“Treintañera (y a mucha honra)” – Amabile Giusti

11 mar. 2015


Autora: Amabile Giusti 
Título original: “Trent’anni… e li dimostro” (Sept 2014)
Categoría: Romántica / Comedia / Chick-lit
Editorial: Esencia
Publicación: Febrero 2015
Protagonistas: Carlotta y Luca

“Reír es tan eficaz como una crema antiarrugas…”

Sinopsis:
Carlotta está a punto de cumplir los treinta y se considera una gafe crónica. Sólo llega al metro sesenta con tacones altos, tiene una familia que está completamente loca y no ve en el horizonte a un novio como Dios manda. Y por si eso fuera poco, acaba de dejar su trabajo y ahora se ve obligada a alquilar una de las habitaciones de su apartamento para llegar a fin de mes. Luca, el nuevo inquilino, tiene muchos pros: es escritor, guapísimo y muy simpático, pero en cambio: es desordenado, fuma mucho y suele llevar a sus conquistas a casa. A pesar de que Carlotta nunca lo admitirá, se está enamorando de ese macho depredador que trata a las mujeres como a objetos de un solo uso. Entre su madre pidiéndole que se centre de una vez, un nuevo trabajo que debe inventarse y muchos encuentros cercanos con Luca y sus novias, Carlotta aprenderá que para convencer al resto del mundo de sus posibilidades primero tiene que creer en sí misma y aceptarse tal como es: una mujer verdadera, ni jovencísima ni bellísima, pero llena de determinación y capaz de encontrar su lugar en el mundo.



Características de los personajes:

Carlotta Lieti (“Mariposita”, “Ricitos”): 29-30 años, bajita (1.60cm con tacones), cabellos con rizos de color entre castaño y naranja, flaca, ojos color miel, tiene pecas. Vive en Roma, pero es de Calabria. Su familia vive en Camilluccia. Estudió en la Academia de Bellas Artes. Se ha ganado la vida montando escenografías varias, incluso de los temas más insólitos. Sus padres están divorciados; tiene una hermana menor con la que no se lleva nada bien. Su cumpleaños es el 01 de junio.

Luca Morli: 32 años, guapísimo, cabellos castaños (largo hasta la nuca), ojos verdes, risueño, sensual. Es desordenado, fuma mucho y es un mujeriego consumado, nunca repite con una mujer. Ha viajado mucho. Es el inquilino de Carlotta; alquila el otro cuarto que ella tiene disponible en su departamento. Trabaja en una disco pub llamada “Chiodo scaccia Chiodo” como barman, aunque en sus ratos libres es escritor. En ese momento se encuentra escribiendo lo que podría ser su obra maestra.

Otros personajes: 1) Erika (hermana menor de Carlotta; 5 años menor; es bella y escultural como su madre; desprecia a Carlotta; trabaja como modelo fotográfica); 2) Madre de Carlotta (nunca se menciona su nombre; es excéntrica, superficial, vanidosa y coqueta, aunque actúa como una mama gallina); 3) Padre de Carlotta (tampoco se menciona su nombre; es un hombre sencillo, comprensivo, que adora a sus hijas; su gran afición es la jardinería); 4) Lara (mejor amiga de Carlotta; divorciada, tiene una hija pequeña llamada Emma; es robusta, casi 80kg, es una exitosa agente inmobiliaria); 5) Giovanna (mejor amiga de Carlotta; es guapísima pero nada vanidosa, es 2 años menor que Carlotta; trabaja como make-up artista para los estilistas más famosos; tiene un perro chihuahua llamado Orso); 6) Porzia, Palma y Ermellina (tías de Carlotta; por parte de su madre; son excéntricas, criticonas, metiches); 7) Franz Eisner (guapo, rubio, ojos azul turquesa, alemán, es productor ejecutivo de Art Productions; estuvo casado pero su esposa regresó a Alemania llevándose con ella a su hija pequeña Anika, a la que él extraña mucho); 8) Iriza (arquitecta, se encarga de la escenografía en las obras de Art Productions; guapísima pelirroja, parece muy joven pero tiene 32 años; dulce, simpática, estuvo casada pero quedó viuda); 9) Rocky (director artístico de las obras de Art Productions; delgado, ojos oscuros y fríos, antipático, malhumorado); 10) Ortensia (estilista en las obras de Art Productions; alta, corpulenta, mujer mayor, extrovertida; es la abuela de Rocky); 11) Romina (actriz, contratada para la nueva obra de Art Productions; para el papel de “Laura”); 12) Coretta (vecina del padre de Carlotta; parece una matrioska; es dulce, callada, sencilla, atenta; viuda); 13) Tony Boni (pintor, amigo de Giovanna; es alto, usa gafas); 14) Paola (chica misteriosa que sale con Luca; muy guapa, sofisticada, cabellos cortísimos, ojos oscuros); 15) Lorenza (madre de Luca; menuda, ojos azules, cabellos largos de un color pelirrojo anaranjado, piel blanca; es dulce y cariñosa con sus hijos); 16) Padre de Luca (no se menciona su nombre; hombre maduro muy guapo, pero seco, elitista, desagradable); entre otros.


Comentarios personales:

Esta es la primera novela de la autora Amabile Giusti que es publicada oficialmente al español, aunque ella tiene otras novelas que sólo fueron publicadas en su idioma original, el italiano. Yo no la conocía, aunque tenía mucha curiosidad por descubrir su trabajo, en este caso, empezando desde el título de la novela que me atrajo irremediablemente, y también por su portada, que presagiaba una historia divertida (o al menos, así lo percibí yo al ver la imagen) y más si en dicha portada te advierten que “reír es tan eficaz como una crema antiarrugas…”.

La novela contiene 19 capítulos y el epílogo, ambientada en su mayoría en Roma (Italia), y cuya narración está dada totalmente desde el punto de vista de Carlotta, la protagonista femenina.

La trama inicia cuando Carlotta nos va contando un poquito sobre cómo es su vida, sobre todo en lo que respecta a su sexy y mujeriego inquilino, Luca, del que está secretamente enamorada desde el momento en el que lo conoció cuando él vino a solicitar alquilar el cuarto que ella tenía disponible, hace más de 6 meses. Desde un principio se cayeron muy bien e iniciaron una amistad en la que ambos se sienten muy cómodos; salvo por el hecho de que Carlotta debe ocultar con todas sus fuerzas lo que siente por él, y que él la trata fraternalmente, mientras se repasa a todas las mujeres de la ciudad. Era completamente habitual, como estaba ocurriendo en ese mismo momento, que si ella se despertaba en medio de la noche y se pusiera a deambular por su departamento, indefectiblemente se toparía con alguna de las conquistas de Luca, o escucharía los berridos de macho cabrío de él junto con los gemidos de la acompañante de turno desde la habitación de éste. Esa noche, como de costumbre, se encontró en la cocina a una desnuda y despampanante mujer que husmeaba en su refrigerador, quejándose de su contenido y para colmo llevando una goma para el pelo que es de Carlotta. Intentando mantener la calma, procura que la mujer desista de su búsqueda, en el preciso instante en que llega Luca a la cocina, obviamente con ganas de seguir la fiesta con su conquista. Cuando ve a Carlotta, le pregunta qué hace despierta y se disculpa si que es no la dejó dormir por los ruidos, sobre todo tomando en cuenta que al día siguiente ella tiene una importante entrevista para un nuevo trabajo en el que tiene puestas todas sus esperanzas. Él es cariñoso con Carlotta, demostrándole su apoyo y sus mejores deseos para que mañana consiga el empleo, lo que molesta mucho a la “acompañante” de turno, haciendo que se ponga algo posesiva y se muestre con incertidumbre sobre el tipo de relación que podría existir entre los dos amigos que viven juntos. Lo que esa chica todavía no sabe es que Luca sólo tiene aventuras de una noche, que nunca repite mujer ni duerme con ellas, y que su tiempo ahí en el departamento se está acabando, por lo que él no tardará en pedirle amablemente que se vaya, para no volver a verla nunca más. Así opera Luca con las mujeres. Carlotta lo sabe, pero aún así no puede evitar que su corazón se rompa un poco más cada vez que lo ve o lo escucha con alguna otra mujer, a pesar de saber que ellas no significan nada para él, y que ella, de igual manera, seguirá fantaseando con que algún día él la descubra en verdad y mágicamente se enamore, aunque no deja de ser realista al admitir que eso difícilmente pasará.

En cuanto a los protagonistas, la principal es Carlotta, ya que es ella quien con su muy particular forma de pensar y de ver la vida, nos va narrando todo lo que ocurre, dándonos unas divertidas pinceladas con su sarcasmo, sus ideas locas, sus reflexiones algo disparatadas, y con su excelente puntería para que le pase todo lo más inverosímil que uno pueda imaginar. En un momento de la historia, Iriza la describe diciendo: “A tu alrededor hay como un halo de sonrisa eterno. En cuanto llegas tú, sale el sol”. Pero Carlotta, más bien cree que atrae la locura del mundo, que se mete en las situaciones más ridículas y que tiene pinta de payaso, entre otras cosas no muy positivas. Si se fijan, Carlotta no tiene muy buen concepto de sí misma; a ella le cuesta mucho aceptar un halago de cualquier persona, no por maleducada ni estirada, sino porque simplemente no les cree. A pesar de que no se obsesiona con su apariencia ni con los que ella considera que son sus notables defectos físicos, tiene la suficiente creatividad como para burlarse de sí misma o mencionar sus cualidades con bastante ironía, aunque en el fondo, ella esconde un lado susceptible que con los años se fue alimentando de las constantes críticas de su madre, del trato preferente de ésta para con su bella hermana menor por el hecho de ser como hubiese querido que fuera Carlotta, sin olvidar la competencia y guerra fría impuesta por su propia hermana que siempre desea todo lo que ella tiene y que no para hasta que se lo quita. Y si a eso también se le suman los ataques y burlas de sus tías maternas, se puede lograr un cóctel bastante explosivo para minar la autoestima de cualquiera. Les puedo decir que el personaje de Carlotta me gustó, no sólo por todo lo que me hizo reír, sino porque la sentí con los problemas que pudiera tener cualquier persona en la vida real; no resulta imposible identificarse con algunas de las cosas que a ella le pasan.

Por otro lado, está Luca, un treintañero renuente a dejarse atrapar por el amor, ya que no ha tenido el mejor ejemplo en su familia. Pese a que puede parecer algo inmaduro, informal y despreocupado, es un hombre sencillo, que intenta abrirse camino en la vida basándose en su propio esfuerzo y sin temerle al tipo de trabajo que tenga que hacer para sobrevivir. Tiene una idea muy cínica sobre las relaciones, las evita porque no cree necesitarlas y porque aún con su gran cantidad de experiencia no cree que exista una mujer que logre que él quiera cambiar y quedarse con ella. Pese a su cinismo y a sus formas tan diferentes de ver la vida, él quiere mucho a Carlotta, la ve como su mejor amiga y la intenta proteger de las calamidades que pudieran aparecer en su vida. Pero… él comienza a sacar un lado de sí mismo que mantenía oculto, transformándose por momentos, en alguien explosivo, irritable, malhumorado y soltando varias palabras que hacen mucho daño. En esas ocasiones, les juro que no me faltaban las ganas para propinarle algunas patadas o zarandearle la cabeza para que se les acomodaran bien las ideas (jeje), pero todo lo que ocurre tiene una razón de ser y sólo hay que esperar a que se vayan aclarando las cosas.

Les confieso que en un inicio pensé que éste sería uno de esos clásicos chick-lit en donde la protagonista se pasaría todo el libro hablando pestes de los hombres utilizando el sarcasmo de principio a fin (que también me suelen gustar). Pero no, aquí más bien me encontré una comedia romántica que sí hace uso de lo que mencioné anteriormente, pero que no es sólo eso, nos da más, y lo que nos da es agradable de leer.  

La historia es muy divertida, yo en varias partes no pude evitar soltar la carcajada y mantuve la sonrisa en otras más, pero, también hay cuestiones que nos pueden poner a pensar, y algunas situaciones emotivas que aportan el punto de drama que toda novela romántica necesita.

Les recomiendo este libro, es el tipo de historias que resultan entretenidas, ágiles, fluidas, y que está escrita con un lenguaje fresco, cotidiano, gracioso y natural. En la trama se hace mucho hincapié sobre la necesidad de conocernos bien a nosotros mismos, de aprender a valorarnos y aceptarnos con nuestras virtudes y nuestros defectos, de entender que no debemos obsesionarnos con los efectos del paso del tiempo ni con la edad, ya que hay un tiempo para cada cosa, y que el dolor también nos puede enseñar algo. Sólo es importante que llegue “ese momento” trascendental en el que nos damos cuenta de todo. Si lo leerán o lo leyeron, ¡¡ahí me cuentan!! JJJ


Frases: (pueden ser spoilers)

“—¡Tienes treinta y dos años! ¿No piensas que ya ha llegado el momento de comportarte como un adulto e intentar enamorarte? Por lo menos, así veré siempre el mismo culo paseándose por casa. —El amor no existe, Carlotta. Es una chorrada para adolescentes o, como mucho, una enfermedad perfectamente curable. Como ya no soy un chiquillo, puedo asegurártelo: he conocido a muchas mujeres, pero mi corazón nunca se ha vuelto loco, ni he tenido el deseo de ver a una durmiendo a mi lado, o de escuchar cómo cuenta cualquier cosa. Yo sólo quiero follar. Y luego, cada uno a su casa…” (Carlotta y Luca)

“—Si continúas cambiando de pareja cada noche, deberás revisar tu hermosa filosofía. —¿Qué quieres decir? —Visto que te tiras a una diferente cada noche; si excluimos a las que son demasiado jóvenes, demasiado viejas, ya están emparejadas o son lesbianas, llegará un punto en que se te acabará la reserva. Tendrás que empezar desde el principio. —A las que ya están emparejadas no las excluiría. En todo caso, considerando que al día siguiente ni siquiera me acuerdo de sus caras, no me importaría dar la vuelta entera y, mientras tanto, las que son demasiado jóvenes crecerían. —Eres asqueroso, ¿lo sabías? Espero que encuentres pronto a quien sepa tratarte del mismo modo... quiero ver al Luca que suplica y se desespera por amor. —Resignate, no lo verás nunca. —Quién sabe…” (Carlotta y Luca)

“—¿Tú tienes pareja? —No, de momento estoy fuera del círculo de tiza; esperando que el hombre que amo se dé cuenta de que soy la mujer apropiada para él. —Entonces, tú también perteneces a la categoría de mujeres Penélope. Las que esperan confiadas. Confiemos en que esa espera dé sus frutos. —Siempre me he preguntado si será verdad que al final vence Penélope. Al fin y al cabo, Ulises vuelve a partir al cabo de poco tiempo. Los hombres no se suelen quedar demasiado. Te lo hacen creer durante un tiempo, pero llega un momento en que el mar los llama. Y, quién sabe, quizá aprovechan para darle un repasito a Circe. —¡Vaya, espero que no! —No te preocupes. Puede que haya una solución. —Lo deseo de todo corazón. —Penélope sola ve gravemente amenazada su salud mental, y hasta Circe, una vez agotadas todas las técnicas de seducción, puede llegar a aburrirse. Creo que se impone ser un poco más difusa. Ni mucho de la una y ni mucho de la otra. Un poco mujercita y un poco guarrilla, ¿entiendes? —¿Y dices que funciona? —Ah, eso no lo sé, aún debo poner en práctica mis propios consejos. Pero lo probaré y te diré qué tal, ¿vale?...” (Iriza y Carlotta)

“—Estás más guapa sin maquillar. —¿Decías? —El maquillaje te tapa las pecas. —Justamente ésa era la idea: disimular mi aspecto de fresa. —Tu aspecto de fresa está bien. Tus pecas y tu pelo son divertidos. —Ya lo sé. Simpatiquísimos, como una vuelta en la montaña rusa. —Eres espléndida, Carlotta, te lo dice un experto. —Sí, en el país de las criaturas salvajes. —No lo digo en broma, mariposita. Te lo digo de modo fraternal, entiéndeme. Sin doble intención…” (Luca y Carlotta)

“—Luca, me voy a hacer monja. —Pero ¿qué dices? —Está decidido. Voy a entrar en un convento. —Será por el golpe que te has llevado, pero me parece que hoy estás más estúpida que de costumbre. —No, el golpe me ha hecho abrir los ojos. No quiero tener nada más que ver con el sexo. Me dedicaré a cultivar un huerto y bordaré y rezaré por mis hermanas más desafortunadas, las que aún permiten que los machos les hagan daño…” (Carlotta y Luca)

“—¿Alguna vez, pensando en un hombre, te ha ocurrido que repetías enteros los versos del «Cantar de los Cantares»?... Entonces me parece que se me ha ido la olla por completo, porque no hago más que pensar en mi amado con las piernas como pilares de alabastro y el pecho encastrado de zafiros. —¿Y este amado no piensa en ti de la misma manera? —¿Como si yo fuera el sol, la luna, un diente de granada y una paloma? Oh, no, como máximo, pensará en mí como en un gran error. ¿Recuerdas mi teoría acerca de Penélope y Circe? Pues he tratado de hacer un poco de Circe, ya te digo, y no creas que se me dio del todo mal, pero sé que no ha funcionado…” (Carlotta e Iriza)


Observaciones (Obs):

- La versión original de esta novela está escrita en italiano, lleva el título de “Trent’anni… e li dimostro”; fue publicada por la Editorial Mondadori, en septiembre de 2014. (Link de Amazon

- Me quedó la duda, en la versión oficial traducida al español, capítulo 7, en la frase: <<Iriza estalla en una risa argentina…>>. ¿Qué quiso decir la autora cuando menciona lo de la “risa argentina”?. No entendí. Si alguien sabe, por favor, que me lo explique.

- No tiene booktrailer ni en italiano ni en español.


Soundtracks del libro:
- “Ave María” (Schubert)
- “Soft kitty” o “Dulce gatito” (Sheldon Cooper, The Big Ban theory)
- “Addio tabarin” (Varios, por ej. Gino Franzi, o Claudio Villa)
- “Come pioveva” (Achille Togliani)
- “Balocchi e profumi” (Claudio Villa)






11 comentarios:

Karina Garcia dijo...

Hola Car!! me encantó la reseña y confirma mis ganas de leer este libro, será mi proxima lectura y luego me paso por aquí para contarte que me ha parecido.
No tengo idea que quiso decir la autora al referirse a "una risa argentina" nos reimos igual que cualquier otra persona del planeta o acaso ¿la risa no es universal? algunos tienen un tono más grueso, risa más alta, algunos apenas rien....pero "risa argentina" jejeje es lo que me da al leerlo!!!
Besos y gracias!
PD busque tambien en el san Google y no encontre nada coherente de esa frase...

Mueropor Libros dijo...

Hola Kary!!

Mirá que vos eras una de mis más grandes esperanzas para entender qué es la "risa argentina", jejejeje

Yo también me dije: ¿Cómo puede ser la "risa argentina"? ¿Qué puede tener de característico para que se la nombre tan específicamente como un tipo de risa?

Es verdad que no todos los habitantes de este planeta nos reímos igual, tenemos diferentes formas de risa (más fuerte, más despacio, más rápido, más lento, etc, etc), pero no sabía que se podía diferenciar la risa según el país del que uno provenga, o que se podía "nacionalizar" la risa, jejejejeje

En fin, por el momento me seguiré quedando con la duda, ya que no sé cómo lo expresa la autora en el libro original, o si esto es una interpretación de la persona que hizo la traducción al español.

Pero, jejeje, ¡¡atendé las pavadas que me preocupan!! (mejor voy al psicólogo)

Besotes!!!:D

Laura C. Ortega dijo...

Hola Car, creo que será el libro que leeré este fin de semana... se me hace algo atractivo y muy pertinente (ando por esos años...) aunque trato con lecturas diversas, confieso que me gustan más aquellas que logran sacarme unas cuantas risas después de leer la saga de Beautiful Bastard.

Te contaré ya luego que me parece el libro.

Laura C. Ortega dijo...

.... En cuanto a la risa argentina, encontré esto:

http://www.wordreference.com/definicion/argentino

Y pues como aún no leo el libro, no le encuentro el contexto. Ahí les cuento si después encuentro algo...

Besos!

Anónimo dijo...

risa argentina es decir: una risa "plateada" digamos, que tiene un sonido agudo como el que hace la plata al ser golpeada

Laura C. Ortega dijo...

Hola todos... bueno les cuento. Me ha gustado mucho el libro; es fresco, gracioso y muy fácil de leer.

Me morí de la risa con Carlota, creo que tengo algo de su sarcasmo y también creo que muchas cuando llegamos a esa edad tenemos ciertas conclusiones de la vida muy parecidas.

Aunque el libro tiene mucho humor, lo cierto es que las reflexiones del libro nos dejan mucho que pensar. Cuando vamos llegando a los 30 y un poco más, es verdad que nuestra madurez alcanza un casi equilibrio con los riesgos que decidimos tomar por alcanzar nuestras metas y el "que dirán" nos empieza a hacer menos mella, sin embargo, solemos cometer muchos más errores precisamente por esto... empezamos a pensar más en "nosotras", en nuestros sueños y objetivos, porque nos cansamos de estar dandole gusto a los demás o reprimiendonos por no tener la seguridad de hablar o de que lo que hacemos es lo correcto.

Como siempre gracias por las buenas recomendaciones, me hicieron la tarde muy divertida.

Un abrazo.

Ro(uy) dijo...

Holis!! Este libro me encanto, es mucho mas que un simple Chick-Lit, si bien la manera de narrar la historia es muy divertida y te hace reir mucho en el fondo trata un tema importante como la inseguridad y la imagen que tenemos de nosotros. Me parecio una historia muy real, muy cercana, cuantas veces podemos haber dicho algo por no expresar lo que sentíamos y por quedar bien!!
A Luca lo quise matar en muchos momentos, pero también entendí sus miedos.
Lo unico que puedo decir es que el final me pareció muy rápido, me hubiera gustado algunas paginas mas de ellos juntos.

Mueropor Libros dijo...

Hola Laura C.!!

Espero que cuando lo leas pases a comentarme. A mí también una de las cosas que me llamaron la atención fue lo de "treintañera", jejeje, porque también estoy en esa etapa.

¡Muchas gracias por lo la "risa argentina"! Aunque la verdad nunca relacioné el ruido de la plata al ser golpeada con la risa de un argentino, jejeje

Besos!!! :D

Mueropor Libros dijo...

Hola Anónimo!

¡Gracias por comentar! Sí, según la definición que nos compartió Laura, dice que la risa argentina se parece al sonido que hace la plata al ser golpeada, que te confieso que no estoy muy segura de cómo sea, pero ahora que comentas que es un sonido "agudo", ya puedo ir haciéndome una idea.

No sé si los argentinos estén de acuerdo, jejeje

Besos!! :D

Mueropor Libros dijo...

Hola Laura C.!!

Me alegro mucho de que ya la hayas leído y de que te hiciera pasar un rato agradable. Como dices, así como podemos reírnos también nos permite ponernos a pensar, sea cual sea nuestra realidad a esa edad.

¡Me gustaron mucho tus reflexiones! Es un hecho que en esa década, las mujeres nos permitimos pensar un poco más en nosotras, aunque también es un momento en el que se analizan las metas, modificando algunas, planteándonos nuevas, o frustrándonos por las que no conseguimos, etc, etc.

Besos!! :D

Mueropor Libros dijo...

Hola Ro!!

Estoy de acuerdo con tu opinión, para mí también fue una novela divertida con muchas partes para pensar, y con varios aspectos de la vida real.

También quise saber un poco más de ellos al final. No sé por qué pero últimamente me está pasando eso con varias novelas que leo. No sé si es precisamente el truco para ver si la historia pega y después escribir un relato corto o un libro más, jejeje. Aunque ¡ojo! no estoy diciendo que no me gustara el final, sino que simplemente me gustaron los protagonistas y quería saber un poquito más de lo que pasó después.

Besotes!! :D

Publicar un comentario

ESTE BLOG SE NUTRE DE TUS COMENTARIOS. Atte. CAR

Entradas populares

 
Muero por los libros Copyright © 2013 | Tema Diseñado por: Leyendo ando... | Con la tecnología de: Blogger