LIBROS en PANTALLA #7: “365 DNI”

24 jun. 2020


Ficha Técnica:
Título original: “365 DNI” (365 días)
Adaptación de: “365 DNI” de Blanka Lipinska
Protagonistas: Michele Morrone (Massimo Torricelli) y Anna-Maria Sieklucka (Laura Biel)
Otros actores: Otra Saralidze (Domenico), Bronisław Wrocławski (Mario), Magdalena Lamparska (Olga), Natasza Urbańska (Anna), Grażyna Szapołowska (Klara Biel), Tomasz Stockinger (Tomasz Biel), Mateusz Lasowski (Martin), Gianni Parisi (Padre de Massimo), Tomasz Mandes (Primo de Massimo)
Directora: Barbara Białowąs y Tomasz Mandes
Guionistas: Tomasz Klimala, y asociados: Barbara Białowąs, Tomasz Mandes y Blanka Lipinska
Productores: Maciej Kawulski, Ewa Lewandowska, Tomasz Mandes y otros
Empresas productoras: Ekipa, Future Space, Next Film, TVN
Música: Mateusz y Michal Sarapata
Fecha de estreno: 07 de febrero 2020 (en Polonia), junio 2020 (en Netflix)
Idiomas: Inglés, Polaco, Italiano  País: Polonia
Duración: 116 minutos   Clasificación: C
Género: Drama / Romántico / Erótico

Sinopsis:
Una mujer cae en manos de un jefe de la mafia, quien la secuestra y le da un año para enamorarse de él. Laura Biel es una directora de ventas que se convierte en la obsesión de Massimo Torricelli, un jefe de la mafia herido en un atentado mortal contra su padre. Luego de recuperarse de sus heridas, Massimo decide buscar a Laura a toda costa y secuestrarla, ofreciéndole 365 días para que se enamore de él. Al principio, Laura no parece interesada en Massimo, pero a medida que pasa el tiempo empieza a experimentar en carne propia el síndrome de Estocolmo.


Comentarios:

Para esta reseña de la película basada en el primer libro de la trilogía de Blanka Lipinska, voy a contar con la colaboración de mis muy queridas amigas Giovanna R. y Vero (a la que por fin pude convencer para que participara como reseñadora). Es más, si al final Gio y yo vimos la película a principios de este mes de junio, fue porque Verito nos tentó, ya que le hizo mucha publicidad, sobre todo porque tenía un protagonista espectacular que nos calcinaría las bragas (palabras textuales suyas). Recuerdo que fue el martes 9, ella la vio esa noche y nos comentó, entonces tanto Gio como yo caímos en la tentación en nuestras respectivas casas, y la vimos esa madrugada (porque ambas somos madres de niños chiquitos que no disponemos de mucho tiempo durante el día y a esas horas somos libres para decidir qué ver, descansando por fin de Peppa Pig, Masha y el Oso, Paw Patrol y otros, jeje).

El punto es que, al menos en mi caso, yo ya había visto antes de esa noche que les mencioné más arriba, que la película estaba anunciada entre las novedades del mes en Netflix, pero al leer la sinopsis y ver que se trataba de un hombre de la mafia y de un secuestro, la ignoré porque no son temas que me atraigan (debo ser de las pocas personas que no han visto ni quieren ver las narco series, o narco telenovelas, tan populares desde hace algunos años. Ej. “Escobar, el patrón del mal”, “El señor de los cielos”, “El Chema”, “Narcos”, “La reina del sur”, etc., todas estas inspiradas en narcos reales famosos). Pero días después, Verito llegó con su sugerencia de ver el filme y nos ganó la curiosidad, sobre todo porque ella insistía en que el actor nos iba a gustar y mucho. Y así fue… Pero, y obviamente en todo esto hay enormes PEROS, se tienen muchas vertientes por los temas polémicos que aquí se tratan. 

A mi forma de ver, una cosa es el trasfondo oscuro de la historia, y otra muy distinta que te gusten las escenas románticas y eróticas entre los protagonistas haciendo a un lado momentáneamente toda esa cuestión oscura y discutible; o, de igual manera, que te guste el actor protagonista, Michele Morrone (hot, hot, hot). Yo estoy en el segundo grupo, o sea, la película y los temas que tratan no me gustaron, pero sí me encantó el actor protagonista (ojo, el actor, no el personaje de Massimo) y también las escenas hot, creo que no estábamos habituados a ver situaciones tan explícitas en las películas inspiradas en libros que hemos visto; en varias de éstas, dichas escenas parecen más coreografiadas, pero en esta película se nota la buena química entre los protagonistas y se ven más candentes.

Les cuento que nosotras tres primero vimos la película y que después de ese final tan impactante, nos entró la curiosidad y quisimos saber cómo de parecida era la historia en los libros y si las cosas se planteaban de la misma manera en ambos escenarios. Y cuál fue nuestra sorpresa, primero, al descubrir que no habían libros en español publicados por una editorial (o sea, una versión oficial en nuestro idioma), y segundo, al conseguir unas traducciones no oficiales (que sólo yo fui la valiente o masoquista que se animó a leer porque quería ilustrarlo en la reseña) y percatarme que, aunque varias de las acciones del primer libro están reflejadas y matizadas en la película, son los protagonistas los que son pintados de forma muy diferente. 

Por ejemplo, el Massimo de los libros me pareció de lo peor, es un tipo violento, impositivo, abusivo, posesivo, controlador, cruel, que mata sin remordimientos, que trafica con drogas y armas, que tiene muchos otros negocios turbios, entre ellos la prostitución y el lavado de dinero; y que no sólo vende drogas sino que también las consume, al igual que su gente allegada, entre ellos Domenico. Es lo normal en su mundo. Por su parte, la Laura de los libros, es una mujer de 29 años, sumamente superficial y absurda, muy preocupada por la moda, por comprar las mejores marcas aunque no nade en dinero, que ha tenido relaciones tormentosas desde muy joven (con Peter) y que después con su novio Martin cae en una relación aburrida en la que está sumamente insatisfecha, ya que para él la parte sexual no es importante y puede prescindir de ella; él no es mala persona, pero obviamente son muy diferentes, ya que ella es una mujer muy fogosa y ávida de sexo, tanto que frecuentemente tiene que recurrir a darse satisfacción a sí misma, al no tener esa parte cubierta con su pareja. Y para colmo de males tiene esa característica que yo detesto en las protagonistas femeninas literarias, y es que a ella “le gusta que la lastimen o denigren” y hasta lo pide. Y así la conoce Massimo.

Por cierto, les hago un SPOILER del libro: esa escena final de Laura entrando al túnel, donde no sabemos qué le pasó realmente, no es para nada así. Ni remotamente parecido. En el libro, lo único que pasa es que aprovechando que Massimo está de viaje de trabajo, unos días antes de la boda entre los protagonistas, Laura maneja un lujoso auto y visita un spa junto a su amiga Olga (es precisamente un regalo de su atento prometido). Al salir del spa son perseguidas por una camioneta (que ella piensa que es de sus guardaespaldas) que la choca por detrás e intenta quitarla de la autopista, pero sin ninguna consecuencia más que el susto. Cuando Massimo, alertado por Domenico, interrumpe su viaje y regresa de manera urgente a Sicilia para ver a Laura, lo que pasa ahí es que él intenta darle su libertad a ella, para que se aleje de él y así pueda vivir segura; pretende hacer el sacrificio de renunciar a ella por amor al darse cuenta que llevar una relación normal con alguien es imposible para él por el trabajo que tiene, pero Laura se opone, se pone histérica y termina confesándole que está embarazada (él era el único que no sabía todavía que lo estaba; ella planeaba decírselo después de la boda) y ahí termina el primer libro.        

Y así, muchos otros detalles más que son distintos en el primer libro, como lo de la muerte del papá (a diferencia de la película, eso se da muchos años antes del atentado a Massimo; el papá y la mamá de él murieron en un barco presuntamente por unos enemigos). Otro punto diferente es que, en la película, en la primera escena, vemos que Massimo, avisado por uno de los guardaespaldas, está mirando por unos binoculares a una mujer que parece ser Laura, incluso después su padre también la ve; lo que explicaría que, minutos después, cuando muere su padre y Massimo recibe el disparo, lo último que vea antes de caer en la inconciencia sea la imagen de esa mujer, o al menos eso entendí yo (eso no es así en el libro; es más, esa escena como tal ni existe; el libro inicia con un prólogo relatado por Massimo donde sabemos de su vida, de su relación con Anna, y que después de aquel disparo que recibió hace 5 años, su corazón paró y luego volvió a la vida quedando en coma durante varios días, en los que veía de forma muy clara y vívida la imagen de una mujer desconocida, por eso al despertar del coma lo primero que hace es intentar que no se le borre la imagen y empezar a buscarla). En fin, varias cosas son diferentes, y en mi opinión, hicieron cambios que mejoraron un poco las cosas; y si quieren que les diga, este es uno de los raros casos en los que la película es mucho mejor que el libro (por lo que, si son de las personas que piensan que la película es malísima y no les gustó para nada, imagínense cómo estará el libro que en este caso es peor).

Para mí es evidente que en la película suavizaron muchísimas cosas, empezando por la personalidad del protagonista, Massimo. Estoy convencida de que, si hubiesen presentado una historia idéntica a la del libro (que a mi gusto es malísimo-malísimo), no hubiese tenido tanta repercusión como ha tenido, o por lo menos hubiese sido en su mayoría negativa. Pero aquí fueron inteligentes, y no sólo hicieron una historia mucho más comercial y “aceptable”, sino que eligieron para el papel de Massimo a un actor-cantante-compositor-modelo-pintor italiano extremadamente atractivo, seductor, imponente y varonil, Michele Morroni, para que se nos olvidara y nos distrajéramos un poquito del tipo de personaje que estaba interpretando (algo que no es nuevo, ya pasó antes con Rafael Amaya, Mauricio Ochmann, etc.; actores que interpretaron a narcos que no son nada guapos en realidad, pero que al ser interpretados por un actor muy atractivo, logran cautivar al público femenino o al público en general, creando la fantasía del narco guapo, rico y poderoso).

Aunque, como ya les expliqué más arriba, en realidad el Massimo que nos pintan en la película no es tan malo como el del libro; sí, es un delincuente y jefe de una familia de la mafia siciliana, pero el de la película maneja ciertos valores y códigos, mismos que manifiesta en una escena, cuando dice que tuvo que ordenar matar a un tipo que traicionó a la familia al robarles y que además era pederasta, incluso Laura ve la escena en el patio cuando disparan al tipo y se desmaya (en el libro, eso no ocurre así; ahí es Massimo el que mata al tipo y Laura lo ve, por eso es que decide quedarse con él al comprobar que la amenaza que él le hiciera antes, de matar a sus padres, puede cumplirse). 

Además, el Massimo de la película se reprime un poco y se cuida de lastimar físicamente a Laura, aunque hay escenas en las que la agarra del cuello o la sujeta y toquetea en un sillón o en el avión (en el libro, él en muchos momentos no la trata muy bien, la atormenta cuando se le resiste, la sujeta con violencia, etc.). Y hablando del avión, quería mencionarles aquella escena de la película en la que están en la pista del aeropuerto y que un guardaespaldas baja cargando a una Laura que grita y patalea, y a la que luego atan dentro del avión (que parece como si la estuvieran secuestrando); les comento que en la película no hacen mención de esto que les voy a decir, pero en el libro sí, y es que Laura tiene pánico a volar, tanto que suelen tener que medicarla, pero como ella tiene problemas en el corazón, la situación se vuelve delicada y no le pueden suministrar cualquier medicina. Entonces, en la escena antes mencionada, en la película lo hicieron como si estuvieran forzando a Laura a ingresar al avión, pero en el libro la medican y ella se la pasa durmiendo.       

Pero bueno, la verdad es que, no hay que perder de vista que la historia de amor que  nos presentan en la película no es nada “normal” ni “sana” (en el libro es aún peor), y que, independientemente de lo candentes que sean las escenas entre ellos (que visualmente son muy atractivas e interesantes) o de lo híper guapísimo que esté Michele, no hay que olvidar que todo se da en medio de un secuestro, de una situación forzada en la que una mujer está vulnerable y amenazada, sufriendo después del “Síndrome de Estocolmo”, también que el personaje de Massimo no es ningún encanto ni alguien para admirar o ensalzar, es un delincuente, un mafioso, un narco, un hombre violento que ha matado y que maneja negocios muy turbios como el tráfico de drogas, de armas y la prostitución, entre otros más. Como lo hablaba con Vero y Gio, toda esta cuestión del hombre dominante y la mujer sometida lo venimos viendo desde “Crepúsculo”, “Cincuenta sombras”, “After” y demás, y las mujeres adultas o de nuestra edad lo entendemos como lo que es, pero lo peligroso es cuando algunos libros se convierten en moda y llegan a manos de adolescentes o chicas muy jóvenes que aún no tienen bien formados o madurados los criterios.   

En fin, por mi parte, voy a finalizar diciendo que la película está muy bien hecha desde el punto de vista de la dirección y la maravillosa fotografía, ya que podemos disfrutar de fabulosos escenarios y paisajes, que dan ganas de transportarse a ellos; además, hay que hacerles una mención al equipo de guionistas que por lo menos intentaron mejorar un poco lo que se encontraron en el libro. Otro aspecto positivo es la musicalización, hicieron una selección muy atractiva y cautivante, tanto que dicho playlist lo tengo como favorito y lo escucho frecuentemente. 
También, les confieso que mi escena preferida de toda la película es aquella que se da en un bar o pub al aire libre en Roma, con el fondo del Coliseo romano, en el que Massimo está hablando con un primo, mientras mira a lo lejos a Laura que está tomando un helado; esa forma tan intensa de mirarla me en-can-ta (esto tampoco forma parte del libro; la crearon para la peli), me parece que él transmite ahí tanta fascinación y vulnerabilidad por ella, que te hace olvidar todo el trasfondo. En cuanto al casting realizado para la elección de los protagonistas, lo de la actriz Anna-Maria Sieklucka para el papel de Laura me pareció muy acertado, es una mujer muy bella (que se ve bien de castaña o de rubia), de buen cuerpo, que encajó muy bien con el personaje y que por momentos me hizo olvidar lo mal que me cayó la Laura literaria, así como lo logró Michele con el Massimo literario.

Y por último, pero no menos importante, también hay que felicitar a quien eligió a Michele Morrone para encarnar a Massimo, fue la mejor decisión que pudo tomar, nos hizo un favor al público femenino y puso en el candelero a este actor italiano que después del estreno de esta película en febrero, pero sobre todo después de su internacionalización a través de la plataforma Netflix a principios de junio, incrementó ostensiblemente su popularidad, ya que de poco más de 1 millón de seguidores en Instagram, pasó a tener actualmente 6 millones en pocas semanas (hasta abrió una cuenta en HalaHi, de la que donará todo lo recaudado). La verdad me da mucho gusto por él, porque de lo que he leído de su vida, ha sido una persona que no la ha tenido nada fácil, ni en materia profesional ni en la personal, hasta pensó en abandonar todo y ya no volver a actuar; ha contado que tuvo que trabajar de jardinero y que hubo una época en la que no tenía ni para pagar la renta. Y aquí aprovecho para contarles una anécdota graciosa que nos pasó con Gio: un día de la semana pasada, ella colocó en una historia de IG, la foto de “algo” calcinado directamente en el fuego de la cocina con el título de que estaba “morroneando” ese algo, pero como yo no entendí qué era y eso se veía ahí todo quemado, le mandé un mensaje privado para mofarme con que eran sus “bragas achicharradas” (algo con lo que bromeábamos mucho desde que conocimos a Michele) y ella me contesta, siguiéndome la corriente, que sí, que quedaron así de tanto verlo. Entonces, me burlo diciéndole “Te morroneaste”, en alusión al apellido del actor (Morrone), y ella se empieza a carcajear y me explica que en Colombia “morronear” es cuando se deja fritar los pimentones, y que ella lo puso por eso, ya que lo que estaba ahí todo negro e irreconocible era un pimentón, y que jamás cayó en la cuenta de la similitud de la palabra, y yo ahí bien mente sucia pensando que ella lo puso como un mensaje oculto para las que lo entendiéramos, jajaja. Eso sirvió para reírnos por un buen rato y desde ahí se quedó la palabra “morronear” cuando tenemos nuestros momentos de compartir fotos, vídeos y noticias que vemos de él.  


Bueno, sin más preámbulos, le paso la posta a la siguiente reseñadora, mi querida amiga venezolana, Verito, que como leerán a continuación es todo un personaje. ¡Gracias, te quiero mucho!

<<Para mí hablar de lo mala que es la película no es lo más importante, PERO LO ES, para mí lo más importante aquí es DON MASSIMO, jajaja… es lo único memorable de las casi dos horas de película. Y es que Massimo es una cosa preciosa, grandota a veces, pero si hasta las orejas son tan altas como él, los tatuajes medio ordinaritos, pero es que se ve así a ratos ordinario y a ratos con cara de sufrimiento como si tuviera cólicos nefríticos. Sin embargo, es bello en conjunto con ese cuerpazo, esa narizota y esa cara de que quiere agarrarte y hacer contigo masa para pizza.

Tratando de enfocarme en la película como tal, debo de reconocer que los paisajes son espectaculares, Sicilia no la conozco, pero definitivamente tengo que volver a Italia para ver esos paisajes; probablemente no me pasearé en la “canoa” como cariñosamente le digo al mega yate que tiene Massimo, pero seguro me sentaré en unos muebles de color verde y espero pasarla tan bien como estos dos la pasaron en unos muebles de ese color. Y quizás, si tengo suerte, nadaré en esas aguas y espero conseguirme un sireno que se parezca a Massimo, obvio italianote.

Las escenas de sexo me gustaron, unas partes más que otras, fueron realmente más explícitas de lo que estamos acostumbrados a ver y se nota que en Netflix le dan más cancha larga al asunto. Entre ellos dos me pareció que había química, y pues si ella con esas dos mini teticas se consiguió a Massimo, hay esperanza en este mundo para muchas (risas y fuertes, por cierto). Las lamidas de ese hombre y el escupitazo me dejaron los ojos pelados como comiquita. Y hablando de ojos, los de ella son espectaculares, tiene una cara preciosa y un trasero bellísimo.

Lo que me gustaría destacar es las ganas de imitar a “50 sombras de Grey” siempre que escriben una novela o thriller erótico, como lo es en este caso, es realmente patético que no se les ocurran cosas más originales y eso me aburre mucho al leer este tipo de novelas y verlas en la gran pantalla. Obviamente, las venden como el romance más hot y toda la cosa, pero de verdad, ya basta de copias baratas y mala trama, creo que podría hacerse algo muy bueno y más normal. Sin embargo, les confieso que no leí el libro pero ya me informaron que difiere bastante de la peli.

Hay escenas que me parecieron malazas, por ejemplo, cuando ella va a caer de la canoa (o, yate), y escenas que son demasiado cliché como aquella del baile tipo tango; en fin, toda la película es una farsa mayúscula, y mala, pero súper mala, así que ponerme a debatir sobre escenas no es necesario. Las actuaciones son muy malas, ella más que él, aunque la verdad tampoco él lo tiene tan difícil más allá de decirle que la va a partir en dos y esperar una mamada gratificante, no es que ganará el Oscar. Por el contrario, mi escena favorita de la película es cuando Massimo habla con el primo y ve lo que Laura hace con el helado, lo desconcentra tanto que no puede hablar en paz con el  hombre. La mirada en esa escena es mi favorita de todas, esos ojitos de angustia y fastidio me encantaron.   

Espero que las más jóvenes realmente sepan que esto es una fantasía pendeja y que nada de real y sano tiene esta película, ya suficiente tenemos con tanta mala propaganda que les hacemos a las relaciones de pareja y lo tóxicas que resultan este tipo de películas y libros donde el síndrome de Estocolmo, la violencia y maltrato es lo que está de moda. Ahora a este tipo de libros lo llaman Dark Romance. Pero es que desde “Crepúsculo” sabemos que los amores normales se han desvirtuado bastante, pero en fin eso es un tema grandísimo del cual ahora mismo no quisiera comentar más. Hay escenas graciosas, y con esas vistas sinceramente pasas la hora y 50 minutos bastante acalorada… Saludos, Vero>>


Y ahora le toca el turno a mi querida amiga colombiana, Giovanna R. (Gio), la más cuerda de este trío de locas que formamos para esta actividad. ¡Gracias por participar, te quiero mucho!

<<No he leído los libros, por lo tanto, no puedo expresar una opinión acerca de la adaptación, sin embargo, tengo una vaga idea, puesto que mi comadrita Car me ha ilustrado un poco al respecto. La historia como tal, no es la mejor ni la más original. No me ‘cuadra’, que un mafioso, que tiene poder, dinero, atractivo, tenga que mendigar amor, y a través de un método tan bajo como el secuestro. ¿No hubiese sido mejor que dándose cuenta de su mala relación con el petardo ese de novio que Laura tenía, hubiese intentado acercarse y conquistarla?, tenía cómo hacerlo, con toda clase de atributos. Adicionalmente, legalizar un síndrome de Estocolmo, en estos tiempos de movimientos feministas, es bastante absurdo. Si bien es cierto que todos tenemos nuestras fantasías, ¿por qué no desarrollar la historia de otra forma?

Algo más que encuentro incoherente es: Si ya Massimo le confiesa que ha esperado 5 años por ella (con cuadro gigante en la sala de la mansioncita), ¿qué sentido tiene ignorarla cuando está de compras? ¡Hombre, Massimo!, ya pusiste TODA la carne en el asador con Laura, en lugar de ignorarla, aprovecha y conquístala, no es solo alistar la billetera y ya.

Los personajes: Definitivamente, el gancho de la película es el protagonista, y aunque la actriz que interpreta a Laura es muy bonita, pienso que el éxito no hubiese sido el mismo sin Michele Morrone, que por cierto está aprovechando muy bien su cuarto de hora. (Es sin duda EL descubrimiento del 2020).

Como no sé nada acerca del libro, no puedo comparar la interpretación de los actores, supongo que a su manera cada uno hizo su mejor esfuerzo, pero pienso que a Massimo le faltó ser más ‘temible’, como un miembro principal de una mafia italiana. En cuanto a Laura, pues su actuación no me pareció coherente en el sentido de haber notado un cambio grande entre los momentos en que lo odiaba, al momento en que decide que lo ama, y no me refiero a las escenas en que se comportaba como una provocadora con él (puesto que esto es parte del personaje), sino a la evolución de sus sentimientos por él.

La producción: Muy buena fotografía y bellísimos paisajes, esto es una de las cosas que ayuda a la película (pocas, por cierto).

Las escenas de sexo me sorprendieron, bastante explícitas sin llegar a ser porno, y la sorpresa es porque nunca había visto este tipo de contenido en Netflix, quizá es lo más fiel al libro, que al parecer detalla estas situaciones con todo lujo de detalles, y podría ser lo único que mantiene el espíritu del mismo. Sorprende además, la manera en que Michele y María (los actores) se conectaron, puesto que tuvieron libertad creativa (seguramente, yo también me hubiese puesto creativa con Michele, jajajaja), pero pues imagino yo que se debe ser muy profesional como actor, para hacer todo eso sin que se te mueva un pelo.

La musicalización: Lo mejor de la película, ecléctica y acertada según las escenas. Y sin duda el descubrimiento del protagonista como cantante ha sido lo mejor. ¡¡Lo hace JODIDAMENTE BIEN!! Se puede dedicar al canto sin problema.

Escena favorita: Aquí literalmente me estoy fusilando (copiando) a Vero y Car, quienes también lo mencionaron, pero definitivamente, la escena donde ella chupa el helado provocándolo, es la mejor. La forma en la que él pierde la concentración y no puede enfocarse en la conversación es excelente.

Por mejorar: Casi todo, empezando por la trama, jajajaja. En la escena de su primera vez, a ella se le nota la ropa interior especial, ojo con esto.


Y con esto terminamos. Si algo faltó, ya lo mencionaremos en los comentarios más abajo.

Y para ustedes, ¿cómo fue la experiencia con la película? ¡Queremos conocer sus opiniones!

Are you lost, baby girl?

GIO, VERO y CAR


Observaciones (Obs):

- Es una historia publicada originalmente en Wattpad, según leí en informaciones que publicaron en las redes, porque lo cierto es que yo no sabía de la existencia de estos libros hasta que se subió la película a Netflix.

- Es una trilogía de libros en polaco, compuesta por: “365 dni” (“365 días”; Año 2018), “Ten Dzień” (“Este día”; Año 2018) y “Kolejne 365 Dni” (“Otros 365 días”; Año 2019).

Pretendo hacer una reseña de la trilogía en su conjunto, para detallarles más cosas y tenerla como “ayuda memoria” cuando queramos compararla con esta y las siguientes películas (si es que las hay).

- Busqué en Amazon y sólo encontré estos libros disponibles en idioma polaco (365 dni; Ten Dzień; Kolejne 365 dni). No hallé versión editorial en inglés ni en español; por lo que tuve que leer unas fantraducciones que circulan por internet (después de ver la película). Me llamó la atención que la portada del primer libro tiene a Massimo (imagino que es él por las características); el segundo libro tiene a Laura con su look de rubia (usaron como modelo a la autora de los libros); y el tercer libro tiene a un hombre joven que luce calvo, blanco, con ojos claros y tatuado (imagino que es Nacho). Pretendo hacerle una reseña a la trilogía completa, para contar ahí más detalles de lo que he leído en los libros.  

- No sé si se dieron cuenta, pero la autora de la trilogía, Blanka Lipinska, hace un cameo en la primera película. Ella es la novia en la boda familiar a la que asiste Laura con Massimo en Polonia. Esta autora supuestamente está considerada como una de las escritoras más guapas y sexis del mundo, ¿cómo ven? 

- Otro detalle que noté al buscar la ficha técnica de la película es que, el que hizo del primo de Massimo en aquella escena en Roma en la que Anna toma un helado, Tomasz Mandes, también es uno de los Directores, es Productor Creativo de la película, y formó parte del equipo de guionistas, además, noté que figuran unas 5 personas con su mismo apellido en papeles secundarios o de relleno. Y que además, varias personas del equipo de producción o técnico de la película hicieron también de extras. VER 

- Independientemente de lo polémico que pueden ser los temas que se tratan en la película, es un hecho que el éxito que ha alcanzado en la plataforma Netflix es de destacar. Se mantuvo en el número 1 de lo más visto o top ten de varios países desde su estreno hasta semanas después, bajando tal vez al número 2 o 3, pero preservando el interés.

- Hay escenas eliminadas (como una en la que van abrazados en la camioneta) y detrás de cámaras muy interesantes de ver. Lo encontrarán hasta en YouTube, si buscan.

- El actor protagonista, Michele Morrone, es quien interpreta la canción “Feel it”, pueden ver el vídeo en este link (esa música aparece al final de la película). También interpreta “Hard for me” (música lenta al inicio de la película, después de que el padre muere y él es herido), “Dark room” (música cuando salen de compras por primera vez, que ella va con el vestido rojo), y “Watch me burn” (es la música que aparece en la famosa escena de la ducha cuando Laura lo provoca). Canta muy bien y las músicas son muy buenas; ya están en el playlist que escucho a diario. Además, el actor aumentó exponencialmente su popularidad, no sólo en seguidores en Instagram, sino también en búsquedas en internet. Todos quieren saber más de su vida. Hay muchos grupos sobre él en las redes sociales, y muchas lo han (hemos) stalkeado. Nos sabemos hasta el nombre del gato que no tiene, jeje.



Tráiler: Ver vídeo       



Soundtracks:

Un acierto muy importante y notorio de esta película es la musicalización, a mí me encantó el listado elegido. Muchas músicas no las conocía, pero desde que las escuché en la película están incluidas entre mis preferidas de la plataforma de música. Y bueno… las cuatro músicas que interpreta Michele Morrone son un punto y aparte con esa voz tan seductora que tiene. Este es el link de uno de los playlists que encontré en Spotify sobre la película. 

1- “Hard for me” (Michele Morrone)
2- “Dark room” (Michele Morrone)
3- “Watch me burn” (Michele Morrone)
4- “Feel it” (Michele Morrone)
5- “I am the fire” (Ghost Monroe)
6- “The Hunted” (The Rigs)
7- “You made a monster” (Nick Kingsley, Hannah Hart)
8- “Hit my line” (PLVTINUM, Chase Atlantic)
9- “You” (Alex Condliffe, Lamb Hands)
10- “Kiss me” (Malo)
11- “Neon Night” (Nekter Gun)
12- “Heres he comes again” (Röyksopp, Jamie Irrepressible)
13- “Finish line” (SATV Music)
14- “Toca toca” (Fly Project)
15- “Threnody” (Naeleck)
16- “The time of our lives” (The Venice Connection)
17- “I see red” (Everybody Loves an Outlaw) *
18- “Coming back” (Robin Loxley, Smudge Mason)
19- “Give ‘em Hell” (Everybody Loves an Outlaw)
20- “Candy” (Ceara Cavalieri)
21- “Don’t call me up” (Mabel)
22- “Prisoner” (Raphael Lake, Aaron Levy, Daniel Ryan Murphy)
23- “Lemonade” (PLVTINUM)
24- “Another wave” (Raphael Lake)
25- “Better alone” (Brayden Dunbar)
26- “Here comes the thunder” (Lee Richardson, Jonathan Murill, Tom Ford & otros)
27- “Ain’t about that” (Carolyn Miller)
28- “Love is a bitch” (Two Feet)
29- “Take a sip” (Naeleck, Ferd, Viking N3, Tha Boogie Bandit)
30- “The Fall” (French Coq)
31- “Fly with you” (Lailien, Ruby Perl)
32- “Free me” (HI MOTIVE)
33- “Space Princess” (Zerachiel)
34- “Making Babies” (Anthony Lazaro)
35- “Overtime” (Emma Jaye)

Músicas de Michele Morrone en Spotify, disco “Dark room”.



Fuente: Wikipedia, IMBd, FilmAffinity, Google Imágenes


Reseñaron:

Giovanna R.👩

Vero 👸

Car 👧



NOTA: Por favor, si la publicación te sirvió, coméntamelo. Y si la usas como fuente de información, mencióname como un reconocimiento al trabajo realizado. Muchas gracias. By CAR


6 comentarios:

VERO dijo...

También te quiero Car y gracias por la oportunidad, seguramente seguiremos comentando y más cuando saquen la segunda.

Car dijo...

¡De seguro que sí! Todavía hay mucha tela de la que cortar, jejeje

¡Y de nuevo muchísimas gracias por colaborarme! Fue muy divertido

Besotes!! :D

Damilka dijo...

Hola Chicas!! Coincido totalmente de la película lo único destacable es el actor. Una historia sin sentido, una trama mala e insana, no he leído los libros y no lo haré porque la historia no me llama para nada y mira que soy muy curiosa pero con lo que cuentas (Car) de que el libro es peor pues con la peli me basta. Ah la música estaba muy bien!

Car dijo...

Hola Damilka!!

Muchas gracias por comentar. Y como la única masoquista que leyó la trilogía, te digo que no te pierdes de absolutamente nada, al contrario, mejor quédate con la historia que construyeron en esta primera película (que la suavizaron mucho y la mejoraron un poquito), porque los libros son un aburrimiento total.

Besos!! :D

Amazingsil dijo...

A sugerencia de Car literalmente vi la película el mismo día que me la sugirió. Personalmente creo que si analizamos la trama de la película es tan tóxica, peligrosa y denigrante que ni la hubiese terminado de ver. Porqué la vi hasta el final? Igual que Ustedes, sólo ver a Massimo y rescatar lo bueno que esta era suficiente para ver una película. Un cuerpo escultural y unas escenas (entre los protagonistas) muy muy subidas de tono pero no vulgares, de las que dan mucho gusto ver! Paisajes hermosos y una banda sonora inolvidable. Finalmente vemos tantas cosas terroríficas en el cine que podemos cerrar los ojos (es solo ficción, no es basada en la vida real) a lo que no es de ninguna manera sano y ver algo que nos entretenga la vista. Considero que teniendo como base el libro hicieron una buena adaptación.
Pasando al libro, también fui advertida de que no era una traducción oficial y que no me entusiasme mucho (gracias por esto car) porque de lo contrario hubiese sido terrible. Como en el libro no le vi a Massimo no encontré atractivo y ya con el tema de las relaciones mega conflictivas que tenía Laura y que él además de todo consumía drogas y la amenazó con acabar con su familia no logré hasta hoy pasar al 2do libro.
Finalmente el libro no es una gran acertada y la película vale para recrear la vista sin analizar la cuestión de fondo.

Car dijo...

¡Hola Sil!

¡Qué gusto leerte por aquí! Sí, definitivamente, lo mejor de la película es Michele Morrone. Sin duda, de no haber estado él, no sé si el éxito o el impacto hubiese sido el mismo.

Vos te arriesgaste y leíste el fastidioso libro 1, y digo "fastidioso" porque al no haber traducción oficial, la lectura se vuelve muy difícil y aburrida. Y bueno, también lo digo por lo malo que es ese primer libro (los otros dos también, jeje) pero de seguro pudiste notar las diferencias que tiene con la película, y como tuvieron que "arreglar" muchas cosas para que la peli sea "aceptable".

No te preocupes por leer los libros que siguen, jeje, próximamente haré una reseña de la trilogía, y ahí te podrás enterar de qué va la cosa, sin gastar mucho tiempo ;-)

Te mando besos!! :D

Publicar un comentario

ESTE BLOG SE NUTRE DE TUS COMENTARIOS. Atte. CAR

Entradas populares

Archivo del blog

 
Muero por los libros Copyright © 2016 | Tema Diseñado por: Por Car... | Con la tecnología de: Blogger