“El último acto” – Romina Naranjo

10 nov. 2017


Categoría: Romántica Actual
Editorial: Ediciones B
Sello: Selección RNR
Publicación: Julio 2016
Protagonistas: Darren Matthews y Leire Fernández

Sinopsis:
Darren Matthews, considerado uno de los actores de teatro más importantes de su generación y habiendo cosechado éxitos en los más grandes escenarios del mundo, ve como su llama interpretativa comienza a apagarse. Aislado del mundo e incapaz de actuar, se ve obligado a aceptar los servicios de Leire Fernández, una joven terapeuta ansiosa por demostrar sus capacidades y crecer en el círculo profesional que tanto le apasiona. Dos personas totalmente distintas, poniéndose a prueba día a día y enamorándose sin remedio, ¿serán capaces de entenderse y superar sus diferencias, o es la suya una relación destinada a interpretar el último acto?


Características de los personajes:

Leire Fernández: casi 28 años, 1.65 cm de estatura, unos 60 kg, cabellos castaños y ojos pardos. Está soltera, sin hijos. Es española. Vive en España. Es terapeuta. Trabaja en un “Gabinete de Análisis Psicológicos” hace poco más de 2 años; es un gabinete Neuro-Psicológico. Terminó la carrera en España y le ofrecieron el trabajo en el Gabinete, así que decidió cambiar de país de residencia.

Darren Matthews (“Darr”): su nombre real es Darren Smith. Es delgado, alto, casi 1.90 cm de estatura, ojos oscuros, cabellos castaños cobrizos que lo tiene largo hasta los hombros. Es mitad estadounidense. Es un actor de teatro. Padece Depresión Tipo B. Sus padres se divorciaron hace muchos años y desde ahí ya casi no sabe de su padre, ya que él se alejó de sus vidas. Tiene muy buena relación con su padrastro.

Otros personajes: 1) Agatha Palmer (madre de Darren; es dulce, cariñosa, tiene los cabellos cortos y blancos, y usa gafas oscuras); 2) Scott (“Scotty”; padrastro de Darren; es el segundo esposo de Agatha; quiere mucho a Darren y él también lo quiere; tiene un negocio de piezas originales para vehículos de colección); 3) Daniel Smith (hermano de Darren; es su mánager; es alto, corpulento, cabellos castaños claros con vetas oscuras que empiezan a encanecer, tiene arrugas de expresión; es saludable aunque con algunos kilitos de más); 4) Cristina (hermana de Darren; está casada); 5) Amber (hija de Cristina; es la sobrina preferida de Darren); 6) Jefe de Leire (no se menciona su nombre; es un cincuentón, entrado en carnes, con el cabello ralo y blancuzco); 7) Antonio Méndez (“Tony”; es el asistente de Leire después de que ella trabajara con Darren; es su mejor amigo; guapo, fashionista, cabellos de color negro azabache siempre bien peinado, ojos verdes, hoyuelos); 8) Lorena (una de las psiquiatras del Gabinete con la que Leire no se lleva bien; está casada y es envidiosa); 9) Santiago Ortíz (compañero de Leire en el Gabinete); entre otros.


Comentarios personales:

Esta es una novela independiente de la autora española Romina Naranjo, de la que ya reseñé otro de sus trabajos, titulado El jefe”, ¿lo recuerdan?

El contenido está dado por un prólogo, 56 capítulos (divididos en 3 partes) y un epílogo, en 320 páginas. Las 3 partes son las siguientes: Acto I “Inicio” (capítulos 1 al 14), Acto II “Conflicto” (capítulos 15 al 47) y Último Acto “Desenlace” (capítulos 48 al 56).

La trama inicia en el prólogo, en donde Darren nos cuenta el tedio que siente actualmente por la actuación; ya no es lo mismo para él. Después, pasamos a la primera parte “Acto I: Inicio”, específicamente el capítulo 1, en donde vemos cómo le comunican a Leire sobre un nuevo trabajo que debe ganar para el Gabinete en el que labora. Le hacen firmar varios papeles con numerosas condiciones para realizarlo. Le dicen que atenderá a un famoso, a un hombre del espectáculo con una seria depresión. En primera instancia, debe ir a verlo por 3 semanas o 1 mes, para una toma de contacto, y para saber qué pasa realmente; por lo que prepara sus cosas porque debe ir a vivir con el paciente para tratarlo. A la mañana siguiente, la busca un chofer para llevarla hasta una cabaña en las montañas en donde se encuentra el actor, en una especie de retiro espiritual. Pero lo que ella se encuentra ahí, no tiene nada de espiritual.

Los protagonistas son Darren y Leire, y lo cierto es que son muy opuestos. O más bien, todo lo opuestos que pueden ser un paciente con depresión y la terapeuta que lo trata. Él es un actor de teatro bastante reconocido que está atravesando una racha en la que nada de lo que hace lo llena, provocándole una total apatía por su profesión. Mientras que, ella es una de las mejores terapeutas en el Gabinete del que forma parte; motivo por el que la eligen para el importante y difícil reto de curar al famoso histrión. Ninguno de los dos imagina lo que ocurrirá cuando se conozcan, y menos aun cuando comiencen a desarrollar una complicada relación profesional, que no tardará en profundizarse debido a los graves problemas que encontrarán en el camino y que los forzará a unirse.

Respecto a la novela les puedo comentar que, a mi gusto empezó muy bien, pero luego sentí que se alargó innecesariamente, ahondando en detalles que puede que no se consideren trascendentales. Y por otra parte, tampoco entendí en qué país estaban al principio, ni después.

Aun así, me pareció una historia entretenida, sencilla, sin grandes dramas y que se lee rápido, pese a que por momentos puede sentirse que se pierde la agilidad, por el alargue que les comentaba. Puede ser una opción si buscan algo para un fin de semana en donde no pretendan leer algo complicado, sino más bien tranquilo. Si lo leerán o lo leyeron, ¡¡ahí me cuentan!! JJJ


Frases: (pueden ser SPOILERS)

1. “El teatro, esa amante perversa, egoísta y egocéntrica, que te colmaba, exigiendo que a cambio le debieras tu ser. Te bebía hasta el alma, te cambiaba, te encumbraba, se convertía en tu única razón de existir, y te lo quitaba todo. Allí, hierático como una estatua de mármol, con los aplausos resonando en su cabeza, el sudor perlando su rostro, los músculos doloridos de esfuerzo sin más que soledad para él. Agonía existencial, una nada opacando el todo que debía sentir, que sintió una vez…” (Prólogo; Darren)

2. —¡Olvídalo! Escúchame bien, no quiero que vuelvas a hacer eso que has hecho, ¿entiendes? —¿Hacer qué? Ya sabes a lo que me refiero. —¿Besarte hasta perder el aliento? ¿Abrazarte? ¿Acariciarte? ¿Las tres cosas a la vez? Hablo muy en serio, Darren. No puedes volver a hacerlo. Nunca. —¡Vamos!, nunca es mucho tiempo, ¿por qué no? ¿Cuál es el problema con todo esto? Mira, comprendo que te sientas agradecido por lo que he hecho por ti, te he ayudado y escuchado en momentos muy duros y… —Para, para, no te he besado porque quiera darte las gracias, eres una gran terapeuta, de verdad, la mejor que he conocido, pero sé cuáles son mis sentimientos hacia ti. Me gustas, me gustas de verdad, como mujer. Convives conmigo, has pasado mucho tiempo solo, es normal que bueno, al no tener otra cosa… —¿Crees que todo se basa en que, como hace tiempo que no tengo pareja, al verte cerca me es imposible controlarme? No soy un animal. Lo sé, no quería ofenderte, ya sé que no lo eres, perobueno, cuando salgas a la calle y veas a todas esas otras, pues… —Me gustas tú. Todo tu razonamiento empieza a cabrearme. No tiene ningún sentido. Quiero que me digas qué es lo que pasa, me atraes, ¿es tan difícil entenderlo, sin más? —¡No lo repitas!, tienes que que… ¡hacer algo para que se te pase! Está bien, me tomaré un jarabe a ver qué tal. Basta, hasta ahora has mostrado ser muy cabal, deja de actuar como una niña. Tú y yo no podemos tener una relación, no es posible, compréndelo, por favor. —¿Por qué no podemos? Que yo sepa, ambos estamos libres y sin compromiso, y es obvio que estamos sintiendo algo el uno por el otro, se nota en el ambiente, lo sé, no puedes negármelo. Eres un actor. Famoso. Eres una estrella a la que tengo el deber de devolver a su lugar. —¿Ahora pretendes hacerme creer que eso tiene alguna importancia? Sabes perfectamente que eso es en lo último que piensas cuando me miras. Y sabe Dios que por cómo nos hemos conocido, mucho de lo que piensas puede hacerte desear salir corriendo. Pero hay algo más, algo profundo algo por lo que te quedas…” (Leire y Darren)

3. “Dios mío si fueras un pecado, no tendrías perdón de Dios…” (Leire)

4. Nunca me perderás, te quiero, mucho, y no importa todo lo que nos digamos o lo que hagamos, porque eso no puede cambiar. Yo también te quiero a ti, Leire, creo que nunca sabrás de qué forma. Por eso quiero vigilar mis pasos, no me perdonaría hacer algo que te apartara…” (Leire y Darren)

5. EscuchaLeire, eres una gran profesional, nunca he dudado de eso, no quiero que te quedes aquí sin cumplir tus sueños. No debí haberte presionado, tenías razón, estaba portándome como un machista, y no es así como quiero que sea nuestra relación. Darren, sé que no pretenderías convertirme en una extensión de ti mismo. No pasa nada, está olvidado. No, déjame acabar Quiero lo mejor para ti. Desde que te conozco, he sabido que vales mucho más de lo que los demás creen. Este lugar sabía que era poco para ti, que merecías más, pero no he sabido expresarlo. No quería que pareciera que te cortaba las alas, lo que quiero es volar contigo. Lo sé, cariño. Y esta vez me tomaré mi tiempo para decidir, no tomaré lo primero que me ofrezcan por miedo a no poder optar a nada más. Tienes muchas más opciones de las que tú crees. Vales más de lo que tú misma piensas. Ahora lo sé y no pienso volver a minusvalorarme. No me defraudaré a mí misma, y tampoco a ti…” (Darren y Leire)


Observaciones (Obs):
- No tiene booktrailer.


Soundtracks del libro:
- “Canon en Re Mayor” (Johann Pachelbel)
- Música clásica.
- Baladas.




NOTA: Por favor, si la publicación te sirvió, coméntamelo. Y si la usas como fuente de información, mencióname como un reconocimiento al trabajo realizado. Muchas gracias. By CAR

0 comentarios:

Publicar un comentario

ESTE BLOG SE NUTRE DE TUS COMENTARIOS. Atte. CAR

Entradas populares

 
Muero por los libros Copyright © 2016 | Tema Diseñado por: Por Car... | Con la tecnología de: Blogger