“Donde siempre es otoño” – Ángeles Ibirika

14 abr. 2015


Autora: Ángeles Ibirika 
Categoría: Romántica
Editorial: Booket / Planeta
Publicación: 2012 / 2013
Paginas: 480
Protagonistas: Ian O’Connell y Elizabeth Salaya  

“Traición, sombras, pasión y política se aúnan en una novela inolvidable en la que un instante puede cambiar toda una vida…”

Sinopsis:
Como cada otoño, Ian O´Connell, afamado escritor de novelas de amor, se aísla en su apartado refugio de Crystal Lake para escribir su nuevo éxito. En su desesperada búsqueda de la inspiración que por primera vez le ha abandonado, encontrará a Elizabeth Salaya. En ese entorno idílico, mientras la va convirtiendo en la protagonista de su novela, el amor comenzará a entretejerse entre los dos sin que él sea consciente. Un amor que nunca creyó que existiera más allá de los libros, y que, junto al gran secreto que esconde Elizabeth y por el que intentará alejarlo de su lado, le harán dudar de todo lo que hasta entonces había creído firmemente. En la hirviente Manhattan, envuelta en el ardor de los candidatos en plena carrera hacia la Casa Blanca, los caminos de Ian y Elizabeth volverán a cruzarse. Pero en medio de intrigas, ambiciones y cadenas de favores que amenazan con tambalear los cimientos de la alta sociedad neoyorquina, será enfrentarse a sus sentimientos y miedos lo que cambie sus vidas para siempre.



Personajes:

Ian O’ Connell: cabello negro largo (amarrado en una coleta), ojos del mismo color; atractivo, seductor. Periodista de profesión, escritor de novelas románticas y columnista semanal del Daily News.

Elizabeth Salaya: cabello rubio, ojos azules, labios rosáceos y sonrisa seductora. Egresada de Ciencias Políticas, de la Universidad de Washington.

Otros personajes:
- Stephen Thompson: Senador por el partido demócrata, aspirante a las eleciones por la presidencia de los Estados Unidos; está unido a Elizabeth.
- Audrey Stanford: prometida de Ian; bella, de familia adinerada, abogada, pero dedicada a obras sociales y caritativas en las que tiene mucho interés y credibilidad.
- Edgar: mejor amigo de Ian; fotógrafo reconocido, comparte el mismo pensamiento de su amigo acerca de la fidelidad.
- Jennifer: esposa de Edgar.
- Kate Evans: periodista y presentadora de la NBC, es una mujer que recurre a todo con tal de ascender en su carrera, con aspiraciones de ocupar un puesto en la Casa Blanca.
- Howard Stanford: prestigioso abogado de New York y padre de Audrey.
- Margaret Stanford: madre de Audrey.


La trama:

La historia inicia con Ian, escritor de gran reconocimiento, quien tiene la costumbre de publicar una novela cada año; para lo cual suele pasar la estación de otoño en Cristal Lake (Connecticut, EUA).

Es allí donde -rodeado de ocres y amarillos- encuentra su inspiración. En ese momento en particular tiene “bloqueo de escritor”, y en busca de ideas decide dar pequeños paseos alrededor de la casa que es de su propiedad, ya que siempre ha creído que estaba solo en el lugar; sin embargo, se encuentra con que en la casa de al lado hay una mujer que llama su atención, y se propone conocerla.

Dicha mujer es Elizabeth, bella, misteriosa, etérea. Poco a poco van conociéndose, e Ian se da cuenta que siempre que logra hablar con ella, su inspiración fluye casi milagrosamente. Su interés inicial es el de conquistarla y seducirla para llevársela a su cama, pues aunque es un hombre comprometido, es de la opinión de que la infidelidad se da cuando se involucran sentimientos, pero no lo es al acostarse con mujeres a las que después olvida.

Con el transcurrir de los días, Ian encuentra que Elizabeth no habla de sí misma, que no deja entrever nada de su vida personal, que existen días en los que parece evitar su compañía, y que sabe evadir muy bien las preguntas a las que no quiere responder. A pesar de ello, sus encuentros se convierten en un hábito, y sin proponérselo se citan en las tardes a tomar café en el porche de la casa de él. Cada uno comienza a añorar esos encuentros, y al verse, se dan cuenta que lo hacen con verdadero entusiasmo. Una tarde, finalmente Elizabeth acepta entrar a la casa de Ian a tomar algo caliente, por lo que éste supone que se da un avance en la relación, pero se encuentra con que al siguiente día ella se ha ido sin ninguna explicación.

Dedica entonces unas semanas más en terminar el libro, regresa a su vida en Manhattan junto a Audrey, la que será su esposa en poco tiempo, pero se da cuenta que algo le falta, que piensa en Elizabeth todo el tiempo y que quiere volver a verla.


Comentarios personales:

No puedo dejar de catalogar este libro como “maravilloso”; como siempre, Angeles vuelca en su pluma unas historias intensas, llenas de pasión, de sentimientos impresionantes; ya nos lo había mostrado en “Antes y después de odiarte” y aquí regresa con una relación de amor profundo, cuyos sentimientos duelen demasiado.  

En 49 capítulos, cada uno con un título muy acertado, nos presenta la historia de dos almas que no logran olvidar aquel otoño mágico que vivieron juntos. Dos almas a las que les costará lágrimas y sangre, intentar estar juntos.

Ian se nos presenta como un seductor cínico, muy seguro de sí y del efecto que provoca en las mujeres; es un escritor que está convencido de que el amor que habita en sus historias no existe; pero después de que Elizabeth lo abandona comienza a sufrir una transformación en la cual su ordenada vida nunca volverá a ser la misma. A través de las páginas y del tiempo transcurrido en la novela, nuestro protagonista madurará de una forma inevitable, pues en la búsqueda de ella, quedará inmerso en su vida misteriosa, lo que desencadenará una serie de acontecimientos en los que descubrirá a una Elizabeth atada a una vida en la que la política y las influencias le impedirán acercarse tanto como desea, en la que los malos entendidos y el orgullo harán de la suyas. Intentará poner en orden lo que ya tenía construido, aferrándose equivocadamente a los remordimientos para descubrir en cada etapa que el amor del que habla es real. Se desconcertará al razonar que pasó de ser perseguido a ser el perseguidor. Descubrirá los secretos que ella guarda y que prácticamente la convertirán en una persona inaccesible para él. En este camino, aprenderá que el verdadero amor es más fuerte que cualquier plan que se tenga.

Elizabeth, a su vez, es quien más intriga genera, pues se muestra como una mujer tierna y especial, pero con tantos secretos y con actitudes incomprensibles, ya que también tiene un compromiso. Es una protagonista que intenta alejarse de Ian, consiguiendo exactamente lo contrario, y esto en lugar de darle felicidad, la hace sufrir muchísimo. Es una protagonista fuerte, valiente, guerrera. Me generó sentimientos encontrados, ya que puede parecer que al vivir en ese mundo de hipocresía (como es el del poder político) ella pudiera estar tan contaminada para sólo pensar en su bienestar, pero al transcurrir la historia lograremos entender su comportamiento.

La historia es intensa, derramé mis buenas lágrimas. Sobre todo es Ian quien más empatía me generó, ya que es quien sufre la mayor transformación de los dos. El final es tremendo e inesperado; el amor de esta pareja es vívido, fuerte, desesperado.


Otras Cosillas:

- Angeles Ibirika suele escribir sus libros a mano, virtud que también le otorga a Ian.

- A pesar de que la autora es española, la historia se desarrolla entre Cristal Lake, Manhattan, Baltimore y Denver.

- La capacidad de Angeles de describir el otoño con sus colores y sensaciones es magnífica, así como el detalle de los lugares de Baltimore, y parte del proceso de sufragio en Estados Unidos. Aquí se evidencia un gran trabajo de investigación.


Frases: (pueden ser spoilers)

El amor de las novelas no existe en la vida real. Y es una suerte que sea así. —Volvió la cabeza y la miró por encima del hombro—. ¿Imaginas lo que ocurriría si amaras a alguien con tanta fuerza que no pudieras respirar sin tenerlo al lado y que contaras cada segundo que te quedara para verlo? ¡Dios, no! Te devoraría la angustia...” (Ian)

Me asustas.
Se me pasará —dijo confiando aún en que el amor de Audrey lo ayudaría a conseguirlo—. ¡Y no vuelvas a darme lecciones sobre el verdadero amor! No vuelvas a hacerlo mientras tú, que aseguras amar a tu mujer más que nadie, te follas a quien quieres cuando te da la gana.
Pero yo, al contrario que tú, sí tengo remordimientos por lo que hago.
Disculpas absurdas. Haces lo mismo que yo, que es lo que cuenta. (Edgar e Ian)

“—Tampoco tú eres el fiel esposo que todos creen. —En eso voy a tener que darle la razón, «señora» —respondió con mofa—. Tenemos en común la misma excitante afición a follar en otras camas que no son la nuestra...” (Elizabeth e Ian)

“—No temas, no pretendo nada —trató de serenarla al sentirla temblar—. Sólo quiero estar así un instante. —Sonrió con una serena tristeza—. ¡Hueles a tantos hermosos atardeceres...! Hueles a atardecer empapado de lluvia, a atardecer pintado de ocres y amarillos, a atardecer de cálidos rayos de sol dorando el agua...” (Ian a Elizabeth)

“No hay rencor. Ya da igual lo que fui en ti, pues he entendido que lo único importante ha sido siempre lo que tú eres en mí. Y hoy, una vez que todo ha cambiado, me llevo una extraña y amarga paz y un deseo infinito de que seas feliz” (Carta de Ian a Elizabeth)

“—Valoro el gran esfuerzo que estás haciendo estos días, pero no es suficiente. No estás conmigo. Hace muchos meses que no estás conmigo. Has destrozado mi vida y me has hecho una desgraciada. Cada noche, cuando te duermes, lloro en silencio con cuidado para no despertarte. Lo he hecho esta última noche y también la anterior y todas estas noches en las que se suponía que las cosas iban bien. Pero ¡no van bien! —volvió a gritar—. ¡Y estoy cansada! Cansada de medir mis palabras y hasta mis gestos para conseguir que estés medianamente agradable conmigo. Estoy cansada de esperar a que vuelvas a ser el que fuiste, cansada de esperar a que se produzca un estúpido milagro que no llega nunca…” (Audrey a Ian)

”—La vida es un regalo, Edgar —dijo con emoción—. Cada segundo que respiramos es un tesoro que la mayor parte del tiempo no sabemos apreciar. Tú y yo nos hemos bebido la vida a tragos, sin saborearla. Deberíamos comenzar a disfrutar de cada latido como si fuera el último. O, mejor aún, como si fuera el primero del resto de nuestra existencia…” (Ian)

“—Para muchos, el otoño representa la madurez, la soledad, la muerte — respondió con voz grave—. Para mí siempre ha supuesto todo lo contrario. Es la belleza, el deseo de renovarse, de vivir. Son los colores de la pasión, y sin pasión no hay vida…” (Ian)

“—Te amo, Elizabeth Salaya —declaró, con la pasión desgarrada de la primera vez—, y tengo la certeza de que te amaré siempre, que no te fallaré nunca, que te haré feliz cada segundo que esté a tu lado en esta vida e incluso después —aseguró convencido—. Porque, sea lo que sea lo que nos espere tras esto, sé que no existirá fuerza alguna capaz de llevar mi alma lejos de la tuya. Porque, desde que te vi, lo más importante fue, es y siempre será lo que eres en mí…” (Ian)


Canciones:

No tiene una banda sonora como tal.

- “Serenata” y “Ave María” de Schubert.


Booktrailer:

- Existen varios, pero el que está publicado en el canal de la autora es éste: Ver vídeo




Calificación: 5 y más...



RESEÑA CONMIGO


Reseña realizada por:

GIOVANNA R.





4 comentarios:

Karina Garcia dijo...

Gio, la reseña es preciosa e impecable.
Este libro lo leí hace tiempo y le di la misma valoración. Es precioso, la historia es magica, romantica pero no pegajosa ni rosada, con un argumento que sorprende y atrapa de principio a fin.
El final es tal cual lo describiste, tremendo e inesperado, creo que en el momento en que lo leía me quede sin aire...es increible lo que nos puede hacer sentir un libro.
Beso grande.
Kary

AGiovanna R.C. dijo...

Gracias Kary!!!, tu apreciación es muy generosa jejeje.
Es que ame este libro, es tan intenso, tan bonito, lo leí dos veces y las dos veces me hizo llorar. Como tu dices ese final te va dejando sin palabras!!!!. Ángeles tiene una escritura impecable. De nuevo gracias por tus palabras. Besos

Tormenta Utopica dijo...

Ya no se que hacer con mi vida esta reseña me atrapo y tengo ganas de leer una historia romántica que se robe mi corazón, este libro de seguro estaré en mis próximas lecturas .
-Gleivis-

AGiovanna R.C. dijo...

Hola Gleivis, te recomiendo la lectura de este libro, segurísimo no te arrepientes. Me alegro que la reseña te haya servido para decidirte.

Publicar un comentario

ESTE BLOG SE NUTRE DE TUS COMENTARIOS. Atte. CAR

Entradas populares

 
Muero por los libros Copyright © 2013 | Tema Diseñado por: Leyendo ando... | Con la tecnología de: Blogger