Bilogía “Horizonte Martina” – Elísabet Benavent

8 jul. 2016


 “Martina con vistas al mar” (#1) – Elísabet Benavent

Autora: Elísabet Benavent
Bilogía: Horizonte Martina 01
Categoría: Romántica
Editorial: SUMA / @BetaCoqueta
Publicación: Enero 2016
Protagonistas: Pablo y Martina

Sinopsis:
Si te llamas Martina, llevas siempre la melena recogida, eres absolutamente cerebral...  Si te has formado para ser chef y perteneces al equipo de El Mar... Si has sentido un chispazo al conocer a tu jefe, Pablo Ruiz, excéntrico cocinero con estrella... Si no soportas su indumentaria hipster, pero te irías a cualquier parte si él te lo pidiera... Eres sin dudarlo la protagonista de esta historia... Y tu vida, tan ordenada, está a punto de cambiar. Elísabet Benavent regresa a la ficción con una historia de amor irrefrenable, súbita, auténtica, un binomio eléctrico, una combinación explosiva que demuestra que en cuestión de amor no se puede negar la evidencia y que no depende de nosotros a quien amar. “Martina con vistas al mar” es la primera parte de <Horizonte Martina>, una mezcla de cocina, pasión, sexo y carcajadas, una bilogía llena de sorpresas que te hará vivir momentos únicos y que te conquistará para siempre. Placer para los sentidos.


“Martina en tierra firme” (#2) – Elísabet Benavent

Autora: Elísabet Benavent
Bilogía: Horizonte Martina 02
Categoría: Romántica
Editorial: SUMA / @BetaCoqueta
Publicación: Febrero 2016
Protagonistas: Pablo y Martina

Sinopsis:
Martina es un mar de dudas. Ha roto radicalmente su comunicación con Pablo, ha dejado el Mar, pensaba que lo que tenía con el chef era especial y es duro reconocer que tal vez no es como te habías imaginado. Se ha dado cuenta de que se ha dejado llevar por alguien que es emocionalmente frenético y se siente avergonzada por haber perdido el norte por alguien que ni siquiera ha solucionado del todo su pasado. Sin embargo Martina ha huido y decide olvidarlo todo, pero no será tan fácil borrar de su vida ni a Pablo ni el Mar... algo se está gestando en su interior y no tiene el valor de afrontarlo. Tiene que tomar una decisión y está en juego su futuro. Por otro lado Amaia y Javi siguen en su eterno tira y afloja, él está enamorado de ella y ella no se atreve a tener con «su mejor amigo» una relación aunque se muere cada vez que él la acaricia, ¿conseguirán dejarse llevar? Sandra no quiere más decepciones y cree que ha llegado el momento de recuperar lo perdido: a su novio de toda la vida, Íñigo, pero ¿conseguirá ser honesta a lo que le dicta el corazón?


Características de los personajes:

Martina Mendieta (“Marti”, “Pequeña”, “Ratón”): 30 años, morena, guapa, voluptuosa, ojos marrones oscuros, 1.83 cm de altura, y aspecto de sosa y aburrida. Tiene problemas para las relaciones sociales; no es cariñosa ni demostrativa; es algo rígida y contenida. Es sagitario. Tiene una hermana mayor (Paloma) y un hermano menor (Guille). Estudió cocina en el Cordon Bleu, y terminó con “Mención de honor”. Su familia no es unida; sus padres son apáticos y desapegados. Ella considera como su familia a sus dos mejores amigas.  

Pablo Ruíz: 31 años, muy alto, piernas largas, hoyuelos, bellos ojos verdes, cabellos rebeldes ondulados (un poco largo y desordenado). De carácter magnético, carismático y explosivo; es excéntrico y extrovertido. Cumple años el 5 de febrero. Es un famoso chef en Madrid, que regenta su propio restaurante “El Mar”. Abrió el negocio en 2010 como chef principal junto con un socio capitalista. En su restaurante trabajan 2 jefes de cocina, 6 jefes de partida, 12 ayudantes y varias personas en prácticas. De familia tiene a sus padres y a un hermano. Tuvo 4 grandes amores (2 en su adolescencia y 2 en su juventud). Tiene un gato llamado “Elvis Ignacio”.

Otros personajes: 1) Amaia Manzano (una de las dos mejores amigas de Martina; se conocen desde los 6 años; viven juntas; es enfermera, trabaja en un nuevo hospital en Madrid en la planta de Alergología; es intensa y políticamente incorrecta, mal hablada, directa, sin tapujos; tiene poco más de 1.60 cm de estatura, bajita, bien proporcionada, voluptuosa, cabellos largos lisos de color rubio caramelo, ojos azules, piel blanca; es la que más afinidad tiene con Martina); 2) Sandra (“Winnie” o “Winnie la puta”; otra de las dos mejores amigas de Martina; 30 años, guapa, cabellos castaños; estudió Derecho, tiene un posgrado en Criminología; ya opositó 7 veces para ser Notaria y no lo consigue; sus padres financian sus gastos y la mantienen; ella vive con ellos; nunca ha trabajado y prefiere que su vida siga así); 3) Fernando (“Fer”; novio de Martina; es 12 años mayor que ella; él tenía 30 años cuando se conocieron y ella 18; él fue su profesor de “Técnicas Culinarias I”; es moreno, alto, guapo, delgado, ojos almendrados, cabellos con unas pocas canas, mucha personalidad; se fueron a vivir juntos 3 años después de iniciar su relación; duraron juntos 10 años; se separaron en 2014 porque él quería hijos y ella no); 4) Javier Sanz (“Javi”; mejor amigo de Amaia hace 3 años, también es su compañero de trabajo ya que es enfermero; 30 años, ojos castaños con vetas verdosas, cabellos negros lisos sedosos y brillantes, como 1.77 cm de estatura, sonrisa afable y dulce, muy guapo; Amaia cree que es gay); 5) Mario Nieto (doctor, trabaja con Amaia y son mejores amigos; melena rubia, ojos negros); 6) Íñigo (novio de Sandra desde los 16 años, hace 14 años, desde el Instituto; es muy bueno y acomedido; estudió un módulo de electricidad y ganó mucho dinero con eso; 30 años, más de 1.80 cm de estatura, cabellos cobrizos, ojos bonitos, buena planta); 7) Raúl (amigo de Javi; no muy alto, piel blanca, ojos claros, cabellos de color castaño claro; trabaja en la funeraria de sus padres); 8) Ariadna (nueva novia de Mario; no es alta, cuerpo normal, cabellos rubios hasta el hombro, ojos marrones, dulce, agradable); 9) Malena (mujer del pasado de Pablo; guapa, rubia, ojos azules, bien arreglada; se conocieron en Ámsterdam; trabaja como estilista); 10) Alfonso (uno de los 2 jefes de cocina de “El Mar”; cuarentón, poco pelo, linda sonrisa, usa un pendiente en la oreja); 11) Marcos (otro de los 2 jefes de cocina de “El Mar”); 12) Carolina (“Carol”; jefa de partida en “El Mar”; 26 años, soltera, guapa, exótica, cabellos de color verde, aunque su color real es rubio; tiene algunos tatuajes); 13) Carlos, Iñaki y Aitor (jefes de partida en “El Mar”); 14) Rose (jefa de partida en “El Mar”); 15) Estefanía (jovencita en prácticas en “El Mar”); 16) Antonio (socio capitalista de Pablo en “El Mar”); 17) Ángela (madre de Pablo; 72 años, pequeña, pelo gris canoso, ojos de color verde claro, piel arrugada, excéntrica, divertida, fuma porros); 18) XX (padre de Pablo; no se menciona su nombre, sesentón, alto, grande, fornido, pocos cabellos blancos, ojos pequeños y risueños, hoyuelos, callado); 19) Jaime (hermano de Pablo; se dedica a la banca de inversión); 20) Guillermo (“Guille”; hermano de Martina; 23 años, estudia una ingeniería); 21) Paloma (hermana de Martina; es docente); 22) Encarna (madre de Amaia); 23) Gala (madre de Javi; flaca, pequeña, arrugada, elegante, estirada, fría); 24) Leonor (“Leo”; hermana de Javi); 25) Lourdes (secretaria de la empresa en la que trabaja Íñigo; 65 años, se va a jubilar); 26) Noelia (sobrina de Lourdes; 24 años, estudió Administración y Dirección de Empresas; joven, guapa, trabajadora); 27) Felipe (abogado de Pablo); 28) Dr. Martínez (ginecólogo de Martina); 29) Germán (guapísimo, altísimo, cabellos castaños, ojos marrones, labios carnosos, cuerpo atlético, 32 años, es abogado, trabaja en un importante bufete; le gusta navegar en verano y es fanático del Real Madrid); 30) Victoria (hija de Víctor y Valeria, los protagonistas de la saga “Valeria”); entre otros.


Comentarios personales:

En este caso también aplicaré lo de la “condensación” de los libros; ya que me parece que es la forma más práctica en la que podemos comentar nuestra experiencia de lectura con historias de este tipo, o sea, las que están conformadas por dos o más libros.

Esta bilogía, a la que la autora tituló “Horizonte Martina”, fue publicada en meses consecutivos, o sea, en enero y febrero de este año; y yo los leí inmediatamente se publicó el segundo, ya que como saben, una vez que empiezo, no me gusta cortar una historia, y menos aún aguantarme largos tiempos de espera. En este caso, fue rápido y eso se agradece.

El primer libro está compuesto del prólogo, 69 capítulos y epílogo, en aproximadamente 670 páginas. Mientras que, el segundo libro, tiene 67 capítulos y un epílogo, en poco más de 700 páginas. Como ya marca la costumbre de la autora, cada capítulo tiene un título; y lo positivo es que la narración es de ambos protagonistas.
CONTENIDO Libro 1: Prólogo. Capítulos: 1. La vida. 2. Amaia, el calor de mi vida. 3. Sandra y el cosmos. 4. Conocer a Pablo Ruiz… 5. Martina, una caja de bombones. 6. Mientras tanto en Pozuelo… 7. El lunes más extraño de la historia de los lunes. 8. El martes más extraño de la historia de los martes. 9. Si algo puede ir a peor, va a peor. 10. Las tres desgraciadas. 11. Aprender a sentir a través de la piel. 12. Soltarse demasiado. 13. Dignidad. 14. Dudas a nivel personal. 15. Superar una ruptura que no existió. 16. Desmelenarse… Paso uno. 17. Nos están esperando. 18. Buenas noches, Amaia… 19. Lo que va a pasar. 20. El descubrimiento. 21. Horror vacui. 22. La siguiente fase. 23. Un sí. 24. En la cama. 25. Hija de perra. 26. Me ardes… 27. Fuego y desaparecer. 28. La desilusión. 29. Posfiesta. 30. Vuelta al ruedo. 31. Un Pablo frustrado. 32. La cara B de Pablo Ruiz. 33. Citas de fin de semana. 34. El amor. 35. Los experimentos. 36. Solo por aclararlo. 37. Música para mis oídos. 38. Las cosas que quiero, las que me convienen y las que me apetecen. 39. Instintos. 40. Encoñarse. 41. Esto sí. Esto sí, joder. 42. Mientras tanto, en el mundo real… 43. Medidas desesperadas. 44. Yo. Intento de mantis religiosa. 45. ¿Condenada? 46. Martina, eres una fucker. 47. ¿Adónde van las cosas que nos prometemos y no cumplimos? 48. Hagan sus apuestas. 49. Nunca hay marcha atrás. 50. Vida en pareja. 51. Dejarla marchar. 52. Ellas. 53. Reencuentro. 54. Jugar a hacerlo especial. 55. Aires de fiesta. O no. 56. La fiesta. Parte I. Presentación. Acicalamiento. 57. La fiesta. Parte II. Preparación. 58. La fiesta. Parte III. Celebración. 59. Poscena. 60. Baila, cariño. 61. La leyenda del caballero andante sin armadura ni caballo. 62. La promesa de una noche diferente. 63. El día después. 64. Cuando todo se calma. 65. De ensueño. 66. «Que cada vez que te vuelva a mirar…» 67. «… me resulte más fácil morir…» 68. «… que obligarme a decir la verdad» 69. Lo sabe. Epílogo.
CONTENIDO Libro 2: Capítulos: 1. ¿Qué me pasa? 2. La ausencia. 3. Saberlo. 4. En el bulevar de los sueños rotos. 5. El súmmum. 6. Como el perro del hortelano, que ni come ni deja comer. 7. Soluciones. 8. Princesa. 9. Confesar. 10. Ponernos a prueba. 11. Decidido. 12. Me pone. 13. Contigo no. 14. Cuando el loco está cuerdo y el cuerdo, loco. 15. El viaje de mis sueños... malos. 16. El mar. 17. Despertares. 18. Ahora sí. 19. Luna sin miel ni hiel. 20. Su isla y la mía. 21. Sabores. 22. Robar un milagro. 23. La decisión más importante de nuestras vidas (I) 24. La decisión más importante de nuestras vidas (II) 25. Dudas. 26. Semanas. 27. Díselo. 28. O se lo dices tú o se lo digo yo. 29. Noches en la casa del caos. 30. Ordenar. 31. La normalidad. 32. Por favor..., no grites. 33. Once semanas. 34. Primera parada para una familia. 35. Cosas que hacer. 36. El sexo y otras cosas del querer. 37. Dieciséis semanas. 38. El romanticismo bien entendido. 39. Que caiga el telón. 40. Veinte semanas. 41. La vida... 42. Veintiséis semanas. 43. El vestido y otros horrores. 44. De revista. 45. La cuenta atrás. 46. Treinta y tres semanas. Bienvenido al mundo. 47. Padres. 48. Aprender o caminar hacia atrás. 49. Problemas. 50. Hogar, inquietante hogar... 51. Rutina. 52. A punto de conseguirlo. 53. Las despedidas. 54. Dormidos. 55. «Y nos bañamos vestidos como en un día de boda...» 56. ¿Un oasis? 57. Sexo. 58. Llantos. 59. Lo duro. 60. Lo triste. 61. El final de lo nuestro. 62. Incapaz. 63. Reorganización. 64. Vivir. 65. Luchar. 66. Lo siguiente. 67. Colores, sabores, nosotros... Epílogo. Nuestro entorno.

La historia inicia con el prólogo del primer libro, el cual nos sitúa en el año 2012, cuando Martina y Fernando celebran su noveno aniversario de noviazgo. Van a cenar al restaurante “El Mar”, ya que Fernando es amigo del chef dueño del local. En un momento de la noche, dicho chef recorre las mesas para saludar a cada uno de los comensales, y es así como Martina conoce a Pablo, cuando éste para a saludar a Fer. Él los presenta, y le comenta a Pablo sobre la admiración de su novia hacia su trabajo y su cocina, lo que suscita que conversen un rato al respecto, hasta que él se va porque debe seguir saludando a los otros clientes. Martina queda muy emocionada por haberlo conocido ya que le parece sumamente encomiable todo lo que él ha conseguido como chef, y sueña con formar parte de su equipo alguna vez, o por lo menos llegar a ser igual de talentosa y creativa como lo es él. Después de esa noche, la vida sigue, el tiempo pasa y llegan los cambios a la vida de Martina, muchos de ellos imprevistos y otros planeados, pero que de igual manera alteran su vida sin remedio. Mudanzas, relaciones que terminan, nuevas oportunidades que empiezan y… la rueda que sigue girando.  

En cuanto a los protagonistas, debo resaltar que Pablo me gustó mucho, ya que, aunque demuestra ser voluble y excéntrico en un principio, posteriormente se revela como alguien centrado y responsable, y definitivamente es quien aporta el sentimentalismo a la trama y quien sostiene el peso del libro 2 para que no te den ganas de abandonar su lectura. En realidad, es como un osito cariñosito, además de ser totalmente el opuesto de ella respecto al carácter. A Martina me costó un poco digerirla, pero de alguna manera traté de entender cómo era su personalidad y por qué ella era así. Proviene de una familia en la que no se demostraban los sentimientos, y fue criada con mucha frialdad, indiferencia, rigidez y bajo muchos convencionalismos. Ya algunas cuestiones de su carácter “tan especial” se van vislumbrando en el libro 1, pero éstos se revelan completamente en el segundo, que es cuando explotan en toda su magnitud (nunca mejor dicho). Lo cierto es que ella se vuelve absolutamente insoportable en dicho libro, y no por “aquello” que padece (que no voy a detallar para no spoilear), sino porque se exacerba lo más horrible de su forma de ser (o sea, lo que viene arrastrando por tantos años), sin que ella pueda hacer algo por evitarlo.

Es importante destacar que, “lo que le pasa a Martina” (que resulta ser el tema central de la segunda parte) es una problemática muy real, que varias mujeres comentan que han padecido; y muy probablemente haya habido varias de ustedes que se pudieron sentir identificadas. A mi entender y admitiendo mi ignorancia sobre el tema, siento que la autora lo abordó bien, dotando de aspectos cotidianos al problema; de manera que sea más comprensible para el lector, considerando la intensa carga emocional que contiene.   

Las historias secundarias que se plantean tienen como protagonistas a las dos mejores amigas de Martina, o sea, a Amaia y Sandra. Cada una tendrá sus peripecias por contar. Por ejemplo, por una parte, el triángulo Mario-Amaia-Javi, además de los “problemas de peso” que ella siente que tiene; y por otra, la relación de Sandra e Íñigo, y todas las búsquedas que ella emprende por encontrarse a sí misma y por conocer qué es lo que quiere de la vida. Ambas amigas nos ofrecen tramas interesantes, aunque me llamó la atención cómo el personaje de Sandra va perdiendo fuerza con el transcurrir de la bilogía; y también cómo llegó un momento en el que quise zarandear a Amaia por su necedad y terquedad.  

Hubo algo que me pareció extraño, y es que, por ejemplo, Ángela (la mamá de Pablo) pareciera tan buena onda, liberal y dicharachera en sus conversaciones con su hijo, y que con Martina se haya mostrado tan apática en su trato. Pero bueno, eso es algo muy subjetivo, ya que yo me imaginé que la relación suegra-nuera sería de ésas en las que se cambian la vida y se vuelven amigas y unidas, dada la personalidad de la señora. Esto no es crítica, sólo comento lo que imaginaba.

Con esta bilogía me pasó que el primer libro me gustó mucho, le puse un 4.5 en mis apuntes; pero en el segundo bajó mucho mi interés y le di un 4. En este último se observa un notorio cambio en el estilo narrativo, ya que hay menos diálogos y mucha introspección de la protagonista en gran parte de la trama, sobre todo en la zona “crítica” de la historia (los que ya la leyeron saben a lo que me refiero).

Esa parte en específico, trata un tema muy delicado y real que fue abordado muy bien y con las exigencias del caso, pero… a mi gusto, la forma como se narró dicha parte (con texto corrido, casi sin diálogos) hizo que la lectura fuera algo forzada y pesada de leer. Pero repito, “a mi gusto”, así lo sentí. Ahí cae mucho el ritmo, que venía muy bien; no por el tema tratado, sino por la forma de contarlo (algo que no pasó en la bilogía “Silvia” que también trata un tema delicado en su 2do libro y nunca pierde el ritmo ni la intensidad, por citar un ejemplo).

En resumen, si eres fan de los libros de Elísabet Benavent, muy probablemente encuentres agradable la lectura de esta historia, porque su estilo está plasmado y es bastante reconocible en cada página. Pero, es un hecho que la trama (sobre todo del 2do libro) es bastante compleja y puede que no sea para todos los gustos. En la 2da parte, la historia da un giro radical y deja de ser la clásica historia de ligue y posterior amor. No, ahí se nos presenta un padecimiento que merece toda la seriedad y objetividad que se le pueda prestar. También es de destacar que, en dicha parte se utiliza un recurso narrativo que para mi gusto le resta un poco de puntos, pero de igual manera es tangible que si te sentiste identificada o encontraste algún punto de coincidencia con alguna experiencia en tu vida, la historia te resultará muy digerible. Pero como yo no tengo una experiencia directa o indirecta cercana sobre dicho asunto tal vez por momentos me resultó un poco agobiante. De igual manera, es una historia interesante de leer, sobre todo si lo sientes afín. Si lo leerán o lo leyeron, ¡¡ahí me cuentan!! JJJ


Frases: (pueden ser SPOILERS)

Libro 1

1. “—Cuando tenía veintitrés años volví una temporada a casa. Eran solo unos meses, una pausa mientras esperaba a que se terminara de cerrar un trabajo que iba a salirme en Ámsterdam de cocinero. Una cosa más importante. Un antes y un después. Cuando todo se confirmó, mi madre temió que la decisión de empujarme a viajar me alejara para siempre de casa y me arrastró a un salón de tatuajes. Me contó una historia sobre los marineros que se marchaban por primera vez lejos de casa y unas golondrinas que se tatuaban para recordar que, fuera de la manera que fuera, volverían. En realidad sé que esa historia es en parte una invención de mi madre, pero es especial para mí. Los dos nos tatuamos una ese día…, es raro tatuarse con tu madre, lo confieso. —¿Y la otra? —La otra nos la tatuamos al volver. Cuando el proyecto de El Mar empezó a materializarse, cerramos el ciclo. Porque ya había vuelto a casa para quedarme…” (Pablo y Martina)

2. “—Martina… —¿Qué? —Lo he pasado muy bien. —Y yo. —Ahí dentro eres especial. Debajo de toda la disciplina. Eres especial. Lo sabes, ¿verdad? —A estas horas no sé si sé algo. —A estas horas sabemos más que nunca. Al despertar se nos olvidará que fuimos sabios…” (Pablo y Martina)

3. “—Aclárame una cosa. ¿Qué es lo que te planteas sobre lo que va a pasar cuando lleguemos a mi piso? —Hasta dónde quiero llegar. —¿Y? ¿Hasta dónde quieres llegar? —Aún no lo tengo claro. —No quiero besarte sin aliento. Quiero dejarte sin aliento yo…” (Pablo y Martina)

4. “—Quiero ser sincero con mis intenciones, Martina. Solo quiero divertirme. He pasado media vida complicándome y ya llegué a la conclusión de que tengo que aprender a vivir día a día sin perseguir cosas como el amor. Ya no lo busco en absoluto. —Me parece bien. —¿Te parece bien? —Más que bien…” (Pablo y Martina)

5. “—Martina… Me matas, me ardes…, Dios…, es que hasta me dueles…” (Pablo)

6. “—Hablo de salir a tomar algo, de divertirnos, de conseguir que te rías a carcajadas… —No quiero ser cruel, Pablo, pero… tiene menos mérito si necesitas emborracharme para hacerlo. —Joder. Martina, eres de acero. —No lo soy. Yo también me reblandezco. Y me relajo. Y me río a carcajadas. —A veces cuesta creerlo. —Es que la confianza con las personas se gana, no se regala. No voy de especial, solo… a ratos soy complicada. No me abro con facilidad porque para mí no tiene sentido hacerlo. Y no puedo fingir que lo del otro día no me hizo preguntarme quién eres. —Es totalmente lícito. Solo dame la oportunidad de… amortiguar las sensaciones negativas del otro día…” (Pablo y Martina)

7. “—¿Ni siquiera vas a ayudarme? —¿No eres nadie sin pinche? —Ay, Martina, Martina…, cómo te gusta buscarme. —En eso te equivocas. Yo ya te he encontrado…” (Pablo y Martina)

8. “—La música me calma. Cuando me encuentro con el otro Pablo, con el odioso, la música siempre ayuda. A veces no sabemos cómo expresar algo pero, sin embargo, descubres que alguien ya escribió una canción sobre eso mismo y es sencillamente… liberador. —Nunca lo había pensado de ese modo. —Pues piénsalo…, otros escriben canciones para sensaciones que nosotros no sabemos identificar, para palabras que no logramos decir, para momentos que no olvidaremos. […] Esta canción hace magia en mí. Cuando estoy cansado, cuando creo que no puedo más…, de pronto me siento capaz otra vez. La música a veces saca cosas que tenemos enquistadas. Cocinar es la vida que elegimos, es una pasión; la tienes o no la tienes. Sin embargo, hay ocasiones en las que las personas retienen la pasión para mantener el control y se acostumbran a tenerla bajo llave. Un poco de caos es sano y es bueno, sobre todo para nuestra profesión. La música es un detonante. Lo hace explotar…” (Pablo y Martina)

9. “—Hay una cosa que no sabes de mí… —Hay muchas cosas que no sé de ti. —Pero esta en concreto creo que te va a interesar. —¿Ah, sí? —Sí. —A ver, sorpréndeme. —Me recupero muy rápido. MUY rápido. Tienes por costumbre no tomarme demasiado en serio. —¿Por qué será? —No lo sé. Pero tengo intención de demostrarte que no fanfarroneo. —Esta película ya me la sé. Y ¿sabes cómo acaba? Acaba con «gatillator» el destructor…” (Pablo y Martina)

10. “—Hemos roto la cama. —La primera de muchas. Bésame. Haz que me reviente el pecho…” (Martina y Pablo)

11. “—Voy a darme una ducha. ¿Quieres… venir? —No. Quiero seguir oliendo a ti todo el día…” (Martina y Pablo)

12. “—¿Preocupada? —Con tu currículo, ¿crees que no es para estarlo? —No he dicho lo contrario. Solo que… no tienes de qué preocuparte. —¿Por qué no? —Pues porque esta vez es… diferente. —¿A las anteriores? —Al resto del mundo. Es…, joder, mamá. Es diferente y ya está. Me estoy divirtiendo. —Te he escuchado decir tantas veces lo mismo que, hijo…, has perdido credibilidad. En esta casa solo le damos voto de confianza a tu criterio cuando hablas de cocina. —Pues te tragarías tus palabras si la conocieras. Es… reservada, contenida en todo excepto en la cama. Y es la única persona que ha tenido los cojones de plantarme cara en la cocina cuando me he puesto como un energúmeno. […] —No es eso, Pablo, es que a ti no se te pueden dar alas. —Mira por dónde…, no sé de quién lo habré heredado. Pero déjame aclararte que estás hablando de algo que hace años que no pasa. Ya decidí tomarme la vida con más calma. —Bueno, sí, pero aquí estás, enamorado OOOTRA VEZ. —No estoy enamorado. Pásame el molde y la mantequilla. —¿Ah, no? ¿Entonces? —Entonces estoy… conociendo a alguien. Divirtiéndome. Pero con la edad que tengo no querrás que la coja de la mano por la calle y me apriete el cilicio si tengo ganas de follármela. Martina me gusta. Es diferente y divertida a su manera. Me equilibra. Es como… un mar en calma. ¿Qué? —Ay, Pablo… —Venga…, dilo. —Tú te has pasado treinta años enamorado del amor. Nunca has tenido una visión realista de las relaciones porque te has creído que es todo pasión desmedida y… así no. Las cosas más importantes de la vida pasan de puntillas. Algunas cuesta verlas incluso años después. Nunca estamos mirando lo que toca en cuanto a la vida se refiere, solemos estar preocupados por otras cosas y cuando queremos darnos cuenta, ha pasado. El amor no se busca, llega. Pero cuando llega no lo arrasa todo a su paso ni te deja sin nada. —Eso ya lo aprendí. De todas formas, aquí la única que está hablando de amor eres tú. —No, hijo. Yo no. Tu cara. —Mamá. Estoy siguiendo tu consejo. Estoy viviendo, disfrutando, siendo un chico de treinta y un años. No busco complicaciones y no las tendré. Martina y yo somos dos adultos que deciden acostarse juntos porque… No sé si lo sabes, pero follar da un gusto que te mueres…” (Pablo y Ángela)

13. “—Si te cuento algo, ¿me prometes que lo olvidarás? —No. ¿Me lo contarás aun así? —Sí. Me gusta que no me mientas. La primera vez que te vi… en El Mar, hace años…, me quedé sin palabras. Tenía pensado decirte muchas cosas. Que te admiraba, que quería ser como tú, que aprendería de ti y de tu trabajo hasta ser buena de verdad. Pero te miré a los ojos y… me dejaste muda. —Tú me has dejado mudo tantas veces…, siempre he tenido la certeza de que cambiarías mi vida. —Cambiar una vida es algo fuerte, ¿no crees? —Has cambiado mi concepto del amor hasta hacerlo manejable, terrenal y alcanzable. ¿Te parece poco? —Dijimos que… —¿Qué más da lo que dijéramos? Todo ha cambiado. —¿Entonces? —Seamos nosotros. ¿A quién le importa lo demás?...” (Martina y Pablo)

Libro 2

14. “—En mi mundo ser débil no es un pecado, pequeña. Algún día tendrás que aceptarlo, pequeña. —¿Qué? —Se llama destino…” (Pablo y Martina)

15. “—¿Estás de coña, verdad? Debes estar tomándome el pelo pero, ¿sabes?, no me sorprende. Creo que llevas haciéndolo tres meses. —¿Tomándote el pelo? Tú estás mal de la cabeza. —Llevo tres meses haciendo lo que tú quieres que haga. Ve despacio, ve rápido, fóllame, no me folles, ignórame en la cocina, conoce a mis amigas, ábrete del todo, no me exijas lo mismo a mí..., ¿qué hay de ti, Martina? —¡Ahora resultará que te he estado manipulando! ¡Tócate los cojones! —Tócamelos tú que tienes experiencia. ¡¡No he dicho eso!! ¡Digo que yo voy con pies de plomo y tú entras en mi vida como una puta máquina de derribo! —¿Y tú en la mía no? ¿Con pies de plomo? ¡Si te lo has llevado todo a tu paso! ¡Mírame! ¿Tú crees que yo soy así? ¿Crees que pierdo los nervios? —No. Porque eres perfecta en tu contención y en tu vida gris en la que no pasa nada. —¡No me insultes! —¡¡No lo estoy haciendo!! ¡Estoy cabreado! Porque no esperaba una reacción tan melodramática y adolescente por tu parte. No haces más que darme palos y cuando abro la boca para explicarme, me dejas con la palabra en los labios porque, ¿sabes qué?, no te interesa nada más que tus propias conclusiones. ¡Eres una egocéntrica!...” (Pablo y Martina)

16. “—¿Qué haces? —Me traslado. —¿Y lo haces por qué...? —Porque no pienso volver a dormir sin ti ni un día de mi vida. No siempre tenemos la suerte de tener segundas oportunidades; deberíamos aprovechar esta para no pasar el resto de nuestros días sabiendo que nos equivocamos. —¿Cómo puedes tenerlo tan claro? —Porque lo siento…” (Martina y Pablo)

17. “—Te quiero. Joder, Martina, no te quiero. Yo te amo. Joder, se queda pequeño. Van a tener que inventar una palabra para nosotros, pequeña. —Pablo... —Solo tienes que sentirlo. Martina. No voy a pedirte nada más. —¿Y si no sé? —Yo te enseñaré. —No hay nada más grande que te quiero. O te amo. No lo hay. No somos tan especiales. —El mar. El mar es más grande y más hondo y más jodidamente de todo. El mar, Martina. Tú y yo y el mar. Dime que me quieres más que al mar. —Joder..., qué loca me vuelves... —Dilo. —Es pronto. —Dímelo, Martina. Llénate la boca. —¿De qué? —De mar. Y de amor. Y de mí…” (Pablo y Martina)

18. “—¿Lo hueles? La sal de la mar. Me gusta pensar que es mujer, ¿sabes? Quizá sea por el vaivén de las olas o porque si miras el horizonte siempre se curva. Una mujer a veces muy joven, que quiere llamar la atención sobre sus formas, que ha descubierto el poder de ser mujer. Otras veces madura, serena. El universo empieza y termina en vosotras. Entre vuestras piernas, en vuestro pecho, en el vientre, en la verdad que conocéis y que sois en vosotras mismas. Crecemos en vuestro vientre, nacemos de entre vuestros muslos y nos alimentamos de vuestro pecho. Sabemos lo que sabemos porque vosotras nos enseñasteis. Joder, Martina. El mar tiene que ser mujer y si hay Dios, también lo es…” (Pablo)

19. “—Vamos a hablar de otra cosa. —No. Ya no puedo vivir sin tu pelo suelto entre mis dedos. Yo soy para ti y tú para mí, porque eres mi mar en calma. Y yo tu viento de cara. ¿Qué pasa? Martina, tú también puedes decirme que me quieres. No vas a dejar de ser quien eres por... —No es eso. Es que son demasiadas cosas. —Soy el padre de tu hijo. Pero quiero ser más que eso. Quiero ser lo que tú eres para mí. —¿Y qué soy? —El mar en el que nunca me encuentro solo. —Vas a tener que tener paciencia, Pablo. No sé expresar cómo me siento como tú. —Solo dime que... —Ya lo sabes. Yo también lo siento por ti, pero no sé decir las cosas que tú... —No me hace falta. —Esto es enorme. —Mucho. No te pierdas en ello…” (Martina y Pablo)

20. “—Pequeña, ¿tú sabes cuánto te quiero? —No. —Pues más que a la vida…” (Pablo y Martina)

21. “—Es que estas cosas no pasan de verdad, Javi. Los chicos como tú salen con chicas guapas que, si acaso, ya se pondrán gordas después de parir un par de hijos. Y las chicas como yo terminan casadas con un montón de gatos. —Oye... No quiero que hables así. Las chicas como tú eligen lo que quieren de la vida. Y los chicos como yo nos sentimos afortunados si nos escogéis. Así es la vida, Amaia. —Eres demasiado optimista con la raza humana. —No. Es que, cariño, estás obsesionada con algo que no importa ni de lejos tanto como tú crees. Yo te veo, Amaia..., ¿crees que el día que me enamoré de ti un rayo me cegó? Cuando me acuesto contigo veo la piel que estoy besando. Y me gusta. Odiaría que quisieras cambiar por mí. —Pero yo podría intentarlo si tú..., porque la vida está llena de chicas bonitas que te mirarán y tú llegarás a casa y allí estaré yo, que no me parezco en nada a ellas…” (Amaia y Javi)

22. “—Pablo. No sé hacerlo mejor. Asúmelo. Te equivocaste conmigo. —Te has equivocado tú, pero contigo misma. Siente las cosas bien, Martina. Siéntelas antes de tomar una decisión que marque el resto de tu vida. Duermo a tu lado. Tócame. Huéleme. Bésame. Acuérdate de los motivos por los que nos enamoramos juntos de la vida y ayúdame a que no se me olviden a mí, pequeña, porque me flaquean las fuerzas. Me gustaría decirte otra cosa pero... estoy cansado…” (Martina y Pablo)


Observaciones (Obs):

- Como ya viene siendo una costumbre en los libros de Elísabet Benavent, aquí también se mencionan a personajes de sus otras novelas. Por ejemplo, en el libro 1 se dice que Javi se parece físicamente al famoso cantante Gabriel (Bilogía “Silvia”). Y en el libro 2, aparecen los queridos Víctor y Valeria, con sus hijas (sobre todo Victoria) de la saga “Valeria”.

- No tienen booktrailers.


Soundtracks de la Bilogía:

Libro 1
1) “It’s raining men” (The Weather Girls)
2) “In for the kill” (La Roux)
3) “Take me out” (Franz Ferdinand)
4) “Devórame otra vez” (Azúcar Moreno)
5) “You make me wanna” (Usher)
6) “Only love can hurt like this” (Paloma Faith)
7) “Clocks go forward” (James Bay)
8) “Olvídame y pega la vuelta” (Pimpinela)
9) “Viento de cara” (Supersubmarina)
10) “Road” (Portishead)
11) “No cambié” (Tamara)
12) “Angels” (The XX)
13) “Dance with somebody” (Mando Diao)
14) “Matemática de la carne” (Rayden)
15) “Lonely boy” (The Black Keys)
16) “Marcha imperial” (Banda Sonora “Star Wars”)
17) “Quit playing games” (Backstreet Boys)
18) “Feeling good” (Nina Simone)
19) “Don’t let me be Misunderstood” (Nina Simone)
20) “What more can I say” (Nina Simone)
21)”Let it go” (James Bay)
22) “Better man” (Paolo Nutini)
23) “Shelter” (The XX)
24) “Ciega, loca, sordomuda” (Shakira)
25) “Viejoven” (Ojete Calor)
26) “You don’t know how lucky you are” (Keaton Henson)
27) Músicas de Peret; 30 Seconds to Mars; La Roux; Usher; Enya; James Bay; Eminem; Nach; Violadores; Rapsusklei; Rayden; David Civera; Raúl; Los Caños; Guns N’Roses; The XX; Grupo Izal; Ramstein; Pitbull; Prince; etc.
28) Músicas R & B; Hip Hop; Hip Hop español; Electrolatino; Reggeaton; etc.

Libro 2
1) “N = 1” (Miss Caffeina)
2) “En mi cabeza” (Rayden)
3) “Lean on” (Major Lazer & MO & DJ Snake)
4) “Otra vez” (Full)
5) “No son degno di te” (Gianni Morandi)
6) “Te robaré” (Prince Royce)
7) “Tatuaje” (Conchita Piquer)
8) “Princesa” (Ken-Y)
9) “Puta” (Extremoduro)
10) Banda sonora de la película “The Rocky horror picture show”.
11) “Skinny love” (Bon Iver)
12) “The truth” (Handsome Boy Modeling School)
13) “Electric feel” (MGMT)
14) “Special needs” (Placebo)
15) “We don’t have to take our clothes out” (Ella Eyre)
16) “Nantes” (Beirut)
17) “Shut up and dance” (Walk to the moon)
18) “San Pedro” (Revólver)
19) Músicas de Ed Sheeran; Backstreet Boys; Radio Olé; Placebo; Rayden; Serrat; Bon Iver; ; Birdy; Bely Basarte; etc.
20) Músicas Hip Hop; Rap; Reagge; Salsa; Reggeaton; Bachata; Electrolatino; R & B; etc.




La Bilogía está compuesta por:


1) “Martina con vistas al mar”. 

2) “Martina en tierra firme”.




2 comentarios:

Beatriz dijo...

Hola a todas!
Quizás, es de todo lo leído de esta autora, el que menos me gustó. Aún así, no dejo de reconocer que sus historias no te dejan indiferente, que te atrapan y es un empezar y no parar!!. El protagonista no me gustó mucho, lo imaginaba como un hortera chabacano, a lo mejor eso tuvo algo que ver para no gustarme tanto como otros libros suyos y Martina parecía que sufría un desdoblamiento de personalidad. Todo lo publicado por ella lo he leído y seguiré leyéndola. Como siempre hago, apunté infinidad de frases, me encantan!!! Así q ahí va una d ellas, pertenece al segundo libro. « Comparte tu vida con quien te haga ser consciente de la rotundidad de ser tú». Gracias por este espacio. Saludos a todas;))

Mueropor Libros dijo...

Hola Beatriz!!

¡Gracias por comentar! Fíjate que cuando veo un comentario tuyo, ya espero la frase que vas a anotar, jejeje. La que elegiste me gustó mucho. Esta bilogía es muy diferente a las otras sagas o bilogías o trilogías que hemos leído de esta autora.

Sobre todo el libro 2 es el que es bastante diferente.

Besitos!! :D

Publicar un comentario

ESTE BLOG SE NUTRE DE TUS COMENTARIOS. Atte. CAR

Entradas populares

 
Muero por los libros Copyright © 2013 | Tema Diseñado por: Leyendo ando... | Con la tecnología de: Blogger