“No culpes al karma de lo que te pasa por gilipollas” – Laura Norton

5 jun. 2015


Autora: Laura Norton 
Categoría: Romántica / Chick-lit
Editorial: Espasa
Publicación: Abril - Mayo 2014
Protagonistas: Aaron y Sara

“Si estás leyendo estas líneas es que te ha llamado la atención el título. ¿Te gustaría decírselo a alguien? ¿Serías capaz de decírtelo a ti mismo? Y lo más importante: ¿te gustaría mantener durante un buen rato la sonrisa que se te ha quedado en la cara? Pues esta es tu novela…”

Sinopsis:
Te podríamos contar con más o menos gracia de qué va la cosa, para que te hicieras una idea: que si la protagonista, Sara, es muy maja, que si tiene un trabajo muy interesante (es plumista, ¿a que nunca lo habías oído?), que si es un pelín obsesiva y alérgica a los sobresaltos... Por supuesto, la vida se le complica y se encuentra con que su piso se convierte en una especie de camarote de los hermanos Marx cuando en la misma semana se meten a vivir con ella su padre deprimido, su hermana rebelde y su excéntrico prometido y, sobre todo, el novio al que lleva mucho tiempo sin ver... Pero mejor no te lo contamos porque te gustará leerlo. Lo único que necesitas saber es que, desde el título, te garantizamos unas cuantas horas de descacharrante diversión como hacía tiempo que no disfrutabas.


Características de los personajes:

Sara Escribano: 30 años, vive en Madrid. Es plumista (trabaja con plumas). Es algo obsesiva y alérgica a los sobresaltos. Estudió y terminó la carrera de Química, pero después quiere ser plumista (como su abuela que tenía una tienda sobre eso, que ella hereda), además deja su trabajo de profesora a los 27 años. También a esa edad inició su relación con Roberto.

Aarón Humilde: 30 años, guapísimo, alto, delgado, ojos marrones. Es cantante, rockero. Tenía un grupo de música llamado “Los Humildes”. De adolescente estudiaba en el mismo instituto que Sara; pero un día desapareció intempestivamente, muchos comentaron que por temas familiares, pero nadie sabía bien qué pasó con él en aquel tiempo.

Otros personajes: 1) Lucía Escribano (“Lu”; hermana menor de Sara; casi 20 años; trabaja como modelo); 2) Arturo Escribano (padre de Sara y Lucía; 60 años, arquitecto, tiene un pequeño estudio; tiene 32 años de matrimonio; mide como 1.70cm, cabello canoso); 3) Berta Milagros Rodríguez (madre de Sara y Lucía; 57 años, piel envidiable, muy bien conservada físicamente); 4) Roberto (novio de Sara; estudió arquitectura; cabello rizado); 5) David (amigo de Sara de la escuela de moda; diseñador); 6) Chusa (amiga de Sara de la escuela de moda; diseñadora; bajita, cabello rizado); 7) Inma (amiga de Sara; trabaja en un centro de depilación desde hace 1 año y medio; estudió la carrera de Química con Sara; tiene dos másters: uno en Nanotecnología, y otro en Biología Molecular; habla inglés y un poco de alemán); 8) Santi (mejor amigo de Aaron; de jovencito fue espigado, enclencle, nariz enorme con pecas; forma parte del grupo musical en el que está Aaron; ahora con 30 años está casado con su novia de siempre, tiene 2 hijas; Aaron es padrino de la hija mayor; viven en Londres); 9) Marta (“Martita”; esposa de Santi); 10) Eric (“El Vikingo”; amigo de Roberto en París; parece vikingo y también parece gay, es noruego, pelirrojo, corpulento, con barba); 11) Ismael (amigo de Berta; hombre mayor, usa bigote, trabaja en un zoológico); 12) Tomás Ferro (arquitecto famoso, es gay); entre otros.


Comentarios personales:

Esta es la primera novela que publica esta autora, Laura Norton, que al parecer utiliza un pseudónimo. Por ende, también es la primera novela que he leído de ella, aunque el mes pasado publicó su segunda novela.

Me tardé un poquito en decidirme a leerla, lo hice recién en marzo de este año, pero debo reconocer que el título es bastante llamativo, aunque largo y está bien pensado como para causar curiosidad.

El libro cuenta con 19 capítulos (cada uno tiene un título), no tiene epílogo, y está ambientada mayormente en Madrid.  
CONTENIDO: Capítulos: 1. Una guerra de almohadas. 2. Ave del paraíso. 3. Todo lo que salió mal. 4. Maldito Aarón. 5. Cuatro días. 6. Roberto y el Vikingo. 7. El desastre. 8. Zoo. 9. Diálogo interior. 10. Horas antes del desfile. 11. El desfile. 12. Sin contar conmigo. 13. Después. 14. Tengo que hablar con Roberto. 15. Viaje a China. 16. Hong Kong. 17. La revelación china. 18. A dos semanas de la boda. 19. El rodaje.

La gran protagonista es Sara, quien con su muy particular sentido del humor, nos va relatando varios aspectos de su vida. Comienza por relatarnos el enamoramiento que tuvo a los 17 años por un chico de su mismo instituto, llamado Aarón, que en principio parecía tan popular y tan difícil de alcanzar, y con el que tuvo un acercamiento a raíz de una obra de teatro en la que ambos participaron como actividad escolar. Ella nunca antes se había animado a acercarse a él, sólo lo contemplaba desde lejos; hasta que se enteró de que él estaría en la parte musical de esa obra de teatro, por lo que ella también se inscribió para colaborar con el vestuario y la escenografía. Un día, durante los preparativos de la obra, él le habla por primera vez, admirado por su trabajo y le dice que eso es a lo que debería dedicarse ya que lo hace maravillosamente, pero ella le contesta que es sólo un hobby, restándole importancia. Después se siguen viendo a raíz de que ambos forman parte del equipo de la obra. Cierta noche, ella decide ir a uno de los conciertos del grupo musical “Los Humildes” en el que él participa, en un local nocturno. Ahí vuelven a hablar y para sorpresa de ella, él la recuerda e incluso la llama por su nombre. Le vuelve a decir que su trabajo es increíble, que tiene un gran don y que debería dedicarse a ello, pero Sara le reitera que eso no está en sus planes. Luego del concierto, él la invita a formar parte de una travesura que harán varios de su grupo de amigos para ayudar a uno de ellos, Santi, con su novia Martita; y aunque se lo piensa mucho, acepta ir con todos ellos. Hay otras mujeres en el grupo, sobre todo una, llamada Paola, que no pierde oportunidad para pegarse a Aarón, aunque Sara cree notar cierta atención especial de él hacia ella, lo que la ilusiona un poco, piensa que tal vez podría estar interesado. La travesura resulta muy divertida y luego todos deciden ir a una discoteca para seguir la fiesta. Ella también va, y como pierde de vista a Aarón, comienza a buscarlo por el local, esperando poder pasar un tiempo con él, pero queda muy afectada cuando lo ve en la pista besándose con Paola. Va al baño para recuperarse, pero después sale del local, sin volver la vista atrás. Curiosamente, después de eso no lo volvió a ver, porque él desapareció y dejó el instituto. Se dijo que fue por motivos familiares, pero nadie lo sabía a ciencia cierta. Es por eso que resulta tan impactante cuando lo vuelve a encontrar, luego de 13 años, pero sobre todo la forma como se reencuentran.

En cuanto a las características de los personajes, empecemos por Sara. Ella es de carácter tranquilo, aunque algo obsesiva; de las que en muchas ocasiones se deja llevar por la corriente y la fuerza de la costumbre, sobre todo en lo que respecta a su relación amorosa. Es sencilla, se conforma con poco, pero a la vez es reacia a los grandes cambios. Por su parte, Aarón, es el clásico músico bohemio, también sencillo, sin complicaciones, aventurero, impetuoso, desinhibido, generoso, alegre y romántico. Ha salido adelante, pese a que la vida no ha sido tan fácil para él. Es de los que se hacen querer rápido.

La historia es una mezcla de romance, comedia y algo de drama, aunque hay que destacar que contiene varias situaciones que arrancan unas buenas carcajadas y otras que causan un poco de aprensión. Está escrito de manera liviana y ágil, y ciertamente, debo reconocer que me sorprendió muchísimo haber leído en la página web de editorial Planeta, que ya se está preparando la adaptación para el cine de esta novela. No me imaginé que la trama diera como para algo así.

Finalmente, esta es de esas novelas que cumplen con el cometido de entretener y pasar un buen rato, sin más; con varios momentos divertidos y algunas “catástrofes” que le van pasando a la protagonista, a veces generadas espontáneamente, y otras provocadas por el peculiar entorno que la rodea. A ella le pasa de todo y para colmo se reencuentra después de tantos años con el hombre del que siempre estuvo enamorada, pero eso sucede en el peor momento posible. Tiene varias decisiones importantes que tomar, algunas de las cuales pueden incitar cambios drásticos a la que fue hasta ese momento una vida ordenada, tranquila, sin grandes sobresaltos. Pero, hay mucho más en juego, como por ejemplo el valor de la lealtad, sobre todo hacia la familia, aún a costa de la propia felicidad. Si lo leerán o lo leyeron, ¡¡ahí me cuentan!! JJJ


Frases: (pueden ser spoilers)

“—¿Te llamabas Sara, verdad? —Sí. —De verdad que me gustó mucho lo que hiciste en la obra. Mucho. Y es una pena que no quieras pasarte la vida disfrutando y haciendo disfrutar a otros. —Cada uno es como es. —Supongo. —¡A mí también me gustó lo que tocasteis en la obra! —¿Sí? Lo compuse yo. —La mejor banda sonora para una guerra de plumas. —A lo mejor... —A lo mejor ¿qué? —A lo mejor... un día te compongo una canción. —¿A mí? —Sí, a la chica que sabía hacer magia con las plumas pero prefirió ser química…” (Aaron y Sara)

“—Desapareciste después de aquella noche. —Sí. Las cosas en casa se complicaron. Y lo que más me dolió fue no volver a saber de ti. —Seguro que no fue para tanto. —¿Te puedo preguntar algo? —Sí, claro. —¿Por qué te fuiste aquella noche de la discoteca? Te estuve buscando. —¿Eh...? No sé... Estaría cansada, o borracha... No sé. —¿Sabes? Aquella noche... tenía que haberme lanzado. —¿Lanzado? —Sí, a por ti. Te tenía que haber besado. Pero no me atreví. —Aarón, por favor, que han pasado quince años. —Es la verdad. Tenía que decírtelo. Fui un cobarde. Me intimidabas. —¿Te intimidaba? ¿Yo a ti? ¿Por qué? —Estabas tan por encima de los demás... Se te veía con tanto talento, y con tanta eficiencia trabajando... —Te intimidaba... —Sí, y me arrepiento. —No sé para qué me lo dices ahora. Es lo más inapropiado del mundo…” (Sara y Aaron)

<<Me niego a quererte. Me escapo de ti. Pero la gravedad con su ley me hace volver a caer. Y ahí estás, tan cerca otra vez que tengo que huir…>> (Canción de Aaron)


Observaciones (Obs):

- No tiene booktrailer.


Soundtracks del libro:
- “El desaparecido” (Manu Chao)
- “Bésame mucho” (Bolero; Intérpretes varios)
- “La llorona” (Chavela Vargas)
- “En el último trago” (Chavela Vargas)
- “Ciega, sordomuda” (Shakira)
- “Le llamaban loca” (Mocedades)
- Músicas de Elton John; Lori Meyers; We are Standard.





4 comentarios:

Neus dijo...

este pinta muy divertido
puede que me anime en algun momento
un beesito

Astrid Giovanna R.C. dijo...

Hola, este libro me divirtió, mas no me 'mato'. Es cierto que la
Prota es graciosa y le pasan unas cosas.. Y que me dices de los padres, sobre todo la mama es un cuento. No me cayo bn que el chico tuviese algo con la hermana, y que la cuestión fuera como tan seria, y luego Zaz, no importa. No se... Eso me costo un poco.
Pero me distrajo y lo disfrute.

Mueropor Libros dijo...

Hola Neus!!

Sí está divertido, tiene sus momentos de risa. Si lo lees, ¡¡ya me contarás!!

Besitos!! :D

Mueropor Libros dijo...

Hola Gio!!

Sí, coincido contigo en que tiene sus momentos divertidos y de risas, pero tampoco es que te partas de risa todo el tiempo, ya que también tiene su cuota de drama.

A mí también se me hizo algo raro lo de la "seriedad" con la hermana y que él parecía tan seguro; y luego el "cambio" de ella, pero como dices... "no importa", igual me entretuvo.

Besitos!! :D

Publicar un comentario

ESTE BLOG SE NUTRE DE TUS COMENTARIOS. Atte. CAR

Entradas populares

 
Muero por los libros Copyright © 2013 | Tema Diseñado por: Leyendo ando... | Con la tecnología de: Blogger