“Gigoló. El amor tiene un precio” – J. de la Rosa

17 abr. 2015


Categoría: Romántica Erótica
Editorial: Titania
Publicación: 1ra Edic. Febrero 2015
Protagonistas: Allen y María

<<Una versión moderna del cuento de “La Bella durmiente”, donde la protagonista despierta a la vida tras el beso del “príncipe”. Una historia de amor sobre la belleza de las relaciones imperfectas…”

Sinopsis:
Su novio está de viaje, sus amigas ocupadas y María ha decidido hacerlo: contratar los servicios de un gigoló por una sola noche. Sin embargo aquella experiencia de sexo pagado con un desconocido (Allen) quizá sea más trascendente de lo que esperaba. Dos años después se encuentran de manera fortuita, cuando ella está a punto de casarse con el hombre de su vida. Así descubre que Allen lleva desde entonces buscándola, y también que una noche de sexo por 500 libras ha podido cambiar sus destinos para siempre. A partir de ahí, María deberá elegir si continúa su perfecta vida tal y como estaba planificada desde que era una niña o si se deja arrastrar por Allen, un hombre tan atractivo como peligroso, y de quien no puede salir nada bueno... ¿Será capaz María de evitar a Allen? ¿Podrá seguir con su vida tras reencontrarse? Porque no hay mayor traición que ser infiel a una misma, José de la Rosa nos muestra que es posible salirse del guión y empezar de nuevo.



Características de los personajes:

María: no se precisa edad ni apellido. Es rubia, de ojos verdes (que a veces parecen ambarinos), delgada, menuda, pecas en la nariz; bonita pero no despampanante; aunque tiene un halo que siempre atrae a la gente. Vive en Londres, tiene acento hispano porque sus padres eran de origen español. Ellos (sus padres) llegaron a Inglaterra hace 40 años, recién casados, en busca de trabajo. No tuvieron más hijos, sólo a María. Ambos trabajaban para los padres de Edward, así es como ella lo conoce a él desde niña. Su padre murió joven (cuando ella tenía 6 años) junto al padre de Edward en un accidente automovilístico, que dejó a ambas madres viudas desde muy jóvenes, por lo que unieron fuerzas para salir adelante. Es por eso que tanto María como Edward se podría decir que se criaron juntos; ella como hija de la empleada de la madre de él, que siempre la trató como si fuera de la familia. María es una mujer sencilla, dulce, tímida, pero con mucho carisma, que se fue amoldando para convertirse en la mujer perfecta para su novio. En la actualidad, lleva más de 15 años de relación con Edward, él dice que empezaron cuando ella tenía 11 años, pero María considera que fue varios años después. Trabaja como Directora de Marketing de una importante empresa cosmética, en donde su trabajo es muy valorado, tanto que la tienen en cuenta para un ascenso y traslado.

Allen Smith: muy guapo, como 1.90cm de estatura, cabellos cortos de color castaño, ojos azules, labios gruesos, piel tostada, cuerpo muy trabajado. Él no cuenta mucho de su vida; aunque algo importante que sí dice es que se hizo “Gigoló” porque quiso y era fácil, porque le gusta mucho el sexo y dar placer a las mujeres, y no por necesidad económica o problemas familiares, o algún trauma raro. Él trabaja en eso por gusto. Forma parte de una agencia privada, muy profesional y confidencial, que es la que lo contacta con las clientas; ellas lo pueden encontrar y elegir en el catálogo de dicha empresa.

Otros personajes: 1) Edward Norton (prometido de María; es el perfecto caballero, exitoso neurocirujano, recién salido de la residencia; guapo, rubio, ojos verdes, muy cuidado y correcto, en buena forma pero no se ve atlético; proviene de una familia adinerada, pero su situación económica cambió un poco luego de la muerte de su padre); 2) Margaret (madre de Edward; setentona, viuda desde joven, sacó adelante a sus dos hijos trabajando en la enseñanza, etc; es amiga de la madre de María, se conocen desde que ésta empezara a trabajar como empleada en casa de los Norton); 3) Aileen (hermana de Edward; vive en la India, es un espíritu libre y osado); 4) Henry (padre de Edward; falleció en un accidente automovilístico junto con el padre de María; era guapo, rubio, ojos verdes); 5) Karen (mejor amiga de María; es varios años mayor que ella, bien conservada, vanidosa, mujer de mucho dinero); 6) Elissa (vecina y amiga de Karen; también conoce a María; no es que caiga muy bien a la gente; es nieta de un Conde; es como de la edad de Karen; guapa, despampanante, morena, curvilínea, como de 1.80cm, sardónica); 7) Anna (mujer mayor, cabellos negros, es agente del reconocido escritor Alfred Rosenthal); entre otros.


Comentarios personales:

Cada vez son más las propuestas literarias que surgen en nuestro idioma, el español. Pero en el caso de esta novela, al menos para mí, resultó aún más llamativa, al tratarse de una historia romántica-erótica escrita por un hombre. Ése fue el primer aspecto que llamó mi atención y consiguió convencerme de iniciar con la lectura; la leí poquito tiempo después de que se publicara. Además, les cuento que a este autor, J. de la Rosa, ya lo tenía entre mis pendientes desde mucho antes, con dos de los libros que escribió para el sello HQÑ (la serie “Siete razones”), pero, finalmente fue éste el primer libro que leí de él y por eso les presento ahora su reseña.

La novela cuenta con un preámbulo y 43 capítulos, sin epílogo. Está ambientada mayormente en la ciudad de Londres (Inglaterra), aunque también se sitúa un poco en París (Francia) y Nueva York (Estados Unidos).

La trama inicia con el preámbulo, en el que Allen nos narra el espectacular e increíble momento íntimo que acaba de tener en un cuarto de hotel con una clienta, de la que no conoce ni el nombre y que lo contrató por una hora, pagando su elevada tarifa de 500 libras. Él todavía está tendido en la cama, aturdido, tratando de recomponerse y de entender lo que le ha pasado, cuando ella sale del baño casi completamente vestida, sin mirarlo, notablemente avergonzada y apurada por irse del lugar. Él intenta entablar una conversación para que no se vaya y hasta le pregunta su nombre, pero ella no le contesta y lo rehuye, para luego, con mucha timidez pagarle e irse rápidamente de la habitación, como si estuviera asustada y arrepentida. Allen se queda solo, confundido y conmocionado ya que hubiese querido rogar porque ella se quedara para saber más de su vida, y también para que de esa manera él pudiera “comprender por qué algo tan cotidiano en su vida de gigoló, como el sexo pagado, había sido tan diferente con aquella mujer anónima”, tal y como él mismo lo piensa y relata. 

Posteriormente, en el primer capítulo, han pasado dos años desde aquel encuentro furtivo del que María no ha dicho nada, es su secreto mejor guardado. Su vida ha continuado, con el mismo ritmo de siempre, pero ahora está a 4 meses de casarse con su novio de tantos años, Edward. La boda será en septiembre y proyecta ser la más exquisita que haya visto Londres, ya que la que la está organizando es su mejor amiga, Karen. Y precisamente, esa noche ambos van a asistir a una cena de despedida que le realiza  Karen a Edward con motivo de su próximo viaje a París, en donde estará durante un mes para terminar la última parte de su formación como neurocirujano. La feliz pareja llega a la celebración, y como siempre ocurre, es admirada por todos los presentes por la gran mancomunión que forman, y por ser perfectos uno para el otro. María sabe que es afortunada porque un hombre como Edward la ame y haya decidido tenerla como esposa, pero aún así y con el tiempo que ya transcurrió desde aquella fatídica ocasión en la que tuvo esa experiencia clandestina con un completo extraño al que pagó por tener sexo, no ha podido olvidar todo lo que vivió y sintió aquella vez, aunque la tranquiliza saber que eso nunca se sabrá, ya que le garantizaron absoluta confidencialidad. Además, está completamente segura que nunca volverá a hacer algo así, ni contactar a nadie de ese medio, por lo que las probabilidades de reencontrarse con ese hombre son absolutamente nulas. Pero bueno, el destino es caprichoso y a veces nos tiene preparadas algunas sorpresas, que casi siempre llegan en el momento menos indicado.

Muchas de las particularidades de la personalidad de María ya las mencioné en su caracterización, más arriba. Pero lo que es conveniente destacar es que, puede que ella sí sea sencilla, dulce, generosa, comprensiva y correcta en sus maneras, pero que a la vez, mucha de su verdadera esencia (la cual ni ella misma se percata que existe, y que bien podría ser en realidad apasionada y algo rebelde) se ve polarizada por la mujer modosita, educada y delicada que resulta más acorde a lo que se esperaría que fuera la futura esposa del reputado neurocirujano, Edward Norton, del cual sólo se vislumbra un futuro bastante prometedor y exitoso, dada su juventud, gran capacidad e instrucción. Un hombre así, sólo puede tener a una perfecta y respetable mujer a su lado, o eso es lo que opinan sus allegados y otros miembros de su círculo social.

Está claro que en su interior hay una María inconforme, que lucha por hacerse escuchar por encima de todas aquellas voces de la sociedad inglesa en la que se desenvuelven, que la presionan y la siguen juzgando sobre si es lo suficientemente adecuada para Edward, aún con todo el refinamiento, encanto, decencia y la sutil elegancia que ahora exhibe y que fue ganando con el paso de los años, luego de casi toda una vida con el mismo hombre.

Puede que, dada la circunstancia de que ella, en ausencia de su novio, se atreviera a contratar a un hombre para una hora de placer, pueda verse como algo frívolo y desleal, pero el quid de la cuestión es: ¿por qué una mujer que aparentemente lo tiene todo, que está enamorada y se va a casar con el hombre perfecto según muchas mujeres, siente la curiosidad y la necesidad de explorar aún más su sexualidad? Hay que tomar en cuenta que Edward fue para ella su primer novio y su primer amante, ella no ha estado con nadie más, y si a eso le sumamos que se conocen desde niños, que prácticamente se criaron juntos, y que en su relación ella es muy moldeable, asumiendo siempre la postura de acoplarse a los deseos y decisiones de él, podemos deducir que es una mujer que se dejó y se deja arrastrar por la corriente, que hizo todo lo posible por encajar en el mundo de su pareja, que nunca se queja de nada ni manifiesta su sentir, que aprendió a hacer las cosas como a él le gustan sin plantearse si son de su propio gusto o no, y que además es capaz de renunciar a sus sueños y metas profesionales con tal de que él persiga los suyos. Siendo así las cosas, es evidente que ni ella misma se conoce, no sabe bien cómo es, o qué le gusta y qué no, simplemente se conforma y se deja llevar; no intenta descubrir si hay algo más fuera de la cómoda y tranquila vida que está llevando. Aclaro que bajo ningún sentido defiendo la infidelidad, sólo intento ponerles bajo la lupa cómo creo que es ella y el tipo de relación que lleva con Edward, aunque puede que ustedes hayan percibido algo diferente a lo que yo expresé.

En esta historia se plantea aquel curioso fenómeno en el que puede que estés en una relación con el hombre que amas o que has amado durante tantos años, que consideras perfecto para ti porque se acoplan en varios gustos y actividades, y que incluso se sientan muy cómodos uno con el otro, etc., etc., pero…. en el fondo puede llegar un momento en el que sientas que falta algo, que no estás del todo completa, pero ni siquiera sabes qué es lo que falta, o si es de esas cosas coyunturales que luego pasan y todo vuelve a la normalidad, tan tan. Entonces, aparece otro hombre que te mueve todos los esquemas, que hace que incluso te replantees aspectos sobre ti misma, principios, valores, creencias, etc., y para colmo también te das cuenta que esta persona de igual manera puede ser perfecta para ti. Y ahí surge el dilema, ambos son ideales para ti por diferentes motivos, ambos te aman, ambos te lo demuestran a su manera, ambos poseen iguales o distintas cualidades que se enmarcan en lo que tú buscas, con ambos crees que puedes estar bien, entonces… ¿a quién elegir?, ¿qué criterios utilizar para la elección?, ¿qué aspectos deberían ser los más importantes para tomar una decisión?... y así varias preguntas más, muchas de ellas sin una respuesta correcta, ya que es muy complicado acertar con un dilema así. Sólo el tiempo es el mejor indicador.

Pero bueno, dejando a un lado las filosofías y reflexiones, la novela me gustó; considero que el autor tiene un estilo fresco, sencillo y atrapante, utilizando un lenguaje normal y cotidiano, sin florituras ni excesos. Construyó una trama muy interesante, que puede que trate un tema que no sea original ni algo que no conozcan o hayan leído ya anteriormente, pero que está matizado por el amor, la pasión, la esperanza, la perseverancia y también la valentía, ya que habrán decisiones difíciles de tomar, para lo que serán necesarias grandes cuotas de sinceridad (tanto con uno mismo, como con los demás), de seguridad, mucha introspección y trabajar en la autoestima y las prioridades. Como siempre ocurre, tanto en la vida como en la ficción, no todo puede ser bonito, por lo que aquí también aparecerán las envidias, los engaños, las presunciones, los prejuicios y las deslealtades, demostrándonos las dos caras de la moneda.

Uno de los aspectos positivos que quisiera mencionar, es que aprecié el hecho de que la narración estuviera dada no sólo por los protagonistas (Allen y María), sino que también lo hacen otros personajes como Edward, Karen, etc., aunque reconozco que hubo partes en las que no sabía quién narraba, recién al avanzar un poco más podía percatarme. Por otro lado, también quisiera resaltar que en el texto, francamente, ni se nota que quien escribe es un hombre, ya que el autor supo balancear muy bien las cosas, y darle a ambos protagonistas e incluso a los personajes secundarios su debida importancia, sin parcializar ni ser tendencioso, ni caer en los clásicos clichés que se supone que caracterizan a cada sexo. Y esto lo comento, porque me ha tocado leer novelas románticas o de otros géneros que incluyen algo de romance en sus páginas, en donde los autores (hombres) no lograban transmitir lo que pudiera estar sintiendo el o la protagonista en un momento dado, con una notable carencia de emociones en el relato. Aunque también me he topado con novelas escritas por mujeres que cuando quieren dar voz a sus personajes masculinos fallan estrepitosamente, sin dotarlos de realismo y haciéndolos demasiado idílicos e irreales. Pero bueno, en este caso, eso no ocurre, porque el lector podrá ir percatándose de cómo son cada una de las personas mencionadas en la historia, y también podrán ir planteando sus hipótesis de hacia dónde encaminarán sus acciones.   

Esta es una novela diferente, y la catalogo así, más que nada por el hecho de tratar sobre una historia de amor, estar enmarcada en el género erótico, y que la haya escrito un hombre. Lo último no lo estoy destacando como algo discriminatorio, para nada, pero para mí sí fue muy novedoso encontrar y leer algo de ese género literario, escrito por un miembro del género masculino. Sinceramente, fue refrescante y me gustó; ya que considero que puede resultar atrayente conocer la visión de un hombre al respecto de una trama de este tipo, o sea, cómo un hombre puede visualizar o caracterizar a sus personajes en un contexto romántico. Las acciones parece que siguen un camino lógico y predecible, pero habrán algunos giros que no todos esperarán. Si lo leerán o lo leyeron, ¡¡ahí me cuentan!!  


Frases: (pueden ser spoilers)

“—¿Te vas?... ¿Puedo saber tu nombre? —Quinientas libras. Es lo acordado. —De acuerdo…” (Allen y María)

“—No tengo dinero, unas pocas miles de libras ahorradas en el banco. No puedo darte más. Toma, esto es todo lo que llevo conmigo. —¿Piensas que quiero chantajearte? —¿Qué quieres entonces? —Quizá me he equivocado intentando hablar contigo. —Aquello…  Hace dos años… Es algo que no quiero volver a recordar. Te pediría, por favor, te rogaría que no vuelvas a hablar de ello. —De acuerdo. No hablaremos de aquello, a menos que tú lo pidas. —Allen… ¿Te llamas así, verdad? No pareces un mal tipo. Pero… ¿qué quieres de mí? —Me gustaría que nos viéramos una vez más. —Te he dicho que aquello fue una locura… —No me refiero a eso. Simplemente que salgamos a dar un paseo, a cenar, como amigos…” (María y Allen)

“—Creo que no lo has entendido. El hombre que has conocido allí dentro es mi prometido, con el que me voy a casar en cuatro meses. Estoy enamorada de él, es todo lo que quiero. Tú solo eres… —Lo sé, él se ha encargado de decírmelo. Si me das una oportunidad, solo una, no volveré a molestarte. —No soy tu amiga, Allen, y esta conversación no debería estar pasando. Me aseguraron total discreción. —Bien, entonces siento haberte molestado. —Por favor, aléjate de mí. No quiero volver a verte. —Entendido…” (María y Allen)


Observaciones (Obs):

- José de la Rosa fue ganador del “I Premio Titania Novela Romántica” y además es el primer autor español que publica en ese sello editorial.

- Sus novelas de género romántico las firma con el seudónimo de “J. de la Rosa”, y los thrillers como José de la Rosa.

- Según se puede ver en la página de Amazon, en junio de 2015 la novela se re-editará a través de Urano. Y también, que en las otras plataformas de Amazon figuran diferentes fechas de publicación.

- No tiene booktrailer.


Soundtracks del libro:
- Pharrell Williams.
- Diana Krall.
- “It’s raining man” (The Weather Girls)
- “With or without you” (U2)
- “Single ladies” (Beyoncé)
- Músicas de bachata.





10 comentarios:

Tormenta Utopica dijo...

Nunca he leído donde el protagonista sea gigoló. Me resulto muy interesante.
Saludos
-Gleivis-

Zairobe Romero dijo...

Hola Car! Leí esta novela y no la disfrute mucho, se me hizo un poco pesada la verdad, creo q estoy pasando por un extraño momento en mis gustos literarios, últimamente es poco frecuente q encuentre libros q vuelen mi cabeza, cada vez mas hay novelas q leo q a mi no me encantaron aun cuando tienen muy buenas criticas y opiniones, te ha paseo eso alguna vez? Mientras yo sigo buscando historias q me hagan suspirar, de esas q les pongo 4 estrellas o más!
Un abrazo!

Karina Garcia dijo...

Hola Car!! de este libro lo primero que llamo mi atención fue su portada, luego que estuviera escrito por un hombre y por ultimo su sinopsis....
Si bien el tema no es novedoso personalmente no habia leído ningún libro acerca de un Gigolo, así que por allí entro perfecto en la lista.
Al comenzar la lectura me encontre disfrutando de la historia porque esta bien escrita y se pasa en un abrir y cerrar de ojos.
Que fastidio me dio el personaje de Karen!! grrrrr
En sintesis, el libro cumplió mis espectativas sobradamente, por momentos me divertí y reí y por otros me puse más seria como el mismo relato.
La reseña es impecable.
Graciasssss
Kary

Mueropor Libros dijo...

Hola Gleivis!!

Si te atrajo el tema, puede que ésta sea una novela que te guste leer. Cuando lo hagas, pasas y me cuentas, por favor!!

Saludos!! :D

Mueropor Libros dijo...

Hola Zairobe!!

Te entiendo perfectamente, yo he pasado por varios de esos baches, y lo cierto es que las que veces que me ha sucedido me he sentido bastante mal, inconforme, y hasta angustiada porque nada de lo que leía me gustaba.
Con las chicas con las que comparto lecturas hemos llegado a la conclusión de que existen estos baches, y de que en el momento en el que nos disponemos a leer una nueva novela influyen muchos factores, como por ejemplo, cómo estés de ánimo, lo que esté pasando en tu vida, tus experiencias pasadas que pueden venir en forma de recuerdos si la novela trata sobre eso, etc, etc, etc... Hay algunas que lloran con uno libro, mientras a otras no les provoca nada, etc, etc, etc, y miles de etc.
¡No te preocupes! Ya caerá un libro que volverá a marcar la diferencia y te hará disfrutar tanto de lo super bueno, como de lo sencillo.

Besotes!! :D

Mueropor Libros dijo...

Hola Kary!!

Estoy de acuerdo contigo, la portada también llama la atención, jejeje.

A mí también me gustó la historia y se me pasó muy rápido, y obviamente también quise agarrar de los pelos a Karen, ¡qué mujer más odiosa!, y lastimosamente tan real, ya que me ha tocado conocer gente así, que te lo pintan como si obraran por tu bien, cuando en realidad hacen todo lo contrario sólo basándose en sus ideas y en los que ellas sienten, etc.
La historia tiene lo que mencionas, momentos para reír y también para el drama y reflexión, que creo que son los que más hay.

Besotes!! :D

Anónimo dijo...

De este autor leí « Siete razones para no enamorarse» y « Siete razones para odiarte», el primero me gustó más pero pasaron para mi sin pena ni gloria, entretenidos sin más. Gracias por la reseña, pero de momento lo voy a dejar pasar.

Mueropor Libros dijo...

Hola Anónimo!!

Te comento que yo también leí esas dos novelas que mencionas, y lo cierto es que aunque también me gustaron, ésta de "Gigoló" me gustó más. Ya me dirás si alguna vez lo lees.

Besos!! :D

Merry L. Casanova dijo...

Hola Car, terminé este libro la semana pasada y me gustó mucho, es una historia muy bien contada y yo me sumergí completamente en ella. La única pega que puedo ponerle es que el final se resolvió muy fácilmente, me hubiera gustado que lo alargara un poquito.
Es el primer libro que leo de este autor y no será el último, ha publicado recientemente Tu último beso, del que he leído muy buenas críticas, y será una de mis próximas lecturas.
Un beso!

Mueropor Libros dijo...

Hola Merry!!

La verdad que sí, a mí también me gustó esta historia y el estilo del autor. Ya también leí la que mencionas "Tu último beso" y me gustó. Pero más me gustó la de "Todas las estrellas son para ti", por si quieras darle una oportunidad.

Besitos!! :D

Publicar un comentario

ESTE BLOG SE NUTRE DE TUS COMENTARIOS. Atte. CAR

Entradas populares

 
Muero por los libros Copyright © 2013 | Tema Diseñado por: Leyendo ando... | Con la tecnología de: Blogger