se adapta a sus predecesoras. Pero a veces estalla. Siempre ella, siempre la séptima. Porque es despreocupada, inocente, rebelde, barre con todo, lo cambia todo. Para ella no existe el antes, sólo el ahora. Y después todo es distinto. ¿Mejor o peor? Eso sólo pueden decirlo quienes fueron arrastrados por ella, quienes tuvieron el coraje de enfrentarla, de dejarse cau­tivar…” (Emmi)

“Quiero poner fin a mi existen­cia insular contigo, Leo. Quiero lo que tú, si eres honesto contigo mismo, siempre has querido: quiero —tengo cu­riosidad por ver si logro decirlo—, quiero, quiero, quie­ro... quiero que sigamos siendo amigos (¡ya está!). Amigos por correspondencia. ¿Me entiendes? No más palpitacio­nes. No más dolores de barriga. No más temores. No más temblores. No más expectativas. No más deseos. No más es­peras. Sencillamente, mensajes de mi amigo Leo. Y si no los recibo, que no se me hunda el mundo…” (Emmi)


Observaciones (Obs):

- Aclaro que yo le puse el nombre “Emails 01” y “Emails 02” a los libros para poder categorizarlos aquí en el Blog, porque en realidad no existe un nombre oficial para la serie o bilogía. Sólo lo vendieron como el “primer libro” y su “continuación”, así tal cual.


Booktrailer: no tiene, sólo esta entrevista al autor  



Calificación: 4,5



Soundtracks del libro: (no tiene)



19 comentarios:

teresa nicolau dijo...

Referente a mi comentario sobre la primera parte del libro, tengo que decir que me voy a comer por primera vez y sin que sirva de precedentes mis propias palabras. si juntamos las dos partes, es decir de los dos libros, nos encontramos con un libro hermoso como pocos. Me ha encantado, de verdad, cuando he terminado de leerlo junto la segunda parte, he sentido ese vacío de terminar un libro, y eso es sintoma de que me ha encantado. voy a sufrir un luto por esos personajes. me ha encantado enamorado, enganchado, no he podido parar de leerlo hasta que lo he terminado, es precioso, no tengo palabras. es fiferente y asun asi me ha conmovido.

Lo recomiendo totalmetne,y quiero decir que no sera un bestseller, pero podria serlo. el escritor ni lo conocía pero seguro que leo algo mas de él, si en sus libros se liberan sentimientos la mitad de bien que con estos dos, ya tiene una fiel admiradora de por vida.


Gracias carl por ayduarme a descubrirlo, hacia tiempo que no disfrutaba de leer tanto, despues de caballo de fuego y tatiana y alexander, pocos libros me han conmovido y enganchado tanto. muaks a todas

Laura Q dijo...

Hola Carlita

Pues aqui vamos... cada ola que pasaba, pensaba: "joder y cuando es que va a llegar la septima" Sin duda, es una de esas historias hermosas, que terminas de leer con una sonrisa bien plantada.

De Leo solo puedo decirte, que lo sigo adorando y que me fascinaban sus borracheras (ojo que solo Leo y Christian G. son divinos borrachos, los simples mortales borrachos no me van jejeje)
Me encanto todo lo que expresaba en esos momentos, sus sentimientos salian completamente al exterior sin ningun tipo de filtro...

Adore todos sus encuentros... en el primer encuentro, me costo entender cual habia sido la desilusion, pense que no se habian gustado fisicamente... ya luego comprendi, cual fue la verdadera razon, ya despues de tanto compartido con las letras, los rostros estaban sencillamente de mas!!

En la ultima ola, me quede pasmada... pense Emmi por Dios, sos boba o es que te haces... porque hasta ahorita abris la boca o en este caso, escribis las letras.... ya luego entendi que cuando se ama de verdad, se busca el momento idoneo para no interferir en los planes de la otra persona...

Estos dos libros pasan a formar parte de los libros entrañables en mi lista (y de veras que son bien pocos)

Besos hermosa y gracias por estas recomendaciones tan divinas!!

Laura

teresa nicolau dijo...

siiiiiiiiiii, estubo genial enserio, me enamoro de un modo dulce, me encantó el personaje de leo, y borracho, en fin, estaba demasiado animado y decia lo que de verdad decia, y ella hasta el final no te da muestras de la verdad, y cuando la dice yo tampien pense, "NO, te lo juro, en una sola palabra, buenisimo

Mueropor Libros dijo...

Chicas!!!! Así es!!! Para mí esta bilogía fue sencillamente maravillosa, la adoré!!! Y lo que para mí es más elogiable es cómo este autor armó algo así, sólo a partir de los emails. Que alguien logre que de verdad sientas lo que pasa sin que hayan diálogos, ni explicaciones, sino sólo con emails, es que es muy bueno en verdad.
A mí Leo me mataba cada vez que se emborrachaba, un divino totallllll!!! Y esa forma en que el autor armó el desenlace, realmente me sorprendió la primera vez que lo leí, no me lo esperabaaaa!!! Y me dejó fascinada!!!

TERE: ya me estaba extrañando que en la reseña de la primera parte me hayas comentado que te gustó pero que no te impresionó tanto, jejeje. Pero bueno, me da mucho gusto que finalmente si te haya encantado como a mí.

LAURI: Totalmente de acuerdo contigo, siempre me encanta leer cómo en tus comentarios desglosas tus emociones al leer un libro, hasta dándome los detalles. Sos divina!!!

Besotes chicas!!! :D

Laura Q dijo...

jajaja eso me quede pensando yo al ver el comentario de Tere, porque no le gusto?... que bueno que ya poniéndola en balanza ya la pudiste disfrutar Tere!!

jajajaja siiii Carlita soy loca... regaño a los personajes, lloro con ellos, los advierto cuando corren peligro, me angustio, rió con ellos, me enamoro con ellos y las demás cosas no se las puedo decir jajajjajajajaaj... definitivamente cuando me manden libros por aquel asuntito que hemos hablado por correo, tendrán que cambiarme la dirección sera para el manicomio no la C..... jajajajaja

Besos hermosas!!

Mueropor Libros dijo...

Jajajajajaja, Laurita!!! Te entiendo, yo también siempre busco disfrutar la lectura al máximo!!!
Y no te preocupes, que seguro que si vas al manicomio estaremos varias como vecinas tuyas, jejeje... Bechosss!!! :D

teresa nicolau dijo...

uff, eso es cierto, estariamos todas encerradas en la misma sala leyendo y discutiendo de libros, jajajajaja porque estamos muchas como una regadera, pero en fin, para eso leemos para disfrutar, y lo mejor es que tenemos donde comentar lo que sentimos o dejamos de sentir.

Mueropor Libros dijo...

Si o si donde vayamos exigimos conexión Wifi para poder seguir leyendo, jejeje, o sino nos pondremos "más locas", jajajajaja... Bechotes chicas!!!

Laura Q dijo...

Sobretodo la conexion wifi sera imprescindible nuestros lema sera: Loquitas con wifi, loquitas felices jajajaja

Mueropor Libros dijo...

Totalmente de acuerdo!!! jejejeje... Besos!!

VERO dijo...

ME ENCANTARON ESTOS DOS, AHORA VAMOS CON EL DE ESTA SEMANA... LUEGO COMENTAREMOS SOBRE ESO. UN BESO!!!!

Mueropor Libros dijo...

Hola Vero!! Siii, a ver qué nos depara ese libro, ya le traigo curiosidad, en un rato lo inicio.
Bechos!!! :D

AGiovanna R.C. dijo...

Que buen libro, aunque debo reconocer que hubo un momento en que los mails me iban sacando el mal genio, porque sentí que la relación no avanzaba. Y no es que goce viendo como un matrimonio se acaba, pero debo reconocer que quería y deseaba que ambos personajes se diera una oportunidad.
Cuando ella le confiesa lo que ha hecho hace mas de medio año, no lo podía creer!!! casi grito de la felicidad!! jejeje
Al igual que tu, me hubiese gustado un poco mas de ellos al final.

Mueropor Libros dijo...

Hola Gio!! Fíjate que cuando lo leí yo también me planteaba lo mismo, me decía, "aquí hay un matrimonio que se va a romper por todo esto", pero también te pones a pensar que aveces hay personas que no están con quién deben estar, y bueno...
Ese finallll!!! A mí también me dejó sorprendida, porque ya comenzaba a preguntarme "no me digas que esto va a terminar con ellos separados, después de todooo lo que tuvieron que pasar"... pero buenooo, sorpresa total, muy bueno!!! Me encantó!!! Besotes Gio!!! :D

Lavándula dijo...

Hola Car, yo estos libros los leí en el 2011, los conocí por una reseña que leí del primero y me llamó la atención, ni que decir que los devoré, me gustó la originalidad del formato, pero tengo que decir que con mi memoria de pez no me acuerdo bien de la historia, ¡qué mal lo que hace la edad, jeje! Del primero me acuerdo algo y leer las frases que incluyes ha ayudado a refrescarlo pero de este segundo no, creo recordar que algo de la trama transcurre en Canarias (por lo de las olas) y poco más, debe ser que los leí tan rápido que no retuve, pero me gustaron mucho.
Tendré que hacer un hueco para releerlos.
Chaito
PD: Para que veáis que estas cosas también pasan, por un error al marcar un teléfono una chica que conozco inició una relación que le llevó a mudarse de una punta a otra del país, la historia se rompió tras varios años de convivencia, pero demuestra que la ficción puede tener una base muy real.

Zairobe Romero dijo...

Hola Car! Leí estos dos libros ayer en un día!!! Me dio la madrugada leyendo, no podía parar hasta saber el final, me encantaron, q historia mas bonita, dulce, y original. Por momentos temí por ellos, pensaba q no terminarían juntos, quede feliz y contenta con ese final. No es el primer librobq leo con este estilo narrativo, ya en otra entrada te comentaba de una adaptación de un libro de Cecilia Ahern(la misma de posdata te amo) el comentario era por San Calfin q hará el papel de Will en yo antes de ti, te decía q ese chico estaba de moda porque harabel papel de Alex en la adaptación del libro de Cecilia Ahern Donde termina el arco iris, lanpeliculanpor cierto la estrenan este mes y se llama Love, Rosie, puesssss bien ese libro en el q se basa esa oeliculabes de una relación epistolar entre Alex y Rosie, un libro muy bonito si no lo has leído animate, en fin q me han gustado mucho estos dos libros q descubrí por tu blog, así q muchas muchas gracias querida Car por presentarme al hermoso de Leo(me enamoro) un abrazo :-)

Zairobe Romero dijo...

Odio mi teclado de la tablet y del móvil, CUNTOS DISPARTES ESCRIBO!! Y eso q miro y corrijo, pero siempre se me escapan, mil disculpas por estos disparates y los q vendrán jejeje

Mueropor Libros dijo...

Hola Vanessa!!!
¿¿Pues, qué te digo?? Ambas novelas me gustaron mucho, sobre todo por el formato tan novedoso y diferente que tiene. Nunca pensé que me podría atrapar tanto una novela en la que básicamente no hay narración como tal ni diálogos, sino sólo una serie de emails.
Lo de las olas, es cuando ella va de vacaciones y le cuenta a él la leyenda que existe sobre lo que ocurre cada 7 olas.
Y sí, clarooo que algo así puede ocurrir, también conozco a una pareja que se conoció por una casualidad por teléfono, y aunque estuvieron juntos durante variosss años, al final la relación se rompió.

Besotes!! :D

Mueropor Libros dijo...

Hola Zairobe!!!
Jajajajaja, disculpaaaa, pero no puedo evitar reírme por lo que comentas del teclado de tu tablet y del móvil, jajajaja, ¡ni te preocupes! ¡Eso nos pasa a todos!
De esta bilogía de los emails, puesssssss, ¡a mí me encantó! Guardo gratos recuerdos de aquella primera vez que lo leí, porque ese impacto que te produce el hecho de que estás leyendo puros emails y que aún así estés sintiendo una historia, es único. Probablemente no sienta lo mismo si lo releo.
En fin, esa novela que comentas, ya la tengo en mis pendientes próximos, porque una seguidora me lo recomendó mucho, además de que quiero leerlo antes de ver la película, jejejeje

¡¡Gracias por comentar!!

Besotes!! :D

Publicar un comentario

ESTE BLOG SE NUTRE DE TUS COMENTARIOS. Atte. CAR

Entradas populares

 
Muero por los libros Copyright © 2013 | Tema Diseñado por: Leyendo ando... | Con la tecnología de: Blogger