“Making faces” – Amy Harmon

13 oct. 2015


Autora: Amy Harmon           
Título original: “Making faces”
Categoría: Romántica / Drama
Editorial: Smashwords (inglés)
Publicación: Octubre 2013 (inglés)
Protagonistas: Ambrose Young y Fern Taylor

“Making faces” es la historia de un pequeño pueblo donde cinco jóvenes van a la guerra, y solo uno regresa…

Sinopsis:
Ambrose Young era hermoso. Alto y musculoso, con el pelo que tocaba sus hombros y ojos que ardían a través de ti. El tipo de hermosura que aparecía en las portadas de las portadas románticas, y Fern Taylor lo sabría. Ella había estado leyéndolas desde que tenía trece años. Pero tal vez porque era tan hermoso, que nunca alguien como Fern pudiera tener... hasta que ya no fue hermoso. “Making faces” es la historia de un pequeño pueblo donde cinco jóvenes van a la guerra, y solo uno regresa. Es la historia de pérdida. Pérdida colectiva, pérdida personal, pérdida de belleza, pérdida de la vida, pérdida de la identidad. Es la historia de amor de una chica a un chico roto, y el amor de un guerrero herido por una chica ordinaria. Esta es un historia de amistad que supera la pena, el heroísmo que desafía las definiciones comunes, y una historia moderna de la Bella y la Bestia, donde descubrimos que hay un poco de belleza y una pequeña bestia que todos llevamos dentro.
En Venta: En inglés: Amazon


Características de los personajes:

Fern Taylor (Fernie, Ferny): bajita, piel blanca pálida, cabellos rizados pelirrojos, ojos marrones, usa anteojos. Es de Hannah Lake (Pennsylvania, EUA). Es la hija del pastor de la ciudad. Sus padres ya eran algo mayores cuando la tuvieron (él tenía 50 años y ella 45 años, llevaban casados unos 15 años). Le gusta mucho la lectura y escribe novelas románticas. Ambrose fue su amor platónico desde los 10 años. Con los años se convierte en la Gerente nocturna de la tienda de comestibles “Jollery”; empezó ahí desde el 2do año de secundaria como empacadora, y así, sucesivamente.

Ambrose Young Grafton (Brosey, Brose): es hermoso como un dios griego, muy alto (1.90cm), delgado, musculoso, cabellos oscuros, ojos marrones. Lo que muchos le admiraban era su impresionante melena. Es un gran deportista que destaca en varias disciplinas (fútbol, básquetbol, jabalina, lucha libre, etc.), pero lo que realmente le gusta y a lo que se dedica es a la lucha libre, llegando a ser campeón distrital en varias ocasiones. Además, canta bien, escribe bien y le gusta mucho la literatura. De familia sólo tiene a su padre; que en realidad no es su padre biológico pero que lo crió como si lo fuera. Su madre se mudó a vivir a NY, dejando a su marido para ir en busca del verdadero padre de Ambrose, pero él decidió quedarse en Hannah Lake y no dejar al que quiere como a un padre.

Otros personajes: 1) Bailey Sheen (primo y mejor amigo de Fern; es unos días mayor que ella; sufre de distrofia muscular de Duchenne; está en una silla de ruedas y casi no puede manejarse solo; tiene hermanas mayores; cabellos castaños claros rizados, ojos azules; muy inteligente); 2) Rita Marsden (mejor amiga de Fern y Bailey; muy guapa, parece una muñequita, cabellos largos rubios, ojos azules, curvilínea, exuberante, fue porrista); 3) Paul Austin Kimball (“Paulie”; mejor amigo y compañero de clase y lucha de Ambrose, el más querido para él entre sus cuatro amigos; es dulce, soñador, sensible); 4) Grant Craig Nielson (amigo de Ambrose; también compañero de clase y de lucha; es algo nerd); 5) Connor Lorenzo O’Toole (“Beans”; amigo de Ambrose; su padre es irlandés y su madre es hispana; piel ahumada, nariz respingona, ojos color avellana); 6) Jesse Jordan (“Jess”; amigo de Ambrose; piel negra, coqueto, extrovertido); 7) Joshua y Rachel Taylor (padres de Fern; él es el pastor popular y querido de la ciudad de Hannah Lake, tiene unos 70 años en el 2004, es 5 años mayor que su esposa; él tiene los ojos marrones y ella azules); 8) Elliot Young (padre de Ambrose; no es el biológico pero sí el que lo crio y educó; fue el marido de Lily durante 14 años hasta que ella lo dejó; tiene como 1.72cm de estatura, ojos azules, rubio, tiene una pastelería anexa a la tienda de comestibles de la ciudad; es un excelente pastelero); 9) Lily Grafton (madre de Ambrose; dejó a Elliot para ir en busca del padre biológico de Ambrose del que nunca dejó de estar enamorada; se mudó a NY, ahí trabaja para una agencia de publicidad en el World Trade Center); 10) Mike y Angie Sheen (padres de Bailey; tíos de Fern; ella es una madre maravillosa, entregada y dulce; él es el entrenador del equipo de lucha libre de la escuela; además, es el hermano menor de Rachel por unos 10 años, ojos azules); 11) Becker Garth (novio de Rita, después se convierte en su esposo; fue a la graduación como su pareja y de ahí no se han separado); 12) Cindy Miller (amiga de Rita, de las chicas populares y guapas de la escuela); 13) Sr. Hildy (profesor de Cálculo en la escuela; es un veterano de guerra); 14) Sr. Morgan (dueño de la tienda de comestibles “Jollery”; jefe de Fern); 15) Seamus y Luis O’Toole (padres de Beans; él es irlandés, ella es hispana); 16) Jamie Kimball (madre de Paulie; viuda, muy trabajadora); 17) Marley Davis (novia de Jesse desde 2do año de la escuela; guapa, cabellos largos negros); 18) Sarah Marsden (madre de Rita; viuda, su marido fue Danny Marsden que tenía parálisis debido a un accidente automovilístico cuando Rita tenía 6 años; su discapacidad lo volvió amargado y violento con su familia); 19) Landon Knudsen (oficial de la policía, joven, rizos rubios como un querubín); 20) Ambrose (padre biológico de Ambrose; se supone que es un modelo que vive en Nueva York); entre otros.


Comentarios personales:

Esta novela fue una agradable sorpresa que encontré hace muuuchos meses entre las fantraducciones de un foro, con muy buenos comentarios. Lo cierto es que la tenía en pendientes, ya saben, posponiendo su lectura entre tanto nuevo material que surge cada mes. Así que, fue recién hasta que dos queridas seguidoras de este blog me lo recomendaron (Zairobe y Gio), que me decidí a leerlo, y me topé con una muy buena historia, de ésas que te dejan un lindo gustito al terminarlas.

También debo confesar que, había leído comentarios previos de que la historia era muy dura y tremendamente lacrimógena, por lo que tuve cierta aprensión de iniciarla, creyendo que me encontraría con un dramón de esos para los que necesitas toneladas de pañuelos. Y no. Lo cierto es que, al menos a mi forma de ver, no fue eso lo que hallé, ya que la trama ofrece todos los ingredientes para conmover y emocionar al lector, sin caer en una sobredosis de sufrimiento. Todo estuvo dado en su justa medida. Así que, los que temen enfrentarse a una historia con la que van a padecer mucho y a llorar por montones con todas las desgracias que le suceden a los protagonistas, unas tras otras, pueden estar tranquilos y animarse a leerla, porque lo que nos cuentan está muy bien equilibrado entre lo que sería una historia de amor y amistad, junto con todo el drama que puede rodearlas.

Creo que aquí también vale aclarar que la novela no sólo es de tinte “romántico”, sino que también podría encuadrarse dentro de los parámetros de una historia de género “adulto joven” (Young adult), no sólo por las edades que tienen los protagonistas en los diferentes momentos de la trama, sino también por la ausencia en la narración de las partes pasionales o candentes (que las tiene, pero muy sutiles), por lo que se darán cuenta que no es lo más importante del relato.

Y hablando de narración, ésta se nos presenta de parte de ambos protagonistas: Ambrose y Fern, lo que resulta bastante enriquecedor, ya que en este tipo de historias tan emocionales es supremamente importante conocer ambos puntos de vista. Incluso hay un capítulo relatado por un secundario, que ya verán quién es.

Un detalle a considerar también es, la gran relevancia que tienen algunos personajes secundarios, como por ejemplo, Bailey, el primo y mejor amigo de Fern; y de Rita, la bella mejor amiga de Fern y Bailey; sin obviar al grupo de inseparables amigos de Ambrose: Paulie, Grant, Jesse y Beans. Lo cierto es que estos seis personajes destacan no sólo por su relación con los protagonistas, sino por la personalidad y vivencias de las que fueron dotados por la autora. Me encantó y emocionó la relación tan cercana, leal y entregada de los primos (Fern y Bailey); así como la inquebrantable amistad de los cinco amigos (Ambrose, Paulie, Grant, Jesse y Beans) pese a sus marcadas diferencias en el carácter; y eso era precisamente lo destacable entre ellos, cada uno tenía su forma de ser bien definida en el grupo y pese a todo se complementaban, se aceptaban y se querían. 

La trama nos permite conocer las vivencias de un grupo de jóvenes de la misma edad, tomando como parámetros cuando éstos tenían 10 años, luego 17 años, 21 años, etc., sin algún orden o secuencia. O sea, pasaremos de una época a otra a través de los recuerdos de quien nos lo esté relatando. Se mencionan los años 1994, 2001, 2003, 2004.

Se podría decir que los dos temas centrales sobre los que giran la historia son el amor y la amistad, pero eso sería expresarlo de manera muy simple y general, ya que también son cruciales: el síndrome post-traumático que muchos soldados enfrentan a su regreso de la guerra; la gran importancia que muchas personas le dan a la belleza y a la apariencia física, o a la falta de éstas; la realidad que viven las personas con alguna discapacidad (o capacidad diferente), o por alguna enfermedad; la violencia en la pareja o en las familias; las segundas oportunidades; la lealtad hacia nuestros seres queridos, etc.

Creo que varias de las mejores reflexiones las aporta el personaje de Bailey; que aún con su difícil experiencia de vida, tiene una madurez y una forma de pensar bastante admirables. Es el que más lágrimas me arrancó. Él, como cualquier ser humano, también tuvo sus momentos de flaqueza, pero posteriormente, ha sabido afrontarlos y asumirlos con una postura positiva y para adelante; él no se limitaba ni quejaba, salvo por los creativos comentarios sarcásticos que emitía. Pero, sin lugar a dudas, era la roca a la que Fern se asía en los momentos difíciles o en cualquier aspecto de su vida.  

En lo que respecta a los protagonistas, tenemos a dos personajes muy bien estructurados y caracterizados. Por un lado, Fern, la considerada como el “patito feo” de la escuela, la “invisible”, una chica que nadie voltearía a mirar dos veces, nada popular y sin gracia, muy buena para los estudios, para la lectura y escritura, pero sobre todo, una mujer con unos bellísimos sentimientos. Es alguien de una nobleza, sencillez y lealtad como ninguna otra. Su personaje transmite una empatía inmediata; es difícil no entender su manera de ser tan simple, afable, desinteresada y resignada. Ella acepta sin grandes aspavientos su poco atractivo y la reserva con la que los demás la tratan, por no decir que la ignoran. Aunque en todo momento se resalte lo adorable que en realidad es, algo que muy pocos se han molestado en descubrir. Y por el otro, Ambrose, el opuesto a ella, ya que es el chico popular y supremamente guapo, el misterioso, y sobre el que pesan varias hipótesis sobre su historia familiar, etc.; con la particularidad de que no es un niño malo, ni rebelde, ni conflictivo. Él es sobre todo, un campeón de lucha libre en la escuela, y un hijo amoroso y responsable que ayuda a su padre en la panadería. Se lo considera como un deportista nato que ha destacado en varias disciplinas, aunque a la que ha prestado más dedicación fue a la lucha libre, haciéndose merecedor de numerosos campeonatos y de una gran notoriedad tanto en la ciudad como en el distrito. Aunque, antes de terminar el instituto le llega una época en la que ya no se siente tan satisfecho con lo logrado, necesitando nuevos retos que lo llenen, pero sin saber muy bien qué es lo que le hace falta. Y es justamente por ese dilema en el que se encuentra que decide alistarse en el ejército, comentándoselo a sus amigos, a la espera de ver si se le unen o no. Y éstos lo hacen.  

Creo que uno de los detalles que más me gustaron de la parte romántica de la trama fue que Ambrose “la vio” ya desde antes de ir a la guerra y de volver con sus desgracias a cuestas. O sea, ya se había percatado de que existía e incluso pudo conocer sus pensamientos más profundos cuando tuvieron una historia epistolar indirecta (por llamarlo de alguna manera), cuando ella hizo de Cyrano de Bergerac. Bueno, no voy a revelar más, pero lo fundamental fue que él no la descubrió mágicamente cuando más la necesitaba, sino que ya existía una larga historia previa entre ellos, con pocas interacciones, pero que de igual manera contaban para ellos.

Esta es una novela para recomendar. Es una bella historia con todos los condimentos para conmover y reflexionar. Es sencilla pero bien estructurada, con un equilibrio justo entre lo emotivo y dramático, sin excesos. No sólo tenemos una historia de amor en ciernes, sino también una exaltación de los valores de la amistad y de la familia, así como la trascendencia que debe dársele a la verdadera belleza. A pesar de los temas que trata, presenta una trama ligera en lo que respecta al contenido de alto voltaje, que en realidad es casi inexistente. Aquí a lo que más énfasis se da es a los sentimientos, ya sea hacia una pareja, un familiar, un amigo, un deporte, un libro, etc. Si lo leerán o lo leyeron, ¡¡ahí me cuentan!! JJJ


Frases: (pueden ser spoilers)

“-Sólo me gustaría que la vida sea más como mis libros. Los personajes principales nunca mueren en los libros. Si lo hicieran la historia estaría arruinada, o terminada. –Todos somos el personaje principal de alguien. No hay personajes secundarios. Piensa cómo se debe haber sentido Ambrose mirando las noticias en la clase del Sr. Hildy, sabiendo que su madre estaba en una de esas torres. Estaba sentado ahí, mirando todo por televisión, probablemente preguntándose si estaría mirando la muerte de su madre. Ella es un personaje secundario para nosotros, pero para él es la protagonista…” (Fern y Bailey)

“-¿Qué estás haciendo? –Estoy haciendo una lista. –¿Qué clase de lista? –Una lista de todas las cosas que quiero hacer. –¿Qué tienes hasta ahora? –No voy a decirlo. –¿Por qué? –Porque algunas de ellas son privadas. –Bien. Tal vez haré una lista también, y no te diré lo que está en ella tampoco. –Adelante. Pero probablemente puedo adivinar todo lo que vas a escribir. –¿No me dirás una cosa de tu lista? –Está bien. Pero algunas de las cosas en mi lista probablemente no las haré inmediatamente. Puede que sean cosas que haga cuando sea mayor… pero aún así quiero hacerlas. ¡Voy a hacerlas! –Bien. Sólo dime una. –Quiero ser un héroe. No sé de qué clase aún. Tal vez como Hércules o Bruce Baumgartner. Y si no puedo ser un héroe así, entonces tal vez sólo podría salvar a alguien. Entonces podría tener mi foto en el periódico y todo el mundo sabría quién soy. –No me gustaría que todo el mundo supiera quién soy. Quiero ser una escritora famosa, pero creo que usaré un seudónimo. Un seudónimo es un hombre que utilizas cuando no quieres que todos sepan quién eres realmente. –Así que puedes mantener tu identidad en secreto, como Superman. –Y nadie sabrá que soy yo…” (Fern y Bailey)

“-¿Crees que haya alguna manera de que alguien como Ambrose pudiera enamorarse de alguien como yo? –Sólo si es afortunado. –¡Oh , Bailey!...” (Fern y Bailey)

“-Escuché que te inscribiste en la guardia. Sabes que conseguirás que te llamen a filas, ¿no? Serás enviado más rápido de lo que puedes decir Sadam Hussein. ¿Te das cuenta de eso? –Lo sé. –¿Por qué te vas? –¿Por qué se fue? –Me reclutaron. –¿Así que usted no habría ido si hubiese tenido elección? –No. Pero no lo cambiaría tampoco. Las cosas por las que luché, lucharía por ellas de nuevo. Lucharía por mi familia, mi libertad para decir el infierno que quiera, y por los chicos con los que luché. Eso, más que nada. Luchas por los chicos con los que sirves. En medio de una balacera, eso es lo único en lo que piensas. Pero te lo estoy diciendo ahora. Los más afortunados son los que no vuelven. ¿Me oyes?...” (Sr. Hildy y Ambrose)

“-A menudo he pensado que la belleza puede ser un impedimento para el amor. –¿Por qué? –Porque a veces nos enamoramos de una cara y no de lo que hay detrás. Mi madre solía verter la grasa de la carne cuando cocinaba, y la guardaba en una lata en la alacena. Durante un tiempo, usó una lata en la que una vez había mantenido esas galletas largas, cubiertas, con crema de avellanas en el interior. ¿Las que eran caras? Más de una vez bajé esa lata pensando que encontraría la provisión secreta de mi mamá, sólo para quitar la tapa y ver montones apestosos de grasa. –El contenedor no importaba mucho en ese punto, ¿eh? –Correcto. Eso me hacía querer galletas, pero ese contenedor era una gran falsedad de publicidad. Creo que a veces una cara hermosa es publicidad falsa también, y muchos de nosotros no nos tomamos el tiempo para mirar debajo de la tapa...” (Joshua y Elliot)


Observaciones (Obs):

- Esta novela no tiene una versión oficial en español, hasta el momento.

- La fantraducción es de Bookzynga.

- En la novela se mencionan a autores reconocidos, como Nora Roberts, William Shakespeare, etc. Y obras como “Hamlet” y “La telaraña de Charlotte”, entre otras.


Booktrailer: Ver video 



Otro, sobre la historia (inglés), VER vídeo 
Otro, sobre los personajes (inglés), VER vídeo 


Soundtracks del libro:
- Himno Nacional de los Estados Unidos.
- “Witsy Witsy Araña” (Canción infantil)
- “I hope you dance” (Lee Ann Womack)
- “Get ur freak on” (Missy Elliot)
- “Reproduction” (Película Grease 2)
- “The wind beneath my wings” (Bette Midler)
- “Like a virgin” (Madonna)
- “Summer nights” (Película Grease)
- “You’ve lost that loving feeling” (Película Top Gun)
- “What a wonderful world” (Louis Armstrong)
- “Is this love?” (Whitesnake)
- “Amazing grace” (Himno cristiano)
- “Mandy” (Barry Manilow)
- “Pressure” (David Bowie)
- Músicas de Deff Lepard, Neil Diamond, The Righteous Brothers, Prince, Simon y Garfunkel





13 comentarios:

Astrid Giovanna R.C. dijo...

Hola mi comadrita, yo por aquí otra vez!!. Como me agrada encontrar esta reseña, y saber que también fue de tu gusto. Se me saltaron algunas lágrimas leyéndola. Que puedo decir..... ame esta historia, supiste balancear muy bien en tu reseña, las emociones que produce. Todos los personajes merecen su lugar destacado, porque de todos se aprende un poco, y creo como tú, que es Bailey quién mas nos enseña a disfrutar de la vida. Gracias, te quedo bellisima.

Neus dijo...

Lo he visto varias veces reseñado y seguramente termine leyéndolo
pinta bastante bien
un besito

Karina Garcia dijo...

Hola Car!! es hermosa la reseña y dan muchas ganas de leer el libro a aquellas como yo aún no se han animado...
Por mi parte, lo leere pronto y me pasare por aqui para comentarte que me ha parecido.
Un beso grande.
Kary

Zairobe Romero dijo...

Hola Car! Que linda reseña, este libro me hizo llorar a mares, sufrí mucho, pero es una historia muy linda.

Jeni Cabrera dijo...

Hola Car, muy linda y completa la reseña. terminé este libro hace poquito. Me gusto mucho, pero si soy sincera no me llego a encantar. Para empezar tuve que dejar de lado algunas cosas, porque ese sentimiento de patriotismo estadounidense y esa idea que tienen de "salvar al mundo" me aburre y me enoja a partes iguales. Igual le di una oportunidad a la historia. Como todas ustedes también amé a Bailey, fue el único que me robo unas lágrimas. Fern me cayo bien, pero a veces se pasaba de ingenua. Y Ambrose no se, es cierto que el la noto antes, pero la verdad fue que lo ocultaba para que sus amigos no se burlaran, y al final le termino dando una oportunidad cuando se dio vuelta la torta y ella era "la lindo" y él "el feo". No se si entienden lo que intento decir.
De cualquier forma la historia me gusto, tiene su grado de melancolía y tristeza, y esta bien escrita.
Besos

Lavándula dijo...

Hola Car, parece un historia emotiva e interesante, me la apunto para más adelante. Una cosa ¿qué es una porrista?, es la primera vez que escucho la palabra.

Mueropor Libros dijo...

Hola Gio!!

Sí!! Tú fuiste una de las que me lo recomendó. Y la verdad es que fue una historia que disfruté mucho y que me dejó un buen sabor de boca al terminarlo. Pensé que me la pasaría llorando pero no fue así. Tiene su dosis justa de drama, sin exagerar.

¡Gracias por comentar!

Besotes!! :D

Mueropor Libros dijo...

Hola Neus!!

¡Cuando lo leas, me cuentas qué tal!

Besos!! :D

Mueropor Libros dijo...

Hola Kary!!

¡Estoy segura que te podrá gustar la historia! No es para tirarse a llorar, y te lo aclaro porque sé que le huyes a ese tipo de historias.

¡¡Cuando lo leas, me cuentas!!

Besotes!! :D

Mueropor Libros dijo...

Hola Zairobe!!

Sí!! Vos fuiste la otra persona que me lo recomendó, y la verdad es que la disfruté mucho. Es muy emotiva y aleccionadora.

Besotes!! :D

Mueropor Libros dijo...

Hola Jeni!!

Pues sí, esa cuestión de que los gringos son los salvadores del mundo lo vemos en las películas, series y en muchos libros. Es como su filosofía de vida, jejeje

Definitivamente, el que provoca las lágrimas es Bailey. ¡Cómo me hizo llorar el condenado! Jejejeje

Pero lo de que Ambrose ya notó a Fern antes de ir a la guerra y de que le ocurriera "la desgracia", es cierto. Pero a mi forma de ver, eso de que él negara que le atraía por los amigos, me pareció más real que el hecho de que él lo hubiera hecho evidente sin tapujos. No sé. Creo que a esa edad los hombres son muy "influenciables" y más en la cultura gringa que en su época de high school deben estar los populares, etc.

En fin, me alegra que te haya gustado la novela.

Besotes!! :D

Mueropor Libros dijo...

Hola Vane!!

Porristas son las "animadoras", las que hacen sus bailes y coreografías con sus pompones para apoyar a un equipo, jejeje (un desastre mi explicación) ;-)

Besotes!! :D

Lavándula dijo...

Jaja, que va! ya me quedó aclarada la duda

Publicar un comentario

ESTE BLOG SE NUTRE DE TUS COMENTARIOS. Atte. CAR

Entradas populares

 
Muero por los libros Copyright © 2013 | Tema Diseñado por: Leyendo ando... | Con la tecnología de: Blogger